Ayuda - Búsqueda - Miembros - Calendario
Versión Completa: The HALF-LIFE 2 Episode 3 Theory
Half-Life2 Spain - Foros > Half-Life 2 > Half-Life 2 y Episodios > Zona Fanfiction
Agux HL_Fan



The HALF-LIFE 2 EPISODE 3 theory…
By Agux_hl_megafan o Agux

Bueno, como muchos fans hemos estado esperando el Episode 3, hemos imaginado muchas teorias acerca de lo que podria llegar a pasar luego del término del EP2. El caso es que llevo una teoria en mi cabeza durante mucho tiempo y he decidido escribirla a modo de relato... como un libro.
El capitulo obviamente empieza luego de la muerte de ELI.
Bueno aqui va, pero antes una ultima aclaracion... para los que no hayan jugado al Episodio 2 pero igualmente quieran leerlo es recomendado que antes lean una sintesis del Ep2, ya que si no no entenderan casi nada...


CAPITULO 1: CONSECUENCIAS IMPREVISTAS

-Papa… no... no me abandones.
De los ojos de Alyx no cesaban de brotar lágrimas, que terminaban por caer sobre el que recién había fallecido…
Gordon, que aun no se había recuperado del shock, se dio cuenta poco después de lo que en realidad había sucedido
-¡Papa! –Gritó Alyx con suma desesperación, y luego sus ojos fueron a parar a los de Gordon, quien miraba con tristeza a su antiguo colega.
DOG estaba quieto delante de él y aunque fuera solo un robot, su expresión parecía de absoluta tristeza…
Los ojos de Gordon raramente comenzaban a ponerse húmedos también. Había visto muchas veces la muerte… pero nunca le había afectado tanto.
Gordon tomó las manos de Alyx, quien, con el rostro empapado en lágrimas, le dio a este un fuerte abrazo para consolarse. Sus sollozos se hacían más y más fuertes. Gordon no sabía qué decirle…
Finalmente, cuando se decidió a decir algo, fue interrumpido bruscamente por un grito proveniente de su derecha:
-¿Pero que han sido esos rui…? ¡Dios mío!-Gritó Isaac- ¡NO! –corrió y pegó un salto hacia donde estaban Gordon y Alyx- Es… esto no puede ser ¡Eli! ¿Cómo? ¿Y por qué justo ahora?
Gordon ya sabía la respuesta… y Alyx lo sabía a un nivel subconsciente.
-Mi querida… -Dijo Isaac tratando de disimular su desesperación, y dio también un abrazo a Alyx- Ven, acompáñame, no te hará ningún bien quedarte aquí – y, levantándola del suelo se la llevo hacia arriba conteniéndola mientras por el rabillo del ojo miraba a Gordon, a lo cual este respondió en un signo de afirmación con su cabeza.
Gordon pasó un rato observando a Eli, una lágrima rozó su rostro y fue a parar al suelo. Pero fue extraño que no se escuchara su impacto. Más cuando Gordon miro hacia abajo y vio la lagrima suspendida en el aire, y a DOG quieto enfrente suyo sin moverse, adivinó lo que sucedía…
Miró hacia afuera, y vio a aquel hombre vestido de azul, él cual no tenía absolutamente nada humano, el cual… le sonreía de una manera cínica y macabra, mientras se acomodaba su corbata. En ese momento todo pareció ponerse en un tono grisáceo, como ya había ocurrido en otras ocasiones. Pero para cuando Gordon se paró, el “hombre”, ya había desaparecido, y el tiempo volvió a su estado latente.
Entonces Gordon miró el cuerpo de Eli y luego dirigió su mirada a DOG, quien pareció entender este gesto, y, con sumo cuidado, levanto el cuerpo y lo cargó en ambos brazos.
Ambos salieron fuera del Hangar. Gordon se seco la mejilla y dio un golpe de rabia a la pared, con una mueca de odio en su semblante. Miro hacia el cielo donde aun se seguían expandiendo las nubes, ya de forma irregular. Toda aquella sensación de alivio y de placer provocada por el cierre del portal se había evaporado, y ahora todo parecía haber sido en vano…
Gordon quedose un rato parado y mirando las nubes. Entonces escucho el ruido de una puerta, por la que hubiera cruzado antes, era Magnusson.
Este se acercaba a Gordon lentamente, mirando el suelo y con un gesto de tristeza en los ojos. Cuando llegó a su lado, se llevo el pulgar y el índice de su mano derecha a su propio tabique. Un gesto que hacía muy a menudo como signo de frustración.
-Gordon… acabamos de… perder a un gran colega. No solo era… un buen científico, era un buen hombre… era uno de los pocos a los que podía considerar… mis amigos…
Otra vez Gordon iba a decir algo pero, esta vez Magnusson, al no darse cuenta, lo interrumpió…
-Bueno, pero aunque su pérdida sea terriblemente dolorosa… no podemos permitirnos el lujo de tirar todo lo que hemos hecho por la borda. Aun hay una guerra que ganar ahí afuera, y ahora estamos en una seria y lamentable desventaja pues la Alianza no solo ha logrado matar a Eli, si no que ha sacado provecho de él, ahora que uno de sus consejeros entró a su mente. Ahora… lo sabrán todo acerca de la resistencia, y de nuestros planes… no tenemos tiempo…-Magnusson se dio la vuelta y observo a DOG quien seguía sosteniendo el cuerpo de Eli- Eso sí, le haremos un entierro como es debido, es lo menos que podemos hacer por él…
Gordon solo hizo un gesto afirmativo, no dijo nada.
-DOG, tú ya sabes a donde llevar a… Eli –y dijo esta última palabra con un tono de tristeza profunda-…informaremos a los demás de lo sucedido y luego nos reuniremos contigo.
-Uooounk -fue la respuesta de DOG, quien se trepo por unas rejas y se alejó con el cuerpo de Eli en el hombro.
-Vamos adentro Gordon, creo que tu eres el único que puede consolar a Alyx, en tu compañía se siente más segura. Debes permanecer con ella y decirle que debe ser fuerte, se ha quedado sola en el mundo…
Ambos entraron a la sala de lanzamiento donde momentos atrás festejaban el lanzamiento del cohete. Ahora todo parecía desierto y sin color…
Siguieron avanzando, y si no hubiera sido por Magnusson, Gordon hubiera terminado en cualquier lugar, pues se sentía mareado y confundido y casi no veía por donde iba. Otra vez Gordon llego a la habitación donde habían visto el video de la Dra. Mossman. Alyx e Isaac estaban sentados en el sillón. Isaac, al advertir la llegada de Gordon, se paró y salió con Magnusson fuera de la habitación. Gordon se sentó junto a Alyx y esta apoyó su cabeza sobre su hombro.
-Gordon… ¿Qué haré ahora? Solo me quedas… tú Gordon. Solo tú sabes el dolor que siento… Nunca olvidaré… nunca olvidaré su rostro… nunca olvidaré lo que ví…-soltó un pequeño sollozo -Me siento sin fuerzas, yo ya no… -Ambos pensaron en lo mismo, y se besaron profundamente. Las mejillas de Alyx estaban cubierta de lagrimas. Gordon se saco con dificultad uno de sus guantes y trato de secarle el rostro lo mejor que pudo. Alyx había dejado de llorar, ahora lo tenía a él, ya no estaba sola, y aquel beso, y aquellos sentimientos mutuos la habían llenado de fuerzas otra vez, como si Gordon le hubiera transmitido parte de su energía vital.

Salieron al bosque, todos estaban allí esperando, incluso habían venido varios Vortigaunts, los cuales formaban un círculo alrededor del cuerpo de Eli. Al notificar la llegada de Alyx se volvieron hacia ella…
-Apenados estamos, la Alyx Vance, pero él Eli Vance, ya no puede ser salvado. Los consejeros… son despiadadas criaturas… abusan de su poder y sentimientos no poseen. Sin embargo… mis compañeros y yo pensamos que algo puede ser… salvado...
-¿Cómo… dices Vort? –Balbuceó Alyx.
-Creemos que el consejero en su poder contiene… la conciencia entera de él Eli Vance. Si mas hermanos nos reunimos, y unimos nuestros poderes entrando en la vortescencia… creemos que seremos al menos capaces de restaurar su conciencia...
-¿Hablas de… algo parecido a lo que me hicieron a… mi? –Se dio vuelta y señalo su espalda-
-Es algo mucho más complicado, de muchos más Vortigaunts requerimos, y… tambien es requerido el consejero que posee la conciencia.
-Disculpen que interrumpa mis queridos Vortis, pero… ¿Pueden explicarme cómo haremos exactamente para traer a un consejero que se encuentra en plenas condiciones hacia nosotros? Estos seres poseen habilidades telequinéticas muy superiores, no crean que los podremos traer atándoles una correa al cuello…-Dijo Magnusson enfadado-
-Interesante es tu cuestión, el Magnusson, la respuesta es, que los poderes Vortales van mas allá de los limites, mientras más hermanos vortales hayan en presencia.
-¿Pero… para eso no necesitarían el extracto de… las hormigas león?
-Ustedes… la Alyx Vance y él Gordon Freeman… nos han visto capaces de realizar una intervención importante, entrando en la vortescencia sin el extracto, cuando mas hermanos estabamos unidos, y la vida salvamos a ambos.
-La… explosión de la ciudadela… ahora lo recuerdo
-Con mucho gusto uno de nosotros cederá su cuerpo físico, para transferir la conciencia de él Eli Vance. Esto... tiempo nos llevara, pero con nuestros poderes vortales seremos capaces de localizar al consejero, y su conciencia... será extraída… Sin embargo, presiento que ustedes... deben cumplir otra misión…
-El borealis… el último deseo de mi padre fue… que lo destruyéramos…
-No…-Isaac fue interrumpido por un codazo de Magnusson en su estomago, quien le hizo un gesto negativo con la cabeza.
-Si esa era la última voluntad de él Eli Vance, deberían cumplirla, nosotros nuestra misión ya tenemos definida. Ayuda para encontrar mas Vortigaunts necesitamos.
-Nosotros prestaremos cualquier ayuda que necesiten hermanos Vortigaunts- dijo uno de los rebeldes con mucho entusiasmo- Si algo podemos hacer para salvar a Eli, ¡Los ayudaremos hasta la muerte! –Todos los rebeldes levantaron sus armas y gritaron en señal de aprobación
-Disculpen mi interrupción. Yo, al lado del señor Magnusson me quedaré, podrán usarme como repetidor de mensajes, para mantenernos en contacto- Dijo Uriah
-Bien Uriah, es una excelente idea- Dijo Magnusson- Alyx, creo que… deberías descansar antes de partir con Gordon hacia el Norte, han vivido unos días muy acelerados… debes recuperarte de lo sucedido...
-No… estoy bien… superaré esto… mi padre no ha muerto en vano…
-Sus obras a la humanidad han ayudado considerablemente- Dijo otro Vortigaunt, interrumpiendo a Alyx
-…Gordon y yo nos quedaremos a ver su entierro… yo… quiero decir unas palabras.
La fosa ya había sido excavada por DOG, Alyx se acercó y murmuro unas palabras, luego se agachó y beso a su padre en una mejilla.
-…adiós, o hasta pronto- Fue lo único que se pudo escuchar de su murmullo.
DOG llevo el cuerpo a la fosa, y comenzó a enterrarlo. Y extraño acto fue que, antes de cubrirle la cara, acerco su cabeza metálica y la apoyo sobre la frente de Eli, cerrando su ojo…
Una vez terminado el entierro, cada uno paso por la tumba y dijo unas palabras, entonces tomó la voz otra vez uno de los Vortigaunts.
-Hermanos… estamos aqui todos reunidos, y desde ahora… caminos diferentes tomaremos. Para cada uno comienza una nueva travesía. Esperemos que si otra vez nos vemos, libres todos ya seamos y que logremos reconstruir un mundo nuevo donde vortigaunts y humanos puedan convivir -y al término de la frase dijo unas palabras en lenguaje vortal, a las cuales los demás vortigaunts asintieron con las cabezas
-¡En marcha! –Dijo uno de los rebeldes. Y con este acto los vortigaunts y los rebeldes comenzaron a alejarse caminando, mientras los vortigaunts hacían señales vortales para atraer a otros.
-Bueno Gordon, creo que al fin ha llegado la hora de partir, no hay tiempo que perder, además, no hay que olvidar la transmisión de… Judith… ella aun podría estar viva…
Entonces volvieron a la base donde les esperaba Magnusson.
-Muy bien, escuchen lo siguiente, el helicóptero que está en el hangar cuenta con un transmisor de larga distancia, el cual tiene señal visual y auditiva, y aunque puede ser que a mitad de camino se pierda la señal visual servirá para mantenernos en contacto. El helicóptero también cuenta con una pequeña torreta que les permitirá deshacerse de cualquier problema que puedan encontrar en el camino. Bueno… Alyx, Gordon, ha sido un honor conocerlos. Y si alguna vez dude de ti y de tus habilidades Gordon… bueno… será porque no te conocía bien. Les deseo la mejor de la suerte que puedan tener. Yo volveré a mi lugar de trabajo, tengo algunos temas que solucionar. Isaac les espera en el hangar, ya nos volveremos a ver, adiós.-Magnusson se despidió dándole la mano a ambos, y se adentró otra vez en las instalaciones…
-Bueno Gordon… vamos… -Se tomaron de la mano y caminaron juntos…

Una vez en el Hangar, bajaron donde se encontraban Isaac y DOG. Isaac caminó hacia el portón y lo abrió pulsando una palanca, mientras DOG arrastraba al helicóptero hacia afuera.
-Gordon…-Le dijo ya afuera- en el pasado fuiste un gran aprendiz y te has convertido en todo un hombre, has superado mis expectativas, espero… volver a verte, y cuando todo haya terminado podremos volver… a aquellos viejos tiempos… Alyx, querida, tu padre fue un hombre valiente y muy sabio, nadie se olvidará de él, su legado quedara en la Tierra por siempre.
-Espero que hayan posibilidades de salvarlo…
-Claro que sí Alyx, siempre ten fe, mucha suerte a ambos –Los abrazó a ambos y dio unos pasos hacia atrás.
DOG, que había estado esperando se acercó a Alyx y la abrazó también levantándola medio metro del suelo, y una vez que la bajó, miro a Gordon e inclinó la cabeza en señal de respeto, a lo cual este le sonrio e imitó.
-Buen chico, te quiero DOG, nos volveremos a ver- Con lo cual DOG se alejó del helicóptero también.
Alyx subió primera, Gordon la siguió y cerró la puerta corrediza.
-Este será un viaje largo Gordon- Entonces pulsó unos botones y las hélices comenzaron a girar
Desde abajo Isaac saludaba con la mano al igual que DOG… la travesía de Alyx y Gordon había comenzado…

Bueno señores, aqui termina el Capitulo 1. Y ya le he puesto nombre al segundo, llamado: "Hacia el fin del mundo"
Espero que el primer capitulo les haya gustado, y si hay algun error o critica que quisieran señalarme, con gusto la leere y consideraré.
Un saludo... wink.gif

- EDITO -

No se porque no me ha tomado las sangrias, pero hay una despues de cada punto y aparte...

[IMPORTANTE]
Posee contenido de los siguientes juegos, por lo tanto grandes SPOILERS si no los has jugado:

.Half-Life*
.Half-Life 2*
.Half-Life 2 EP 1*
.Half-Life 2 EP 2*
.Half-Life: Opposing Force
.Half-Life: Decay
.Portal
.Portal 2

Lo único obligatorio para entender el relato es la saga del HL2 (*), de los demás hago retcons, adiciones y comentarios que no afectan el entendimiento de éste, pero que aportan algunas teorías interesantes para quienes los jugaron, ya que rellenan algunos huecos
Arkanos
Pues de momento así por encima creo que he visto un sínica por ahí. Supongo que querrías decir cínica.

CITA
"...sonreía de una manera sínica y macabra..."


Todo lo demás creo que está correcto.

Salu2 bye.gif
complejolamda
muy bueno espero que lo termines rolleyes.gif
el viciao del hl
vaya por dios. ahora que ya me estaba dedicando a esto, aunque yo tenía en mente hacer una historia desde el principio del desastre de Black Mesa. Bueno no importa. de todas formas muy bueno. sigue así. a ver si lo sigo haciendo yo también.

sema acaba de ocurrir una idea muy gili..... Igual me pongo a hacer lo que podría ser el guión de la pelicula jejeje laugh.gif laugh.gif laugh.gif laugh.gif
alturronnn
he leido la mitad porque no tengo tiempo de leerlo entero,pero esta bastante bien,de momento cambiaria los dialogos de los vortigaunts,parece que este hablando Yoda en vez de ellos
Agux HL_Fan
Bueno, he editado lo que me corrigio alturronnn, les he quitado un poco a los dialogos ese toque "YODA", aunque los vortigaunts hablan un poco de esa manera siempre xD
CrazyBreen
Hola agux_hl_megafan y a todos los demas.

Tu historia es muy buena, pero para mi no es del HL Style .. sino mas como para una pelicula jejeje, no te lo tomes a la negativa, me gusto mucho, pero como que le falta accion para lo que es el HL.

Jejeje, todabia no me imagino a Eli como un vort XD, y tienes razon, los vorts hablan como Yoda.

PD: me encanto eso del beso entre Gordon y Alyx heart.gif .. creo que algunos esperaban ese acontecimiento (aparte va con el titulo, "Consecuencias Imprevistas" laugh.gif )
Agux HL_Fan
Jaja, es obvio que no es estilo HL, porque el HL es un juego, y esto es un relato xD. Ademas que mas accion querias despues de que Gordon se acabara un ejercito de Zancudos y Hunters, osea, mas enemigos en la zona no quedaban ademas de esos consejeros que ya se habian ido... y esta bien que haya un momento tranquilo despues de todo lo que Alyx y Gordon pasaron. Ahora se viene el segundo cap que va a retomar la accion wink.gif
Un saludo y me alegra q te haya gustado
The-Chosen-One
Ahora es solo cosa que lean esto los de Valve,y lo usen de libreto para el ep3 XD
CrazyBreen
jajaja, thanks agus .. y claro The-Chosen-One, ahora viene Gabe Newell y lo contrata para Ep.3, HL3 y la proxima pelicula junto con Spielberg XDXD laugh.gif

Pero volviendo al tema, tienes razon agus .. pero es que yo lo mire del punto de vista de un juego jejeje .. sino recuerda el HL1 cuando empesabamos y teniamos 20 minutos de bla bla bla y mirar todo Black Mesa desde el tren (es bueno para dormirse un rato jejeje) uis.gif

PD: a los fans de HL1, pliss no se enojen happy.gif
The-Chosen-One
No,nadie se enojo,solo te queremos asesinar por dañar asi la linda imagen que tenemos del hl
Agux HL_Fan
CITA
pero es que yo lo mire del punto de vista de un juego jejeje


jaj, si lo hubiera puesto a modo de juego hubiera quedado algo asi:
Gordon se dirigio a la puerta del hangar con 64 hp ya que el golpe que le dio el consejero se los habia bajado, entonces cuando subio por las escaleras le aparecio magicamente la barreta en la mano y el efecto bloom de afuera le calsino los ojos, luego el npc de dog se trabo contra la puerta por un extraño bug que no dejo continuar la animacion, por lo que puse F9 y cargue el capitulo desde el anterior Auto save...
¡¡¡WTF!!! xD
CrazyBreen
jajajaja XD .. pobre Gordon, paso de una buena novela al Half-Life 2: Episode Bug XD
Agux HL_Fan
Jajaja se xD, ya estoy por terminar el segundo cap, cuando lo termine y lo repase lo posteo wink.gif
Fredd
El comienzo… cuantas imágenes vienen a mi mente.
Instaladito el nuevo episodio, con una emoción y adrenalina tremenda, hago doble clic en el icono del escritorio. Se abre! que nervios.
La clásica imagen de Valve con una persona y una canilla en alguna parte de su cuerpo. Esperamos un ratito, las ansias nos matan. Al fin vemos vida, el comienzo… un video, aparecen los últimos incidentes vistos en el episodio dos, y vemos que paso al final...

Alyx muy triste, nos abraza, tan bonita ella y que desdicha la nuestra de no poder haber hecho nada. No hablamos, solo la abrazamos.

De pronto una alarma, anunciando una invasión zombi, (al parecer todos los zombis rastrearon el olor de Freeman tras el trayecto y ahora van hacia ellos) apresuradamente arrancamos a Alyx del cuerpo de su padre y subimos mientras D.O.G nos cubre. Cuando logramos estabilizarnos vemos a D.O.G corriendo con el cuerpo de Eli hacia la base. Y así emprendemos vuelo en busca de ese maldito barco que tantos problemas a causado. Hasta que, puumhh! Un absorbe cabezas se mete en el motor y lo hace explotar, piloteamos todo lo que podemos hasta que llega la hora de saltar en paracaídas. Caemos en medio de un desierto de hielo, a lo lejos se pueden divisar unas montañas y al parecer una antena de comunicaciones (esta traerá buenas noticias, hará saltar de alegría a alguien que conocemos!)

Extracto de: half-lifecomingsoon.blogspot-/2010/05/el-comienzo-del-tercer-episodio.html

Esta muy buena tu teoria, es muy grafica, me hicistes emocionar, de verdad escribes muy bien.
Haber que tal esta teoria? capas que va mas con el juego
Agux HL_Fan
Antes que nada bienvenido a hl2spain.
2º gracias por el consejo. Igualmente, ya terminé el capítulo 2 con mis propias teorias y cuando termine de arreglarlo lo posteo,
3º Esa teoría me parece bastante repetitiva. Osea, siempre lo mismo. Salimos de una gran conmocion y ya entramos a otra sin siquiera recuperarnos, me gustaria que valve hiciera algunas cinematicas In-game un poquito mas largas y no tan aburridas. Y lo de la invasion zombi no me convence...
Gracias igualmente por formularme esta otra teoría, pero prefiero aferrarme a la que tengo en mi cabeza.
Un saludo wink.gif
Agux HL_Fan
Bueno gente, aca les dejo el capitulo 2, disculpen por la tardanza, no tuve mucho tiempo ultimamente para corregir y postear todo...

CAPITULO 2: HACIA EL FIN DEL MUNDO

Ya habían pasado varias horas desde que Alyx y Gordon habían dejado el extenso territorio en el cual se encontraba White-Forest. Volaban bastante alto para no llamar la atención a ninguna tropa o unidad de la Alianza que estuviera merodeando por allí.
Alyx tenía un amplio conocimiento en el vuelo, ya que en su educación había recibido muchas lecciones de manejo de distintos vehículos. Ella manejaba el volante mientras que Gordon miraba cautelosamente al exterior y manejaba los controles de la torreta.
Para abajo, se veía un panorama de color verde que iba pasando lentamente: efecto óptico, ya que el helicóptero iría a unos doscientos cincuenta kilómetros por hora, pero tal era la altura hasta el suelo que su movimiento parecía a paso de tortuga
-Alyx, dime ahora cuanto combustible les queda de reserva-Dijo Magnusson por medio del intercomunicador.
-Yo diría que tenemos… tres cuartos… Dr. Magnusson.
-Alyx, por favor no me llames mas Dr. Magnusson, simplemente dime Arne, creo que ya nos conocemos bastante como para las formalidades.
-Como digas… Arne -Dijo Alyx en un tono gracioso.
-Muy bien, ahora le diré a Isaac que calcule cuanto combustible se requerirá para que lleguen a destino…
Gordon comenzaba a sentir una extraña sensación. Se sentía observado, otra vez, pero… quien le podría estar observando allí si estaban casi a una altura de dos kilómetros sobre el suelo. Sin embargo, la sensación permanecía. Como si alguien le estuviera viendo desde fuera del helicóptero, invisible entre las grises e irregulares nubes y el anaranjado cielo del atardecer. Pero sus pensamientos se interrumpieron cuando sonó la voz de Isaac en el parlante:
-¡O no! -Dijo en tono de preocupación- Alyx, Gordon… he hecho los cálculos… El combustible del helicóptero… no les será suficiente para llegar al polo Norte…
-¿Cómo? –Dijo -Alyx abriendo la boca y los ojos desmesuradamente-¿Acaso el tanque no está totalmente lleno? Yo recuerdo que…
-Pero el tanque tendría que estar al cien por ciento, deben haber estado perdiendo combustible. Considerando el tiempo que han estado en el aire y que en este momento tienen tres cuartos, se les acabará mucho antes de llegar, ni siquiera lograrán llegar al océano Ártico. Esto es una desgracia… pero no pueden hacer nada al respecto… y aunque descendieran en algún lugar, las probabilidades de encontrar algún otro transporte o la mezcla de combustible que requiere este helicóptero son casi nulas.
-¡No puede ser! lo único que…
El helicóptero dio un bandazo…
-¡Oh dios!-Gritó Alyx
-¿Alyx? ¿Que fue eso?-Gritó Magnusson desde atrás ¿Ya se les acabó el combustible? Imposible.
-No lo sé, el helicóptero se está… -otro movimiento brusco- …descontrolando, todos los instrumentos se han vuelto locos.
-¿Alyx? ¿Alyx, me recibes? ¡Alyx…!- y con un sonido de estática repentino, el monitor y el parlante dejaron de transmitir. El helicóptero continuó moviéndose bruscamente hacia todos lados, comenzó a girar y a caer a una velocidad increíble, la expresión de Alyx era de sumo espanto, mientras que Gordon mantenía una seriedad bien enmarcada.
De pronto, todo se detuvo, excepto la gravedad, que se seguía sintiendo y presionaba de una forma extraña, la luz se había ido desde hacían unos segundos, todo estaba oscuro…
-Gordon…-Dijo Alyx jadeando, y entonces todo se iluminó con un color celeste. Hacia fuera podía verse una especie de vórtice que envolvía todo el helicóptero y se movía hacia todas partes, comprimiéndose y descomprimiéndose repetidas veces mientras sonaba un sonido ensordecedor. A Gordon le pareció escuchar algo, un rumor, unas palabras a lo lejos, débiles por el sonido del vórtice, pero no llegó a entender lo que decían…
Todo comenzó a temblar de nuevo y de pronto el vórtice que se veía en el exterior se desintegró por completo dejando ver un panorama muy distinto al que hacia momentos se divisaba.
El helicóptero choco brutalmente contra el suelo, Alyx y Gordon perdieron la conciencia…

Gordon se despertó en un total estupor. Todo a su alrededor se veía borroso y doble, el lugar parecía tambalearse de un lado a otro, y solo escuchaba un pitido lejano provocado por el sonido del impacto.
Entonces, luego de que su cabeza dejara de dar vueltas, se dio cuenta de que no traía puestos sus lentes, y que estos estaban tirados justo debajo de él. Cuando se los puso, todo cobró una claridad notable.
El helicóptero estaba muy dañado y se había aplastado sobre sí mismo, pero no lo suficiente como para aplastarlos a él o a Alyx, quien yacía inconsciente a su lado.
Gordon la volteó boca arriba y apoyo su propia oreja sobre su boca. Aun respiraba, y parecía no presentar ninguna herida grave, con lo que Gordon consideró dejarla un momento allí mientras salía a comprobar la situación.
Lo que no había notado con toda esa conmoción era que, por el vidrio delantero del helicóptero, entraba lo que se asemejaba a algodón blanco… Si, era nieve. De una forma inexplicable habían llegado al Polo Norte, o eso era lo que parecía.
Gordon salió al exterior rompiendo el poco vidrio sano que quedaba de la ventana. Al hacer esto, se sintió como entraba el viento hacia el interior.
Estaban en una hondonada no muy profunda, provocada por el mismo helicóptero. Nevaba muy fuerte y hacía mucho frío, sin embargo, el H.E.V. lo recibía y disminuía considerablemente. Gordon caminó unos pasos en ascenso y, tirándose cuerpo a tierra, comenzó a arrastrarse fuera del pozo. A lo lejos podían verse algunas elevaciones no muy altas, y, como era sabido, había señales de que la Alianza ocupaba parte de aquel lugar. Dispersados a lo lejos había varios martillos neumáticos estacionarios. Parecía no funcionar ninguno de los casi doce que se llegaban a ver.
¿Hormigas león? ¿En el Polo Norte? No era probable ya que luego de la pasada década desde de la guerra de las 7 horas estas se hubieran extinguido de la zona. Y además, no era lógico ubicar los martillos sobre el hielo, ya que esto provocaría grietas y, tarde o temprano, también provocaría que la máquina cayera en una de estas. Sin embargo, allí estaban, y no parecían haber grietas…
Además de estos martillos, se distinguían algunos puestos movibles con el aspecto de las construcciones típicas de la Alianza, y más allá, apenas visible, se llegaba a ver una especie de instalación del mismo color que la nieve, pero viéndola durante mas de unos segundos ocasionaba que desapareciese, además, nevaba muy fuerte.
-Pa… pá -fue lo que Gordon escuchó proveniente del helicóptero. Era Alyx que había despertado.
Gordon bajo la hondonada atropelladamente casi perdiendo totalmente el equilibrio.
-¡G… Gordon! ¡Cof… cof!-Ha… hace mucho frío… ¿Dónde es… estamos…s?
Entonces, sin perder tiempo Gordon se dirigió agachado y con sumo esfuerzo hacia la parte trasera de lo que quedaba del helicóptero, buscó y encontró un par de abrigos que si bien no eran para la ocasión, servirían, y se los llevo a Alyx, quien se puso ambos.
-Gra… cias Gordon…
Una sirena comenzó a oírse a lo lejos. No era como ninguna sirena que hubieran oído en Ciudad 17, pero el sonido ponía los pelos de punta. Era obvio que se habían alertado su presencia y que tenían que salir de allí de inmediato.
-¡Vamos! Dijo Alyx mientras salía del helicóptero
Gordon la siguió por atrás y ambos subieron por la hondonada. Desde lejos se aproximaba algo en el cielo, parecían una especie de seres voladores.
-¡Oh por dios! ¡Vamos Gordon! -y ambos salieron corriendo hacia la dirección contraria en la que venían aquellos seres.
Pronto aparecieron mas, ahora se llegaba a ver su color, una especie de amarillo-verdoso, eran alrededor de catorce en el aire y se aproximaban muy rápido. El ruido que hacían era un quejido agudo que se acentuaba cada vez mas.
Entonces se sintió el ruido de una bomba. A su lado explotó un pedazo del suelo, y la onda expansiva los hizo trastabillarse, pero Gordon sostuvo a Alyx y ambos siguieron corriendo Una lluvia de descargas comenzó a perseguirlos. Estos rayos azules que lanzaban los seres impactaban y generaban una pequeña pero mortífera explosión. Gordon y Alyx corrían dificultosamente en zigzag para evitarlos.
Gordon se dio vuelta y comenzó a correr de espaldas mientras sacaba y disparaba su SMG, pero apuntarles a estas criaturas era algo imposible, eran demasiado rápidas, y cada una daba una pasada y luego se alejaba para volver, lo cual hacia mas difícil dispararles y saber con certeza a cual se le había disparado anteriormente.
Una de las descargas enemigas impactó a los pies de Gordon. La explosión lo aturdió y lo mando a volar unos metros hacia atrás, por suerte, el H.E.V. amortiguo ambas cosas. Una vez en el suelo, Gordon se quedo observando a Alyx que se había detenido y no sabía qué hacer. Gordon ya había pensado lo peor…
-¡¡Corre!! -Le gritó Gordon con todas sus fuerzas. Y Alyx se sorprendió un momento ya que era la primera vez que le oía decir algo, pero se dio vuelta sin perder tiempo y siguió corriendo hacia una elevación que se encontraba al frente.
Entonces Gordon se levantó y comenzó a disparar hacia todos lados mientras corría y esquivaba todas las descargas de energía enemigas, las cuales no parecían ser muy precisas. Una de las granadas de su SMG le dio a una de las criaturas, el impacto fue devastador. Esta cayó muerta al instante lanzando un último quejido de agonía.
Hizo lo mismo con las otras dos granadas que poseía su SMG. Una falló y la otra solo hirió a una de las criaturas. Las balas de la SMG finalmente se le acabaron y comenzó a disparar con su pistola.
Un hombre común y corriente ya hubiera sido aniquilado por uno de los rayos de las criaturas, pero Gordon los evadía con mucha facilidad, tomando también en cuenta que lo hacía sobre la nieve.
Unos cuantos balazos de su pistola alcanzaron a una de las criaturas en su parte trasera, de donde salían una especie de tentáculos y un órgano extraño de un color azul fluorescente. El efecto fue mortal, la criatura no murió al instante, pero perdió el control de sí misma y comenzó a dar rodeos hasta que se estrelló en la nieve.
Hizo lo mismo repetidas veces apuntando a la parte trasera de las criaturas, y así mató a siete más. Las demás abandonaron la batalla y se enfilaron hacia el lugar por donde habían venido. Sin embargo, Gordon siguió disparando mientras se alejaban, y logró derribar a una más antes de que desaparecieran a lo lejos…
Una vez había quedado solo, se arrodilló y dio un fuerte suspiro de alivio. Entonces, vio que una de las criaturas seguía moviéndose violentamente y chillaba, tratando de escapar. Gordon se paró de nuevo y se acercó lentamente hacia la criatura, empuñó su palanca, y con un movimiento brutal ¡Sas! Ultimó al ser moribundo de un solo golpe. Luego agito la palanca hacia un costado salpicando la blanca nieve de una especie de líquido purpura. La limpió en la misma nieve, y se vio reflejado en su arma con un gesto de satisfacción.
Y de pronto recordó que Alyx aun estaba detrás del montículo de nieve, con lo que corrió a verla ahora esquivando todos los pozos producidos por las explosiones. Pero su sorpresa al llegar al montículo fue que ella ya no estaba allí, y no se veía ni por detrás, ni a la izquierda, ni por ninguna parte. Entonces se dio media vuelta y buscando algún indicio distinguió un objeto al cual no había dado importancia mientras estaba combatiendo. Estaba semienterrado y brillaba… era la pistola de Alyx… las criaturas se la habían llevado…

Y aquí termina el CAP. 2 que junto con el CAP. 1 formaba una especie de introduccion. Desde ahora los capitulos van a ser mucho mas largos y con mas accion. Espero que les haya gustado, el tercer Cap ya lo comencé y se va a llamar "Tres bandos"
Un saludo happy.gif
asalta cabezas
q buena historia rolleyes.gif .

Ahora falta saber para que servian los martillos
AlbertFreeman
Muy interesante todo.
James
Bastante bueno he de admitir, pero lo que si darle al "enter" más seguido no va a matar a nadie, ni a ti, ni a nuestros ojos mientras leemos wink.gif
Agux HL_Fan
CITA
Bastante bueno he de admitir, pero lo que si darle al "enter" más seguido no va a matar a nadie, ni a ti, ni a nuestros ojos mientras leemos wink.gif


En eso tienes razon, voy a tratar de dejar mas espacios (aunque x ejemplo sangrias hay pero no me las toma dry.gif ).
Ya estoy terminando el 3ºer capitulo en el que se explican muchas cosas (entre ellas para que son los martillos happy.gif ) y en el que se introducen nuevos personajes.

Tenganme paciencia que pronto lo posteo wink.gif

Un saludo
Agux HL_Fan
CAPITULO 3: TRES BANDOS

Sólo…
La soledad no aterraba a Gordon, ni mucho menos. Pero en aquel momento la sentía más que nunca y le era muy disturbadora.
Sólo había quedado. Sólo, en un continente tan lejano y apartado del mundo. Recién ahora comenzaba a sentirse desorientado.
Había quedado arrodillado y mirando el arma de Alyx. Pronto sacudió su cabeza y volvió en sí. No podía echarse atrás… no ahora… era impensable. Se levanto con dificultad con su vista clavada en el suelo y de a poco la fue levantando. Tenía el ceño fruncido, estaba enojado y frustrado. Guardó el arma de Alyx y comenzó a caminar hacia la dirección a donde se habían escapado aquellas malditas criaturas. Paso entre las que yacían estáticas en el suelo. Echó una última mirada al helicóptero- ¡Maldición! ¿Cómo demonios habían llegado hasta allí? ¿Cómo se produjo aquel vórtice celeste?-Se preguntó Gordon. Pero ya intuía de antemano que su querido amigo de traje azul tenía algo que ver con ello.

Siguió su recorrido. Caminar en la nieve era muy dificultoso, sus pies se hundían y luego tenía que hacer el esfuerzo extra de sacarlos.
Descendió y ascendió por algunas depresiones y elevaciones y continuó hasta toparse frente al primer martillo neumático. No parecía estar funcionando… pero… ¡Lo estaba!
Lo rodeó y observó una luz verde que indicaba que estaba encendido. Una varilla de metal que estaba dentro de un compartimento transparente subía no muy alto, para luego descender a una velocidad apenas mayor a la de ascenso. Y al bajar esta, se escuchaba una especie de zumbido que a más de un metro de distancia era imposible de percibir.
Gordon se quedó pensativo un momento. ¿Sería aquello acaso un nuevo tipo de martillo neumático que no producía vibraciones, sino ultrasonidos? ¿Y si era así… para que criaturas…?

Entonces decidió que no debía perder más tiempo y continuó su camino.
La tormenta eterna del Polo comenzaba a ponerse peor, además, Gordon ya no veía casi nada más allá de los cuatro metros, y comenzaba a agotarse. La fuerte nevada lo azotaba bruscamente, pero él continuaba con una gran firmeza, pese a su cansancio.
Entonces comenzó a oscurecer, por lo que encendió su linterna. Sin embargo, esto no le servía de mucho ya que solo veía el descenso continuo de nieve en todas direcciones.
Escucho un grito:
-¡Ey!
Luego se escucharon disparos. Y se vieron ráfagas por doquier, pero no parecía que le estuvieran disparando a él. Entonces una granada exploto a su lado .Escucho un fuerte estrepito que lo ensordeció, y cayó al suelo. Con lo que se dejo sucumbir por el cansancio y se desmayó…

Despertó… y se sintió en el paraíso. Estaba en una… ¡Cama de verdad! Que además era muy cómoda. Lo primero que le vino a la mente fue que estaba muerto. Al descubrir que no lo estaba, tuvo un sobresalto.
Sí, lo que le tocaba su muñeca eran sus propios dedos… Se destapó de las frazadas y sabanas de un tirón y descubrió lo que pasaba. ¡Le habían quitado el traje!
La ropa que llevaba no era más que una remera azul y un pantalón de Jinn. Se sentía desnudo…
Sus anteojos estaban a su izquierda, arriba de una mesa de luz que iluminaba tenuemente la habitación con su respectiva lámpara. Una vez se los puso recién notó que había alguien mirándolo desde la puerta. Era un hombre de piel como el carbón, parecía africano y no tenía pelo. Llevaba puesta una chaqueta de color Beige sin mangas y sin nada debajo, y un pantalón hasta los tobillos, como si en un país tropical se encontrase.
-Hola… messía- Dijo en un tono sarcástico- Tu ere aquel… Gordon Freeman ¿Cierto? ¿El hombre libre? ¿El salvador?-Y soltó una risa forzada
Gordon no había cambiado la seriedad de su cara en ningún momento, y le seguía observando…
-He escuchado también que ere mudo. Mi nombre e José ¿Tu no tiene idea de donde está verdá? Bienvenido a la base Aurora. No tengo ni idea de cómo llegaste hasta acá, pero van a estar todo muy contento cuando se enteren.
Por lo que había escuchado Gordon, el acento de aquel hombre parecía brasilero, igual que su nombre.
-¿Tiene hambre? Ossie prepara un excelente estofado. Hemo robado comida de las guarnicione de los Alianzo, así les digo yo. Ven, a Ossie le encantará conocerte.
Gordon tenía hambre enserio, no había comido desde hacía algunos días y ahora que lo había recordado comenzaba a sentir vacío su estómago. Salió de la cama y se puso un par de pantuflas que estaban a su lado. Entonces salió de la habitación y siguió a José que ya había salido.
-Sígueme, Gordon, no te gustará perderte aquí. Otra cosa, mi amigos me dicen Joz, si quieres -y vio que Gordon lo miraba con suma seriedad-… olvídalo.

Lo llevó por algunos pasillos hasta que llegaron a una cocina.
-Eh Ossie, aquí un hombre hambriento que merece probar tu estofado
Gordon casi rió de emoción al ver que Ossie era un Vort. Pero en cuanto recordó que Alyx podía estar muerta, su sonrisa se borró.
-Bienvenido… el Gordon Freeman, el gran libertador. Mucho ansiaba conocerte, bienvenido a Aurora, nuestra gran base rebelde, o, lo que de ella queda. Joz se dio vuelta y caminando hacia una pared lentamente explicó:
-Hace un par de día, un batallón de los Alianzo penetró nuestra defensa. Un grupo de Raptores, soldado y Sintético arrasaron la superficie, y se llevaron a Charles, a Alex y a Judith…
-Gordon interrumpió con un suspiro a Joz, quien continuó hablando
-Ah sí, Judith te conocía, desde que llegó no paro de hablar de ti y de todo el lío que armaste en la diecisiete. Ella llegó aquí hace tres día, dijo que tenía una importante misión relacionada con un barco llamado el Boreali. Todos conocemo la leyenda, lo rumores se esparcen rápido… Sin embargo, aun no hemo podido localizarlo. La base subterránea de los Alianzo é demasiado grande y abarca kilómetro de cueva.
Lo único que sé é que de todo a los que hemo mandado no ha vuelto ni uno. Mejor dicho, ni uno cuerdo.
Desde hace vario años, desde que nos instalamo aquí, éramo alrededor de tresciento, ahora solo somo setenta y algo. De los grupo que enviamo hacia la zona del barco, que en total eran… casi cien de lo nuestros, volvieron diecisei, y… todos loco. Tuvimo que matar a cinco porque no había remedio, y a los demá los encerramo en celda, pero al día se suicidaron todos.
Gordon miraba pensativamente a Joz y le asentía con la cabeza. Luego de que Joz terminó, tomo la palabra Ossie:-
- El Gordon Freeman, debes ayudarnos a encontrar el barco, y liderarnos hacia la victoria. Tú, más que nadie, conoces las debilidades de la Alianza. Contigo, ya no estamos tan solos…
Otra vez Gordon pensó en la soledad… pero su estomago lo interrumpió haciendo un ruido de vacío, con lo que Joz dijo:
-Bueno, a no esperar mas, Ossie, sírvele la comida a nuestro invitado, luego de comer te presentaré al grupo…

Gordon comió pero no quedó satisfecho. No era que la comida fuese mala, si no que sentía un vacío mayor y no podía llenarlo, y cada segundo que pasaba el vacío se hacía más y más grande.
-Muy bien Gordon- Dijo Ossie- te esperan… en la sala de pruebas- por un momento creyó oir esas palabras, y su corazón dio un vuelco. Pero el Vortigaunt en realidad había dicho: te esperan arriba… no es difícil llegar. Al fondo del pasillo debes ir, sube por la escalera y verás la sala principal… ya nos veremos, espero que mi improvisada comida… te haya gustado.
Y con esto Gordon hizo un gesto afirmativo haciendo un esfuerzo por sonreír. Luego salió de la cocina y se dirigió hacia la escalera.

Los pasillos estaban iluminados en parte, algunos metros estaban en total oscuridad por la falta de una lámpara intacta. La edificación era muy parecida a la del video que había visto con Alyx en la ciudadela, en la que Judith aparecía.
¿Dónde estaría Judith ahora? Si la habían capturado, seguramente habría escapado, pues en el video se mostraba que había filmado al borealis. Pero muchas cosas podrían haber ocurrido desde aquel momento.
Como le dolería a Judith oir que Eli estaba muerto… sin embargo, en algún momento iba a tener que saberlo…
Subió las escaleras dos pisos. En la pared relativa a las escaleras había boquetes de forma circular que extrañaron a Gordon. Del otro lado solo se veía blanca nieve y hielo. ¿Qué podría haber entrado por ahí?

Al llegar al otro piso recién vio una puerta abierta e iluminada. Entró al pasillo y, como le había dicho Ossie, había una sala principal en el centro, de donde se escuchaba gente hablando.
Al entrar a la habitación, todos se silenciaron… eran alrededor de diez, todos observaron a Gordon por un momento, y luego, de entre ellos salió Joz y rompió el silencio:
-Este, mis querido amigo, é el messía, Gordon… Freeman- Y ahora mirando a Gordon- No somo todos. La mayoría están haciendo guardia, alguno duermen y otro fueron a buscar agua y comida… déjame que te presente al grupo
Y Gordon fue saludando a cada uno estrechándole su mano, los nombres trató de memorizarlos: Lucía (la esposa de Joz), Anna, Jessica, Tím, Buba (Según escuchó, un gran amigo de Joz), Lucas, Elliot, Walter, Antonio y… (Gordon no podía creerlo) Sam… una niña, de apenas cuatro años y medio, hija de Lucía y de Joz. Esta al principio no se dejó ver, pero al final corrió hacia Gordon y lo agarró de las piernas con fuerza. Y le dijo:
-¡Godon!
Con lo que este se agacho y le sonrío. Ella se rió y volvió corriendo al lado de Lucía.
-Bueno Gordon, espero que haya comido bien -prosiguió Joz- seguro te preguntará donde está tu… traje. Te lo quitamo para que estuviera má cómodo. Sígueme, está en la habitación del piso inferior.
Ambos salieron de la habitación, todos lo saludaron a Gordon con la mano, este les replicó igual.
Cuando bajaron las escaleras Gordon se acordó y le señaló a Joz el boquete en la pared, con un gesto de interrogación.
-Ah, ¿No sabe que ha provocado eso? Pué… emm…, nosotro le decimo basilisco… es una especie de… mutación de las sanguijuelas con las cuale los Alianzo contaminan el agua. Miden casi cuatro metro de largo y treinta o cuarenta centímetro de diámetro.
Al principio mandaron muchas para acabarno, no tiene idea de lo difícil que fue vencerla, y de las baja que tuvimo. Pero parece que se le salieron de control , pué comenzaron a instalar unas maquina en la nieve que la alejaba. Creo que esta generan un sonido que solo pueden oir ella y que las mantiene alejadas casi dosciento metro.
¡Los martillos neumáticos! Ahora Gordon ya sabía para que servían… y no le gustaba mucho la idea de sanguijuelas gigantes…
Entonces llegaron a la habitación donde estaba su querido H.E.V. Gordon se acercó a este, y de pronto:
-¡Hola!- Un joven apareció desde atrás del traje y le dio un ligero sobresalto.
-Ah, este es Henry, nuestro técnico, e joven, pero sabe mucho de todo tipo de aparato ya que su padre era un genio en estas cosa.
-Es un gusto conocerle… señor Freeman. Su traje es increíble, su tecnología es asombrosa. Tiene sistemas y sub-sistemas de todo tipo, y el logo frontal es el símbolo de nuestra resistencia… usted realmente es nuestro salvador… usted, vencerá a las fuerzas de la Alianza de una vez por todas. Ah, antes que nada… pudimos recuperar esto de la nieve… no sabemos si traía más armas… pero la Alianza no nos dejó buscar más… -Y sacó de una caja un objeto metálico de color rojo. Era su palanca.
-Bueno messía, los dejaré solo, ponte el traje si quiere, creo que Henry le ha hecho alguno arreglos, hasta luego-Y dio una fuerte palmada en la espalda a Gordon, quien, sin el traje, la sintió bastante fuerte.
-¡Si! Venga, escúcheme. Le he añadido al traje un dispositivo para ver en la oscuridad, funciona como los de visión nocturna, solo que lo he modificado para que se vea en un color muy parecido al real, no de color verde, como los convencionales. Y luego he añadido una especie de descarga a corto alcance, que se recarga cada diez segundos, le servirá mucho si se ve en aprietos y tiene que luchar cuerpo a cuerpo. Además…
Se escuchó una explosión lejana y todo el lugar tembló. Una alarma comenzó a sonar, los pasillos se iluminaron de rojo intermitente.
-¡Vamos! ¡Póngase el traje! ¡Es una intrusión! ¡Rápido!
Gordon se puso el traje a una velocidad increíble, una vez todo cerrado agarró su palanca, desde arriba se escuchaban tiros y gritos. Él y el joven salieron hacia la escalera y subieron casi tres pisos corriendo.
-Maldición ¿Qué son estos? – Gritó Buba, quien estaba detrás de una barricada hecha con varios muebles.
Gordon y Henry corrieron y se pusieron a cubierto al lado de los demás. Un rayo cruzo la habitación y provoco una explosión que derrumbo parte del techo. Buba salió corriendo y comenzó a disparar su escopeta mientras gritaba.
El enemigo, que era una especie de Raptor pero con cuatro patas y con la parte de la cabeza desmantelada, lanzo una especie de arpón a Buba y le atravesó la pierna. Este lanzó un grito de dolor extremo.
-¡No! –Gritó Joz mientras salía corriendo en busca de su amigo, quien estaba siendo arrastrado hacia el raptor por medio de un cable conectado al arpón.
Joz comenzó a disparar con un rifle al Raptor modificado, pero fue muy tarde, este generó una especie de campo de fuerza que lo protegió, y, al mismo tiempo, su efecto de activación generó una onda de choque que los hizo retroceder a todos.
Cuando menos se dieron cuenta, el Raptor ya no estaba y se había llevado a Buba en medio de una nube de polvo que quedo suspendida en el aire por efecto de la onda.
-¡Ahhhh! ¡Maldición!- Grito Joz – ¿Cómo atravesó esa cosa nuestro radio defensivo? No estamo preparado para resistir mas ataque de los Alianzo.
-Tengo una cuestión- dijo Walter mientras jadeaba- Si este monstruo es de la Alianza… y ya han localizado nuestra ubicación... ¿Por que mandan a uno solo… en vez de un batallón entero para eliminarnos por completo?
-No tengo idea…
-Porque no es de la Alianza- Dijo Gordon, y todos se le quedaron mirando un momento-
-Y si no é de la Alianza entonce…-se interrumpió a sí mismo- ¡Claro! Cuando alguno de lo nuestro volvieron a la base, tenían el cerebro lavado. Quizá…
-Quizá el mismo que ha estado llevándose a nuestra gente se está llevando a los de ellos. Y también les lavan el cerebro, y… los modifican… como hemos podido ver…-Replicó Elliot
-Pero ¿Quién demonios es ese alguien?- Dijo otro
-No lo sé, pero parece qué aquel refrán: el enemigo de mi amigo é mi amigo… aquí no no servirá, y este enemigo es tan hostil con nosotros como con los Alianzo, esto no puede ser bueno…
-¡Pues hay que ir y comprobarlo! ¡Esta vez iremos más! Con la diferencia de que ahora… vamos con ¡Gordon Freeman!

Luego de ordenar el desastre que el raptor había ocasionado apagaron la alarma y Gordon fue a ver a Joz, que estaba en la superficie, ya estaba amaneciendo…
-No lo puedo creer… se han llevado a Buba, un gran amigo- Gordon pudo observar que algunas lagrimas caían por el rostro de Joz, sin embargo, aunque lloraba, mantenía una expresión de seriedad.
Joz ahora llevaba un abrigo de invierno muy abultado y pantalones largos, ya que afuera hacía un frío considerable. Gordon solo llevaba su traje, y apenas sentía frío.
-¡Joz! ¡Joz!- Gritó una voz agitada que provenía desde afuera de lo que restaba de la instalación superficial.
-¡Manuel! ¿Estás bien? ¿Qué ocurre?
-Hace un rato llegaron Jack y los demás, Wilfred está muerto…
-¡Maldición! ¿Qué pasó?
-Cuando llegaron a las guarniciones de la Alianza, encontraron poca resistencia y vaciaron todo. Pero dicen que al volver… vieron como se acercaban aquellos… raptores…
- ¿Eran má de uno?
-Eran dos. Pasaron nuestras defensas como si fueran de juguete, los malditos son increíblemente rápidos. Dicen que vieron como uno entraba rompiendo el piso y que el otro alertó su presencia. Comenzaron a luchar, pero parecía que el cazador no recibía ningún daño ya que poseía una especie de campo de energía. En un momento, el raptor disparó un laser celeste que… prácticamente vaporizó al pobre de Wilfred.
-¡Maldita sea! ¿Y entonce?
-Luego de matarlo, vio que el otro raptor salía de Aurora y se fue con él, creen que el otro llevaba a un hombre…
-Si… Buba
-Oh, dios santo…, se que ambos eran grandes amigos lo siento mucho Joz.
-Sí. ¿Y no vieron hacia donde se fueron los raptore?
-A eso iba, dicen que se fueron hacia allá- y señaló con el dedo hacia una dirección.
-Qué extraño, hacia allá ya creo que ya habíamos ido, y no encontramo nada, pero bueno. Ahora que é de día, partiremos a hacerle frente de nuevo, tienen que pagar…
-¿Qué? ¿Estás bromeando verdad? Somos más pocos que antes ¿Cómo crees que ganaremos una batalla?- Preguntó extrañado Manuel
-Ahora lo tenemos a él- y lo señaló a Gordon
-¿Él es Freeman verdad? No lo puedo creer, has venido hasta aquí… bueno, reuniré a los demás y los pondré al corriente de la situación, aunque sea riesgoso… tratare de convencerlos. Jack y los demás ya entraron a Aurora por la otra entrada, nos vemos y… un gusto en conocerte…-y le estrechó la mano a Gordon.
-Bueno Gordon, vamo, no hay tiempo que perder. Todo esto ha estado muy acelerado para ti, pero no podemo esperar más, no sabemo cuando volverán a atacar los… otros…
Éste le asintió con la cabeza… ya era costumbre para él salir de un lío para entrar a otro peor sin descansar…

La idea que Gordon se hacía sobre que los rebeldes estaban indefensos era totalmente errónea. Pudo comprender esto al ver el arsenal que estos poseían en el piso más inferior de la instalación. Rifles, fusiles viejos, escopetas de muchos tipos, ametralladoras pesadas, pistolas, revólveres, granadas, y algunas otras… entre ellas habían algunas AR2.
-Esta arma-Dijo Joz- la hemo dejado aquí por seguridad, se llama “Rifle de Asalto dos”, creo, e de los Alianzo, aunque no creo que las desconozcas. No la hemo usado porque son muy destructiva, hace no mucho, una falló y se activó su disparo secundario adentro de Aurora, fue un caos. Por suerte no murió nadie.
Gordon la tomó sin dudarlo, era imposible que faltara en su propio arsenal. Luego tomó varias granadas, una pistola y una ametralladora mediana, la cual colgó en su espalda. Casi lo había olvidado, en el momento en que se desmayó había perdido su valiosa gravitatoria… tal vez no la volvería a ver jamás…

Todos los demás ya estaban totalmente equipados y se pasaron radios para mantenerse en comunicación.
-¡Ah Gordon!-Dijo Henry- También a tu traje le he añadido una radio portátil, así podrás comunicarte con los demás. ¡Escuchen todos! El canal de Gordon es el veintidós, por si no les aparece en las radios- Y los demás asintieron.
-Bueno, primero que nada, llevaremo a mi esposa, a mi hija y a los otros niños a un bunker que no queda muy lejo de aquí-Dijo Joz
-¡No, José! Yo quiero luchar a tu lado, no puedo… dejarte- Dijo Lucía
-Lucía, tú cuidará a nuestra hija, no te dejaré correr ningún riesgo innecesario.
Gordon recordó algo en su mente y sintió una especie de nostalgia…
-Pero…
-Basta, te amo, no puedo dejar que corra peligro, en el bunker estarán a salvo, hay suficiente provisione para vario mese-Y con esto la beso en los labios abrazándola.
Gordon pensó un momento lo que había dicho. Había varios niños allí. El campo de supresión debía de estar solo en las ciudades…
-Bueno, vamo ¡Esto maldito se van a arrepentir de todo lo que han hecho! -Grito con entusiasmo Joz, y todos lanzaron un grito de aprobación, excepto Gordon, que mantenía su típica seriedad…

Nadie había quedado en Aurora, todos habían partido dejando la antigua instalación desolada.
Un grupo de cuarenta y pico de personas avanzaba por la nieve con el sol en sus espaldas, Gordon iba al frente con Joz. No se veía ninguna señal de la Alianza excepto aquellos martillos sónicos.
-Es de suerte que en esta zona lo Alianzo hayan puesto esta máquina, enfrentarse a lo basilisco no é nada agradable.
-Ya estamos cerca –afirmó Elliot
-Tengo hambre- Gritó uno de los niños que había en el centro del grupo
-Ya estamos por llegar. Cuando lleguen podrán comer lo que quieran niños –Dijo Walter.
Luego de un rato de caminar llegaron a una hondonada que descendía y llevaba a una compuerta de color blanco, esta estaba abierta.
Antes de llegar alguien adentro gritó:
-¡Santo y seña!
- Nós somos os mocinhos- Dijo Joz fuerte y claro.
Un hombre con una escopeta salió e hizo un gesto para que entraran:
-Bueno, los demás ya están adentro ¿Estos son todos Joz?
-Sí, somo todo, entrarán los niños, la mujere y lo que no quieran luchar. ¿Quién de aquí se retracta y no quiere luchar?
Pasaron los niños y algunas mujeres, otras prefirieron seguir. Ningún hombre levantó la mano.
-¿Henry? Está seguro de que no quiere entrar.
-No, mi lugar es al lado de Freeman, voy a luchar a su lado a muerte.
-Muy bien, Érica, prepárate para cerrar la compuerta…
-Si Joz
-Luci, nos volveremo a ver…
-¡Prométemelo! –Dijo llorando
-Te lo prometo, te amo, cuida a nuestra hija, volveré –La abrazó y le volvió a dar un beso, luego secó sus mejillas, ahora miró a Sam y se agachó- Papi va a volver pronto, te amo mi bebé –Y la abrazó también dándole un beso en la frente. Los demás ya se habían despedido de los otros. Lucía entro con Sam al bunker mirando a Joz con los ojos brillándole.
-¡Cierra la compuerta Érica! –Y Joz saludó con la mano a su esposa e hija mientras la compuerta se cerraba, estas le replicaron.
-¡Avancemo! –Gritó Joz que ya estaba volviendo por donde había venido
Todos avanzaron por la nieve hacia el lugar a donde los raptores se habían dirigido, con el sol ya en sus cabezas, y con Gordon al frente a paso imponente…


---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Bueno, y aqui termina el Capitulo 3, espero que les haya gustado. El cuarto va a llamarse "Rivales misteriosos"...
Un saludo y, como siempre, acepto todas las criticas de las que crean necesario avisarme happy.gif
Agux HL_Fan
CAPITULO 4: RIVALES MISTERIOSOS

-Es muy extraño que los raptores hayan venido por aquí, ya chequeamos este área hacia mucho más adelante y termina en unas montañas bastante altas…- Dijo Anna mientras echaba un vistazo alrededor.
-Puede ser que sea una entrada que no hayamos podido ver antes- replicó Elliot
-E posible, pero… ¡Aguarden! ¡Quieto!- y Joz dijo la última palabra casi susurrando. Luego hizo un ademán para que todos tomaran posiciones de cobertura y se agacharan.
Todos se agacharon y varios se escondieron detrás de algunas elevaciones que había por el lugar, otros se tiraron cuerpo a tierra, Ossie entendió tarde y se agacho luego de unos segundos.
-¡Santo y señaa!- fue lo que se escuchó desde mas adelante…
-¡Eso nos gutaría oír a nosotro!
-¿¡Joz!? ¿Eres tú? En ese caso… emm… ¡Nos… somos los mocinos! Algo así era, creo…
-¡No lo puedo creer! ¿¡Paul!?- y entonces aparecieron detrás de una bajada tres personas- ¡Adrián, Claire! ¡Están vivo! ¿Pero cómo…
-Es una larga historia amigo- lo interrumpió Paul y dio un abrazo a Joz. Paul era casi tan morocho como Joz y tenía cabello largo, luego llevaba una campera de color negro muy abrigada- nos quedamos casi un mes en ese bunker de allí, parece que la Alianza se ha olvidado de él.
-¿No han encontrado ninguna entrada subterránea o algo parecido verdá?
-No… es totalmente hermético y no es muy grande…
-¿Paul? ¿Qué pasó? ¿Por qué demonio no volvieron a Aurora Paul? ¡Dime!
-Quisimos, pero había siempre raptores por la zona… ahora han dejado de patrullar por aquí, pero no teníamos forma de saberlo, creo que ha sido coincidencia que hayamos salido justo cuando ustedes venían.
-Una muy extraña coincidencia- opinó Walter despectivamente mientras bufaba…
-Oh vamos, aun me sigues guardando rencor por aquel problema que tuvimos, eso ya es tiempo pasado…
-No para mí… simplemente, mantente alejado
-¡Vamo chico! ¡Que nuestro enemigo son lo Alianzo! Y cambiando de tema, mira quien viene con nosotro…
Gordon observó a Paul, este se acercó y le estrechó la mano sonriendo y asintiendo…
-Gordon Freeman… he he, un gusto en conocerte- Gordon hizo un gesto mirando a los otros dos que estaban alejados conversando- No creo que… te guste conocerlos a ellos, es solo una sugerencia… verás, no todos creen lo mismo acerca de ti, por ahora será mejor que los ignores, así todo marchará mejor…
-Bueno Paul, escucha, planeamo atacar a lo Alianzo, hemo recurrido al plan “Parto”
-¿¡Qué!? Pero si no somos ni la mitad de lo que éramos ¿Piensas atacar con…?- y observo al grupo de cuarenta y pico que estaba detrás- esto va a ser una masacre Joz, es una locura…
-Puede ser, pero no podemo seguir esperando, quedarse en Aurora ahora é como suicidarse Paul…
-Bueno… está bien, iré a hablar con Adrian y Claire, no les va a gustar la idea… ustedes prosigan, que luego los alcanzamos…
-Muy bien, hasta luego… ¡Sigamo avanzando!

Todos retomaron el avance. Gordon se sentía algo extraño, no podía saber que era lo que ocurría, pero lo que sentía provenía de aquellos dos que estaban con Paul, sentía como si le llamaran implícitamente.
Al frente y a lo lejos se veía una gran montaña que parecía cruzar todo aquel pedazo de isla-continente de punta a punta, antes de esta, se veía lo mismo de siempre, nieve, elevaciones y depresiones y algunas rocas de hielo que sobresalían en algunas partes.
-No hay nada ¿Ven? De aquí hacia allá se nota de que no hay nada, si tuviéramos que buscar una entrada bajo la nieve tendríamos que escarbar cientos de kilómetros cuadrados… no podemos simplemente adivinar en donde puede llegar a estar…- dijo Anna en tono de total pesimismo
-Tranquila Anna, encontraremo algo, no pierda la fe- le respondió Joz
Gordon miró disimuladamente hacia atrás. Paul, Claire y Adrian seguían al grupo a unos metros de distancia, Gordon se sentía muy extraño, por un momento le pareció que Adrian lo estaba observando también, este traía unos lentes y en la cabeza un pañuelo atado, su ropa era igual a la de todos, una campera y pantalón de piel muy abrigados. Luego volvió la mirada hacia adelante y siguió caminando.
-Ni siquiera podemos ver las huellas, no vamos a conseguir nada Joz, creo que vinimos hasta aquí sin sentido.
-¿Recuerda que estamo con Freeman? Verá que algo pasará , el é nuestro amuleto de suerte y nuestro salvador…- y río mirándolo a Gordon
Se escucharon pasos acelerados desde atrás, acompañados por una respiración totalmente forzada, era Adrian que venía a paso rápido y con el semblante lleno de ira.
-¡Basta! ¡Ya no lo soporto más!-Vociferó, y le pego un brusco empujón a Gordon, quien una vez recuperado, dio la vuelta y le miró extrañado- ¡Maldición! ¡No lo puedo creer! ¡Estamos yendo a ciegas simplemente por ti! ¡Diles quien eres de una vez por todas, maldito científico fanfarrón! ¡Tú no eres un salvador ni mucho menos…! ¡Fraude!
-Adrian…
-¡No! ¡Cállate José! Voy a desenmascarar a este bastardo de una vez por todas, ahora que lo he encontrado al fin. Diles, diles quien eres… tú no eres ningún salvador, ¡Eres el causante de todo esto! ¡Tú comenzaste esta pesadilla! ¡Tú pusiste ese maldito artefacto en aquella cámara de black mesa e hiciste que los engranajes rodaran! ¿Lo recuerdas? ¡Eres el causante de la invasión, de la guerra y de la extinción de la raza humana! ¡Miles de millones de personas inocentes murieron por tu culpa! Por tu culpa, murió mi familia, y muchas más, por tu culpa, tuve que pudrirme en una prisión durante diez años, mientras que para ti fueron unos segundos. No has pasado lo que yo pasé, seguro que no, pero él te eligió a ti ¿Verdad? El te eligió a ti de todas formas, fuimos sus títeres. Y tú sabías… lo presentías ¿Verdad? Sabías que en cuanto pusieran en marcha aquel experimento todo se iba a ir a la mierda, sin embargo, no hiciste un carajo para detenerlo. Claro, el novato Freeman, nadie confiaba en ti. ¿Y qué otra forma de que confiaran en ti siendo el que lograra conectar directamente la tierra con el mundo fronterizo? Solo pensaste en ti, no lo analizaste ni por un minuto. Eres un egoísta, y por eso todo esto ha pasado. Y no me es difícil intuir que aun sigues siendo su títere. Yo logre salir de aquella prisión, y decidí no ayudarlo nunca más, pero tú sigues siendo su esclavo- se dio la vuelta dirigiéndose a los demás- Aun con las cosas que les he contado sobre él, lo adoran como si fuese un Dios, esto es totalmente…
-No todos creen lo mismo que tú, Adrian, es simple…- lo interrumpió Paul
-Tú también con eso de creer, uff…-se dio la vuelta nuevamente- todo lo que has hecho ha provocado cosas malas. Quizá… quizá si dejaras de existir las cosas comenzaran a suceder mejor, quizá- y le apunto con su revólver- podría ponerte fin yo mismo ahora y así terminar con toda esta mierda
-Adrian ¡Basta! ¿Qué hace? No te atreva…
-Detenme Joz, si quieres. ¿Vas a matarme? Lo defiendes como si lo conocieras más que a mí, ni siquiera sabes quién es realmente…
-Adrian, lo último que tenemo que hacer e…
-Mátame… -Dijo Gordon interrumpiendo, y todos se le quedaron mirando- si crees que no he pasado por esta situación estas equivocado, he estado al borde de la muerte tantas veces, y la he visto muchas más veces. Si crees que ver gente morir me hace feliz… mátame, y tal vez me libres de esta maldición…-habló con una seriedad y firmeza profundas, sin titubeos
Adrián se lo quedo mirando asombrado y sin palabras. Entonces ubicó su dedo en el gatillo temblando, y antes de disparar, giro su arma una centésima de grado. Así disparo y vació su cartucho entero al aire mientras gritaba como un demente. Luego guardó el arma en su respectiva funda, se dio media vuelta, y comenzó a caminar hacia la montaña a paso rápido.
Transcurrió un momento de silencio insoportable, luego todos comenzaron a caminar sin decirse absolutamente nada…


Al rato… una alarma comenzó a sonar, la misma que hubiera sonado cuando Gordon y Alyx se estrellaron.
-¡Mierda!-Gritó Henry- ¿De dónde viene eso?
-Todos tomen posiciones ¡Ahora!-Ordenó Paul
Todos tomaron posiciones de cobertura nuevamente, la alarma seguía sonando, nada se veía por él aire, que fue lo que Gordon observó primero.
El suelo comenzó a temblar. Se escuchó un intenso quejido que provocó que todos tuviesen que taparse los oídos y se distrajeran. Nadie se dio cuenta de que Walter estaba suspendido en medio del aire hasta que este comenzó a gritar…
-¡Walter! ¡No!-Gritó Joz…
Gordon encontró al instante con su mirada al consejero y fue corriendo hacia él. Fue recién cuando todos lo vieron y comenzaron a dispararle, sin embargo, este no dejaba que nada lo tocara.
Mientras estaba distraído defendiéndose de los disparos, Gordon dio la vuelta alrededor de una roca y pegó un forzoso salto con el que se colgó del consejero, todos cesaron el fuego. Una vez arriba trató de darle con la palanca, pero el consejero se la quitó de un tirón.
-¡Gordon! ¡Golpea tu pecho contra su cuerpo!-Se escuchó desde abajo, era Henry…
Entonces lo hizo con fuerza. Una descarga muy potente recorrió todo el cuerpo del consejero y separó a este de Gordon fuertemente, Walter cayó al suelo como una marioneta con los hilos cortados. El consejero había quedado aturdido
-¡Ahora! ¡Con todo!- Gritó Jack, y una lluvia de disparos junto con una rápida descarga verde proveniente de Ossie fueron a parar al consejero, que ya totalmente desfigurado y sin fuerzas cayó muerto en la nieve…
-¡Hermano! Gritó Jessica- y corrió hacia donde estaba Walter. Al parecer por las caras nadie sabía sobre este parentesco…
Walter estaba con los ojos abiertos y respiraba, pero su mirada parecía perdida y no respondía a los gritos que recibía enfrente suyo.
-¡Hermano! ¡Respon…de!- y comenzó a llorar
-¡Maldita sea!-Gritó Adrián, que estaba a un costado, le ha hecho algo en el cerebro. Está vivo… pero alejado de nuestra realidad… ¡Mhh! –Gruñó con rabia, y salió corriendo hacia la dirección en donde se encontraba el consejero. Unos metros más allá, una compuerta se estaba cerrando lentamente, era del color de la nieve y parecía estar bien camuflada.
Gordon lo vio, recogió su palanca y comenzó a correr tras él, con lo cual muchos de los rebeldes comenzaron a seguirlos también.
Unos pocos se quedaron con Jessica, incluyendo a Joz, quien trato de consolarla con un abrazo, a lo que esta respondió con un codazo y una mirada de frustración y enojo, y volvió luego su mirada hacia Walter continuando su llanto.
Gordon, que corría tras Adrian, vio como este saltaba sin dudarlo hacia adentro de aquella compuerta que se hallaba en la nieve y, sin titubear, le replicó, y pronto se vio rodando por un túnel de color blanco que iba descendiendo diagonalmente.
Fue una caída bastante larga. Cuando Gordon se recuperó y se puso de pie, vio lo que parecía una especie de caverna de gran tamaño. Esta contenía una fosa muy profunda que se presentaba enfrente suyo a unos ocho metros, delante de Adrian, que se encontraba mirando asombrado.

La fosa, que debía medir treinta metros de diámetro, se veía rodeada por una pasarela en forma de anillo de un color grisáceo oscuro con muchos tirantes, típica construcción de la Alianza. Luego, exactamente enfrente y del otro lado de la fosa, había una compuerta gigantesca con forma circular, esta estaba cerrada y a su costado iquierdo parecía haber un panel ¡Pero este estaba casi a diez metros de altura y empotrado en la pared!
Se escucho el ruido del golpeteo de nieve detrás de Gordon, era Claire, que una vez había bajado, ya se dirigía hacia Adrián, esta no desvió su mirada siquiera hacia Gordon y lo ignoró completamente…
Extraña sensación nuevamente…
Se escucharon varios golpeteos más, y comenzaron a bajar de a poco todos los rebeldes…
A Gordon esto le pareció muy extraño ¿Habían bajado así como si nada a una fortaleza de la Alianza y solo se enviaba a un consejero medio torpe que había sido engañado fácilmente? Todo olía a trampa…
Los demás rebeldes se quedaron observando la increíble infraestructura que se presentaba alrededor.
-Oh cielos…-Dijo con un tono de júbilo Henry casi murmurando- esto… es increíble, que gran construcción… parece imposible, pero aquí…
Un ruido repentino de maquinaria se escucho desde atrás. Era la compuerta de entrada que se había cerrado… dejando atrás a Joz, a Jessica, y a otros rebeldes…
-¡No! ¡Joz! ¡Maldi…-Elliot fue interrumpido por un codazo
-Cállate idiota- susurró Jack- así alertaras nuestra posición ¿Eres estúpido?
-Con todo el lio que se ha armado arriba no creo que ignoren que estamos aquí, alguna debe ser la razón por la cual no hayan mandado a nadie más a interceptarnos…
Adrian y Claire ya estaban a mitad de la pasarela del lado derecho del anillo y se dirigían hacia la otra compuerta…
-¿Qué hacen? Van a hacer que nos maten ¡Ey! -Pero al hacer Jack un esfuerzo por susurrar, Adrian y Claire ni se habían dado por aludidos- ¡Mierda!...
Todo comenzó a temblar y todos se agacharon ya que el temblor era intenso, sin embargo, ningún pedazo de nieve caía de ninguna parte, como si los años hubieran hecho que todo posible pedazo inestable de hielo ya hubiera caído antes, todo ya calculado…
La compuerta comenzó a abrirse, no antes sin desprender increíbles ráfagas de vapor desde cuatro extremos, y encenderse varias luces desde los costados. Esta se abrió rápidamente, algo extraño y contrastante a su tamaño, luego todo dejo de temblar y la puerta quedo abierta sin ocurrir nada más…
-¡Trampa! Esta más que claro, solo un tonto no se daría cuenta…-Afirmó Manuel…
-¿Y qué haremos ahora…? No se ve ninguna otra entrada-Comentó Anna apurada…
-Debemos entrar, sus amigos, él Adrian y la Claire, están a punto de pasar…-hablo el vortigaunt cuya presencia parecía haber sido nula hasta el momento- por ahora es lo único que podemos hacer. Subir no podemos, menos… bajar, otra entrada disponible no hay, más que la que muy obvia se nos presenta…
-Bueno, si lo dice el Vortigaunt…, tu Gordon… ¿Qué opinas?- Preguntó Elliot
Gordon volteo y solo asintió con la cabeza…
-Pero esperen ¿Y Joz? ¿Y los demás?
-Nada útil por ellos podemos hacer, desde aquí abajo…
-Usen las radios… dios mío, no se para que me he tomado el tiempo en repararlas… uff-Bufó Henry ofendido…
-Oh si, las radios… disculpa Henry, las había olvidado-Y la sacó de su bolsillo. Luego selecciono el canal indicado- Joz ¿Estás ahí?
Transcurrió un momento de silencio…
-Aquí etoy Elliot, ¿Están bien? ¿Qué paso?
-Parece que nos hemos topado con la entrada a la infraestructura de la Alianza…
-Recuerda que estos no son de la Alianza-Le corrigió otro rebelde
-…o lo que sean -continuó Elliot- ¿Pero ustedes están bien? ¿Qué paso con Walter? ¿No tienen forma de abrir la escotilla desde arriba? Cambio
-Walter… no reponde, etá en una epecie de trance, y Jesica etá muy mal, la escotilla no parece tener ningún mando dede aquí arriba… ehmm… no tenemo ma remedio que volver al bunker… no podemo quedarno aquí… lo sentimo… eh… cambio
-No hay problema Joz, es mucho mejor que se vayan, no creo que esa escotilla se vuelva a abrir, debe abrirse desde algún centro de control… y no queremos que se congelen ahí arriba, cambio.
-Muy bien, no vamo, ya no volveremo a ver amigo, quisiera estar con ustede ahí abajo pero bueno… adio… cambio e fuera…
-Bueno… parece que no bajarán, vamos…
-¡Rápido! Que Adrian y Claire ya han pasado ¡Que testarudos!-
Todos comenzaron a trotar rodeando la gigantesca fosa. El anillo colgante no temblaba con el paso del grupo, parecía estar perfectamente fijo. Finalmente llegaron a la puerta, Gordon la cruzó primero y los demás le siguieron por detrás.
En el interior estaba todo oscuro, pero el lugar parecía ser un túnel cilíndrico con un poco mas de diámetro que la puerta. Adrian y Claire estaban más adelante, pero ya no se veían. Cuando el último de los rebeldes terminó de pasar ocurrió lo obvio, la puerta se cerró ante sus espaldas arrojando una brisa de aire y generando una gran vibración acompañada con el sonido metálico que retumbo por todo el túnel. Nadie se volteó ante esto, ya esperaban algo así.
Las luces se encendieron. La estructura cilíndrica estaba llena de recovecos y huecos, los cuales contenían cables, caños y maquinaria. En el suelo, un piso de metal recorría en línea recta el túnel de lado a lado, mientras que a los costados de este había rejillas.
Sobre las paredes curvas laterales, habían varios túneles que bajaban hasta el nivel del piso para luego extenderse de forma adyacente a este apenas un metro de distancia, una extraña compuerta se encontraba en la punta de estos.
Los otros dos estaban adelantados hasta casi tres cuartos del trayecto, cerca de lo que parecía ser otra compuerta gigante idéntica a la cual habían pasado ya.
Todos permanecieron en silencio unos segundos, luego alguien del grupo gritó –¡Vamos!, a lo que comenzaron a avanzar lentamente.
Gordon estaba observando todo el lugar detalladamente, todo ya había sido muy tranquilo hasta ahora, así que…
Y no faltó más. Al mismo tiempo se abrieron todas las compuertas que se encontraban en la punta de los otros túneles, un ruido desagradable se escucho proveniente de estos, era una especie de rugido, pero parecía salido de un cerdo, este se escuchaba por todos lados, dado que todos los rugidos rebotaban al mismo tiempo.
-¡Ay no! ¡Mierda, prepárense!-Gritó Paul como un loco- ¡Basiliscos!
De los túneles, comenzaron a salir una especie de serpientes de tres o cuatro metros de largo y casi tan anchas como estos, su color era rosado y poseían unas pequeñas pero musculosas patas debajo de obesa pansa.
Comenzaron a reptar hacia los rebeldes, todos comenzaron a correr y a disparar. Adrian y Claire parecían arreglárselas muy bien y estaban serenos como si nada ocurriera, los demás estaban más desesperados que centrados en la batalla, con excepción de Paul y de Gordon. Este último no estaba disparando, estaba analizando los movimientos de los mutantes, Henry estaba a su lado y se movía inquieto con la cara llena de pánico.
Los basiliscos no eran muy rápidos, pero tenían la capacidad de saltar fuertemente hacia adelante y atacar a su presa con sus fauces. Sus bocas contenían unos largos y afilados dientes, estas no podían terminar de cerrarse a causa de estos.
Los rebeldes estaban solo gastando munición, sus balas no parecían tener efecto sobre la piel de aquellas moles, que parecía estar reforzada de una forma antinatural.
Un basilisco se abalanzó contra Gordon. Este lo esquivó con solo un movimiento. Henry permanecía detrás de Gordon mirando hacia todos lados con su escopeta, aun no había disparado un solo cartucho.
El ruido que provocaban todos los sonidos de disparos, gritos y rugidos, amplificados por el túnel era ensordecedor y doloroso para los oídos, pero entre tanta conmoción no importaba mucho.
Elliot corría en círculos por el lugar disparando para evadir a las bestias, otros hacían lo mismo. Algunos se ponían espalda con espalda para disparar.
El vortigaunt disparaba sus rayos contra las criaturas pero estos solo los confundía por unos segundos y no generaba mucho daño.
Claire y Adrian habían terminado con tres basiliscos y estaban ya viendo la manera de pasar a la siguiente habitación. Estaban tan alejados que las bestias ya no les prestaban atención a ellos.
Gordon no dudo más y en el siguiente acercamiento de uno de los basiliscos salto hacia adelante al encuentro y se enrolló en el lomo de éste, golpeándolo contra su pecho, solo que esta vez se sujeto fuerte. La bestia gimió fuertemente mientras centenares de voltios recorrían su cuerpo. Gordon trató de resistir todas las patadas que la corriente generaba hacia él. Finalmente, el animal – que ya tenía su piel rostizada – se dejo caer y quedo temblando en el suelo. Gordon hizo un rápido movimiento con su palanca hacia la cabeza del Basilisco, y luego la arrancó de esta, matando a la bestia.
Entonces, sin apenas suspirar, corrió hacia otro de los monstruos mientras le quitaba el seguro a una de sus granadas, y cuando se le abalanzó encima abriendo su bocaza la arrojo a su interior, con lo que este la tragó. La explosión hizo que la bestia se hinchara, pero no reventó, su cuerpo se fisuró en varias partes dejando salir parte de el humo y borbotones de sangre de un color verde muy claro.
Gordon no lo había visto, pero ya habían varios cadáveres de rebeldes que yacían en el suelo, totalmente ensangrentados, las malditas bestias habían logrado matar a varios de ellos. A los demás no les quedaban muchas balas y gritaban de desesperación mientras hacían movimientos para esquivar a los Basiliscos. Con lo que Gordon corrió a auxiliar a los que estaban combatiendo, con Henry detrás de él.
Paul tenía el brazo derecho roto y repleto de sangre. Con su mano izquierda disparaba las pocas balas que quedaban en su metralleta. El Vortigaunt ayudaba a los que estaban malheridos tratando de curar sus heridas mientras luchaba, aunque no había tiempo para hacerlo todo a la vez.
-¡Atrás, todos detrás mío!-Vociferó Gordon- y espero a que todos le obedecieran y retrocedieran. Entonces activó el disparo secundario de su AR2 apuntando hacia las criaturas. Gordon sabía que esto no era una buena idea, pero no quedaba otra opción, aun restaban siete u ocho bestias y se habían acabado las balas que de todas formas eran ineficaces.
La esfera de la AR2 impactó contra el primer basilisco atravesándolo, mientras que el cuerpo de este comenzaba a desintegrarse irregularmente, siguió su camino e impacto y desintegró a dos más, entonces chocó contra la pared y comenzó a rebotar bruscamente regresando hacia atrás, chocó contra uno de los caños verticales, destruyéndolo, y luego se dirigió hacia el grupo directamente, con lo que todos saltaron hacia los costados. El tiempo de reacción fue minúsculo, sin embargo, Gordon saltó y logró interponerse entre la esfera y Henry, quien estaba a punto de ser vaporizado.
La esfera del rifle impactó brutalmente contra Gordon, el mundo se oscureció…

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Y aqui termina el capítulo 4. He tardado mas porque estoy ocupado con el colegio, pero al fin lo he posteado rolleyes.gif . Esta demas decir que estoy abierto a sus criticas como siempre.
Bueno espero que les guste, aquí ha entrado un nuevo personaje que algunos tal vez esperaban, algunos tal vez no, pero es una buena teoría. El proximo capitulo se llama "Los libertadores", aunque aun dudo sobre el titulo, seguramente será ese.
Un saludo wink.gif
chopper587
Muy bueno!!! Me emocione con todo, lo unico es que los vorts no me convencen con la forma esa de hablar... Pero muy bueno, muy bien ambientado! Excelente!

Espero el proximo capitulo!!
Agux HL_Fan
Gracias Chopper, y lo de los Vortigaunts tambien está dejando de gustarme a mi, así que estoy tratando de pasar de "Lenguaje Cool en reverso Yoda" a "Lenguaje serio"

Aquí el Capítulo 5, disfrútenlo wink.gif

---------------------------------------------------------------------------------------------------

CAPITULO 5: “LOS LIBERTADORES”

Gordon se encontraba perdido vagando en la oscuridad. ¿Era acaso un sueño, o finalmente había muerto?
No importaba… se sentía en paz. Flotaba en un vacío infinito, sin preocupaciones…

¡Alyx! El recuerdo le vino a la mente como una fuerte bofeteada en el rostro. Gordon sintió ganas de llorar nuevamente. No podía perderla a ella. Pensó en toda la clase de cosas que aquellos extraños mutantes podrían llegar a hacerle.
Ya no se sentía en paz, quería salir de allí, pero no podía moverse, solo pensar… ¡Cuanta impotencia sentía!
¿Y aquellos rumores? ¿Otra vez? Sentía lo mismo que hubiera sentido en el helicóptero. Trató de entender lo que decían, se oían lejanos, logró escuchar lo siguiente:
-… ha venido hacia mí, tal como fue planeado…
-¡Has roto las reglas! No debes interferir… lo haces, solo debes… a él.
Gordon sentía punzadas cada vez que escuchaba una frase
-…por nuestro futuro… vale la pena, estas siendo…
-…siempre seguir las reglas, solo influenciar, no actuar… nunca directamente…
-…me he inventado nuevas reglas…
Luego se escucharon las mismas voces pero en un idioma ininteligible, parecían arcadas, estas se escuchaban bastante agresivas. Los que hablaban parecían ser un hombre y una mujer. La voz del hombre, que era a quien había escuchado primero, le resultaba muy familiar, pero estaba demasiado preocupado como para ponerse a deducir aquello…
Gordon sudaba y su corazón latía fuertemente. Ahora podía sentirlo, y de a poco comenzaba a sentir su cuerpo, hubo un silencio de pesadilla, pronto su cabeza volvió a doler.
-…como es qué él? -Retomó la “mujer”
-… posee la conexión, por eso fue elegido.
-Puede escucharnos… estar aquí… hay que sacarlo!
-...verdad, pero antes … algo mas… nunca más sin mi consentimiento, las consecuencias… !
-…desde cuándo?… habrá que verlo… yo lo haré ahora!
-¡No te atre…!
-¡Despierta!-El grito se escuchó a su lado, justo en su oído derecho, lo cual sobresaltó su corazón. Gordon recobró de a poco los sentidos y el ambiente de la realidad se volvió de pronto hacia él…
-¡Gordon, despierta! ¡Gordon!- el que gritaba a su lado era Henry, su cara se veía borrosa pero de a poco comenzó a recobrar nitidez.
-¡Gracias a Dios! ¡Estás vivo, estás bien!
Gordon intentó recordar lo último que había ocurrido, no paraba de sudar y su cabeza daba vueltas. Estaban luchando contra… si, contra los basiliscos. Y pulsó el gatillo secundario de su rifle. ¡La esfera de energía! Le hizo a Henry un gesto de interrogación, con sus brazos y mirándose a sí mismo.
-¡Me has salvado la vida! ¡La esfera impactó contra tu pecho Gordon! El traje la absorbió solo un poco, fue increíble, y luego esta estalló, como si se hubiera descompensado por la absorción, y volaste casi diez metros. El traje… no sé cómo decirlo, te protegió de una forma ilógica, es más, creo que se ha potenciado, lo lógico hubiera sido que se sobrecargara, pero no lo hizo…
Gordon miro a su alrededor y comenzó a sentir un olor a corrupción espantoso, habían cadáveres de basiliscos por doquier, así como también de muchos rebeldes, entre ellos estaba Jack, Manuel, y otros de los que no se acordaba los nombres, pero habían un par de mujeres entre ellos, Gordon sintió de golpe un frío tremendo. Una terrible pared que se le caía encima, y de la cual sentía todo el peso. Habían muerto mientras el dormía, manteniéndolo a él a salvo, y el no había podido hacer nada…
Los demás estaban al otro lado de la habitación sentados contra la pared, la mayoría lastimados, algunos heridos de gravedad estaban siendo atendidos por Ossie.
-¡Se… se ha despertado!-Gritó medio afónico Paul que yacía acostado también, con el brazo vendado. Hizo un esfuerzo por pararse con el brazo sano y caminó rengueando hacia Gordon.
-Ha sido una… ba… batalla dura -su voz temblaba- hemos perdido a… a varios- y miro hacia arriba soltando un gran suspiro- solo quedamos… doce creo. Sí, nos he contado bien, doce, trece incluyendo al Vortigaunt claro. Adrián y Claire se han que…quedado en la otra compuerta, no… no han podido abrirla, pe…pero no han venido en nuestra ayu…da. ¡Argh!-y se cayó bajo su propio peso, estaba en shock.
-Paul Jackson… he dicho que permanezca recostado… mis poderes no han podido curarle las heridas totalmente, debe reposar. Ah… son Gordon Freeman, bienvenido de vuelta, Ossie se ha encargado de destruir los restantes tubos con sus poderes y con la ayuda de nuestros amigos, así no bajaran mas aquellas alimañas. Pesadilla eran ya de pequeñas, pero controlables, ahora son verdaderos rivales…
-Ah… mierda. Fue una batalla espantosa- dijo Paul mirando a Gordon mientras se frotaba nerviosamente la nariz con los dedos, aunque ya estaba más calmado- todos pensaron que te había sucedido lo mismo que a Walter. Menos mal que…que no fue así.
-Fue una suerte que halláramos un punto débil en los Basiliscos- Dijo Henry en su tono de júbilo-. Todo su cuerpo está protegido por su piel gruesa excepto la parte debajo del cuello. Mientras Ossie hacía el máximo esfuerzo con sus descargas para voltear un momento a los monstruos, usamos las pocas balas que quedaban en algunas armas. ¡Las balas atravesaban el cuello y quedaban en la boca!
Henry no estaba lastimado, solo tenía algunas salpicaduras de sangre, y algunos rasguños en su rostro, lo habían protegido bien, pero fuera de eso, no parecía asustado… tal vez… sí, era demasiado joven, Gordon ya sabía lo que le sucedería luego.
-¿Y ahora qué? ¡Gran Dios! Vamos, dinos cual es el siguiente paso -Gritó desde el otro lado de la sala Adrián, que hacia un momento se había dado cuenta del despertar de Gordon.
-¡Para ya, Adrian! No tienes voz ahora. No han venido a ayudarnos, simplemente se quedaron sentados ahí observando la pelea. ¡No te atrevas… a! ¡No te atrevas a hablarle así a él! No tienes el derecho- Le respondió furibundo Paul, que había recobrado su compostura por la ira.
-Ja ja, “no tengo el derecho”… ¿Has oído Claire? ¿Qué fue lo que les dije desde un principio? Seguirlo a él no ha traído nada bueno, han muerto casi todos… debí haberlo matado cuando tuve la oportunidad-dijo esta última frase un poco más bajo.
-¡Arghh! ¡Cállate!- Le gritó Elliot- En cualquier caso no deberían haber entrado aquí sin consultar entre nosotros antes, a ustedes fue a quienes seguimos, nos preocupamos y los seguimos, ¡Maldito tonto!
-Decisión suya…
Elliot estaba muy furioso y salió casi trotando hacia Adrian, el Vortigaunt se interpuso deteniéndolo. No le dijo nada, solo meneo la cabeza de forma negativa. Elliot, se agarro la cabeza y gruñó, luego se volvió hacia el grupo…
Adrian los ignoró y se puso a charlar con Claire.
-Son un peligro para nosotros ¿Verdad?- Preguntó Henry
-No lo entiendo, Adrian jamás se había comportado así, incluso cuando salían conversaciones acerca de ti Gordon, no perdía la tranquilidad-dijo Paul, y respiró profundamente- Ah, hay algo que debo contarte. No me pareció muy importante en un principio, pero mentí cuando dije que había sido coincidencia encontrarnos.
>>Habíamos ya abandonado la esperanza de salir al exterior, ya lo habíamos intentado y casi nos habían matado. No teníamos armas, pero había comida. Hoy Adrián dijo que se sentía extraño, Claire se centró específicamente en preguntarle lo que sentía, no sé por qué, no es de hablar mucho, pero esta vez estaba como obsesionada. Entonces él dijo que tenía el presentimiento de que debíamos salir. Yo no estaba seguro, pero Claire dijo que era lo mejor. Entonces salimos y los encontramos, no fue para nada coincidencia… o eso creo… Seguro que esto significará mas para ti que para cualquiera de nosotros, Gordon.
Gordon asintió, e intentó pensar… pero sus pensamientos se interrumpieron al comenzar otro temblor parecido al anterior. Las luces en el túnel titilaron varias veces, la segunda compuerta estaba abierta.
Todos se miraron entre sí, ya no quedaba casi nadie en el grupo… debían ser cautelosos, ya habían muerto demasiados. Además estaban la mayoría heridos.
-Debo continuar solo, ya han muerto demasiados… por mi culpa- fue lo que dijo Gordon. La culpa lo estaba consumiendo por dentro y no podía remediar nada, pero podría tal vez rescatar a Alyx. Esta vez solo arriesgando su vida…
-¡Gordon, yo quiero ir contigo! -Le dijo Henry con la voz llena de tristeza.
Paul se veía con ganas de acompañarlo, aun con su cuerpo hecho trizas. Los demás rebeldes se habían reunido en torno a Gordon, excepto dos que estaban contra la pared gravemente heridos.
-¡Basta! No puedo permitir que muera más gente. Han muerto todos,… gente que ustedes conocían más que yo, y que apreciaban… y todo es mi culpa… es cierto, todo lo que ha dicho Adrian también lo es.
-¡Gordon! ¡No te dejaremos! Los que murieron… lo han hecho con honor y serán recordados. Nosotros moriremos a tu lado si es necesario, esto es una guerra y ya hemos llegado demasiado lejos como para apartarnos a un lado- Dijo otro rebelde, realmente tenían fe en él.
Gordon se mantuvo un momento encorvado hacia adelante. El sudor recorría su rostro y terminaba en el suelo. El olor era insoportable y mareaba. Pensó un momento, y con esfuerzo retomó el diálogo:
-Bueno, pero… pero si hay más peligro me adentraré sólo, ustedes siempre estarán detrás mío, cualquier cosa que yo considere muy peligrosa será suficiente para que vuelvan.-Los demás asintieron- Oigan, díganme… sus nombres por favor, no los recuerdo muy bien, y algunos no los sabía, estoy muy confuso…
-Yo soy Tim, Gordon ¿Recuerdas?- Un joven mayor que Henry, pero más serio, no estaba muy lastimado, aunque se notaba su cansancio
-Albert- Un hombre que parecía de cincuenta y pico, tenía el pelo blanco, al igual que sus bigotes. Estaba lastimado en muchas partes del cuerpo, pero parecía soportarlo bien
-Antonio, ya me habías visto también- Un morocho con el acento parecido al de Joz pero menos enmarcado, estaba todo transpirado y con algunos rasguños. El Vortigaunt había hecho bien su trabajo con todos…
-Yo me llamo Isabel- una mujer de aspecto robusto pero musculoso, Gordon la había visto luchar y era bastante hábil, tampoco parecían perjudicarla mucho sus heridas
-Allí contra la pared están Harry y Reginald… no sé si lo lograrán, están muy heridos
Adrian y Claire ya se habían ido. Igualmente ya no se los veía como parte del grupo. Gordon se irguió finalmente haciendo tronar sus huesos. Tenía los músculos agarrotados.
-Vamos…-dijo, y comenzó a caminar hacia la compuerta
-Buena suerte, libertadores, yo me quedaré cuidando de ambos- e hizo un gesto señalando a los que yacían recostados, cuando se recuperen, iremos a su encuentro, no puedo dejarlos aquí…
Gordon asintió, y se agacho para levantar su palanca, que estaba tirada al lado de uno de los cuerpos de las moles. Aun le quedaban dos granadas. Isabel corrió hacia él y le entregó su ametralladora.
-No le queda tanto, medio cargador como mucho, pero servirá
-Gracias- dijo Gordon mientras se la colgaba en la espalda.
-Disculpen… yo… quiero quedarme. Siento que les seré una carga. En la lucha contra los basiliscos prácticamente no ayude en nada… no… disculpen… -dijo Antonio tristemente
-Tranquilo, si quieres quedarte no hay problema, de no haber sido por Ossie estarías muerto, vi como te hirieron las bestias
A Antonio lo habían encerrado dos basiliscos y de no haber sido por Ossie lo hubieran terminado destrozando, aunque lo pudieron herir bastante Ossie curó sus heridas…
-Muchas gracias, buena suerte… tal vez luego nos encontremos
-Hasta pronto…

Estaban a punto de cruzar el gran arco que flanqueaba la compuerta, cuando Henry se acercó a Gordon
-Gordon, esto tampoco lo sabías, pero he de contártelo, Joz me hizo jurar que no se lo diría a nadie.
-Entonces no deberías contármelo Henry…
-No, no,… te lo contaré, es importante
Cruzaron la compuerta, llegaron a una especie de cámara gigante con forma rectangular, hacia delante había una pared llena de maquinas, hacia los costados se extendían dos túneles que continuaban hasta donde alcanzaba la vista, izquierda y derecha
-A Judith no la atraparon en Aurora, sí algo de esto te lo dijo Joz… era mentira, hasta ahora Aurora no había sido atacada directamente. Escucha .Cuando Judith llegó, quiso ponerse inmediatamente en contacto con Eli.
-¿Conoces a Eli?- Gordon habló en presente para darle la noticia luego, ya que el chico estaba entusiasmado en contarle aquello
-No personalmente, pero no creo que haya un solo rebelde que no sepa quién es. Bueno, el asunto es que hacía tiempo que la parte superficial de Aurora había sido destruida junto con las antenas de comunicación; hablo de antes de que llegásemos y nos instalásemos. Sin embargo, hacia el pie de una montaña, había otra instalación con soporte para comunicaciones a larga distancia, aunque estaba muy cerca del territorio de la Alianza. Joz no quería que ella fuera, decía que era suicidio. Ellos… ellos… como que hubo algo entre los dos-Gordon le miró sorprendido. Mientras tanto, los demás estaban echando un vistazo a sendos túneles y a la maquinaria que se hallaba en la pared- Joz le hacía recordar un tanto a Eli, y ella le hacía recordar a su ex-esposa, o algo así. Joz estaba muy confundido, amaba a Lucía y a su hija, pero Judith era tan parecida a ella… Un día se pelearon. Fue algo que hizo o dijo él, creo. En su enojo, Judith partió hacia la instalación con solo algunos cubriéndola, creo que fue con… Charles, Myriam, Alex y John, y no volvió. Entonces algunos fueron a investigar junto con Joz y solo estaban los cuerpos de Myriam y John, totalmente… bueno, ya me entiendes… Joz trató de disimular su depresión y guardó todo su dolor, y nadie sospechó nada. Excepto yo que ya lo sabía, pues los había interrumpido juntos en una ocasión. Entonces fue cuando me contó todo y me pidió de “hombre a hombre” que no dijera nada, explicándome todo lo que te acabo de decir. Además… su ex-esposa había fallecido y había sido muy importante en su vida… ¿Entiendes?
-Si…, Henry… yo también he de decirte algo… Eli… ha muerto…
Henry quedó petrificado ante lo que Gordon acababa de decir.
-¿Co… como? ¿Qué dices? ¡No puede ser! –lo ultimo lo dijo gritando y muy nervioso, con lo que los demás corrieron hacia ellos preguntando qué pasaba.
-Hay algo que no les he dicho…- Henry dio unos pasos hacia atrás manteniendo su cara de espanto- Eli Vance ha… muerto.
Hubo un “¿Qué?” General, por parte de los cinco.
-¿Cuándo? ¿Qué paso? Dios mío- se intercalaron las preguntas
-Fue antes de que partiera con Alyx, su hija. Dos consejeros entraron en donde estábamos, uno de ellos… le mató, y extrajo su memoria y conciencia.
-Maldición, eso no es bueno, él sabía muchas cosas… planes y puestos rebeldes en el mundo, creo…-dijo con voz forzosa Tim
-Por suerte los Vortigaunts creen que pueden restaurar su mente de una extraña forma, pero en el cuerpo de uno de ellos…
-Están hablando de la Transphavmizasion-Los que estaban de espalda a Ossie recibieron un ligero sobresalto, el Vort había estado escuchando lo que hablaban -los otros dos están bien, se recuperaran, pero aun de mi cuidado requieren
-¿Y que es esa Trans-fa-mi-sa-ción que dices?-Preguntó Albert, acentuando fuerte en cada silaba de la palabra
-La palabra es algo más compleja en mi idioma, en su idioma se puede interpretar de esa manera. Es un método muy complicado y antiguo, por el cual los impulsos nerviosos, o, “conciencia”, como ustedes le llaman, son traspasados de un cerebro a otro que está en estado y voluntad de recibirlos. En nuestro mundo natal, antes de la gran invasión, cuando un líder sufría enfermedades paralelas a nuestros poderes, que no podían ser curadas por estos, un súbdito entregaba su cuerpo voluntariamente para realizar el proceso. La ceremonia era complicada y requería la máxima delicadeza, así como la máxima inmersión en la vortescencia. Pero lo que ustedes dicen, Gordon Freeman, es aun más complicado, pues solo resta la información que el consejero ha tomado, y no los impulsos nerviosos originales. Aunque si este los asimila a su cerebro para analizar la información, podría llegar a hacerse… aun hay esperanzas para él…
-¡Wow! Nunca nos dejan de sorprender ustedes los Vorts, pero… entonces, era difícil hallar al Vortigaunt que se animara a hacer eso ¿Verdad? –preguntó Henry
-Totalmente lo contrario, Henry Leute, era difícil encontrar al que realmente mereciera tal honor, pues voluntarios habían muchos, quizá demasiados. Pero encontrar al que realmente lo mereciera y fuese digno, era algo complicado.
-Creo que eso no lo llegaré a entender nunca Ossie… -Se resignó Henry
-Bueno muchachos. No quiero arruinar esta conversación productiva, pero creo que tendríamos que avanzar ya, no hay tiempo que perder, los de la Alianza… o quienes sean, no van a esperar mucho más si nos quedamos parados aquí, ya saben que hemos entrado, mejor ya avancemos…-Interrumpió Paul
-Tiene razón, espera… un minuto. Gordon… y ¿Donde está Alyx? –preguntó Henry
Gordon temía que le preguntasen esto, y sintió una fuerte punzada en el pecho.
-Se… se la han llevado unos seres voladores. Nos sorprendieron cuando llegamos, eran más de catorce y disparaban ráfagas de energía…
-Mhmm, sintéticos, tranquilo, no creo que la maten, siempre tratan de llevarse a los que capturan sin herirlos… pero hay que apurarnos…-Afirmó Albert, tratando de tranquilizar a Gordon, esto resultó a medias
-¿Y hacia dónde vamos?- Preguntó Henry señalando ambos túneles
Gordon tuvo una idea. Por un momento se focalizó en la sensación extraña que le hacían sentir Claire y Adrian, y, dando vuelta hacia un lado y hacia otro, pudo comprobar que se tornaba más intensa desde una dirección.
-Hacia la izquierda… allí es donde han ido Adrián y Claire, creo que es más seguro que vayamos por allí, ellos ya se habrán enfrentado a lo que este adelante
-¡Buena idea!- Gritó Paul lo más alegre que pudo
-Paul, deberías quedarte, estas muy herido, Ossie terminará de curarte…- le recomendó Gordon
-He estado en peores, créeme- Era mentira

Todos avanzaron hacia el túnel izquierdo, el Vortigaunt se despidió de ellos con una extraña frase en lenguaje Vortal, la compuerta no se cerró, esto extrañó a todos, les hubiera parecido menos extraño si esta se hubiese cerrado como lo había hecho antes la otra.
El túnel no estaba iluminado, Gordon tuvo que encender su linterna, que extrañamente alumbraba un 80% más y hacia parecer que la luz desnuda del sol penetraba en el túnel, aunque no era muy práctica. Henry aprovechó para explicarle detalladamente su teoría de lo que podría haber ocurrido con el traje, hablar le mantenía tranquilo. Largos tubos recorrían las paredes del túnel. Habían puertas de construcción de la Alianza contra la pared, pero aunque intentaron no pudieron abrirlas.
Caminaron y caminaron, no había ningún enemigo en el camino, ni vivo ni muerto, entonces vieron otra luz en una esquina en donde el túnel doblaba. Todos se agacharon, Gordon apagó su linterna.
-Somos nosotros, idiotas…-ese fue el recibimiento de Adrián-, es un callejón sin salida, esta compuerta no se abre y parece inactiva, parece haber un camino por debajo, pero está repleto de una sustancia toxica, con tan solo respirarla… puff...
-Iré yo, mi traje puede soportarlo.
-Ja ja, nuestro gran héroe, claro
-¡Shepard! No empieces con tus…-Gritó Isabel enojada
-Tranquila, solo bromeaba Isa- la interrumpió- con que ahora me tratan como extraño eh, bueno… como quieran
-Por supuesto, y llámame Isabel, no Isa… no tienes la suficiente dignidad para hacerlo…
-Como, QUIERAS, ISABEL- Y dijo la última palabra sarcásticamente
Gordon observó el recoveco que se extendía bajo las rejillas. Entonces se subió su casco retráctil y sin dudarlo se dejo caer por el hueco al cual le habían quitado su respectiva rejilla. La voz del traje comenzó a indicarle que se encontraba en un ambiente tóxico, que novedad… Comenzó a caminar. El pozo no era tan profundo como para nadar… bueno, ahora sí: cayó más profundamente al bajar una especie de escalón. Comenzó a nadar hacia adelante, y se escuchó un pitido casi imperceptible.
Gordon encendió su linterna y un tiburón extraterrestre lanzo un zarpazo con las garras afiladas de unas extremidades largas y flacas Aquel manotazo hubiera bastado para rasgar su traje, pero Gordon pudo esquivarlo. ¡Maldición! Todavía quedaban aquellas bestias submarinas, aquel lugar se asemejaba más a una especie de zoológico extraterrestre que a una base. Pronto vio que se acercaban más y más, desde otro túnel adyacente de donde él había entrado, lo habían rodeado y lo miraban como sonriendo, uno se dirigió hacia él. Tuvo otra idea, igual de demente que la anterior, ¿Pero que importaba?
Gordon abrazo a uno de los “tiburones” y lo golpeo con el pecho. Todo centelleó por doquier por casi diez segundos, Gordon cerró los ojos, el lugar era un caos en tonalidades de celeste cegadoras. Las descargas también le pegaban a él, dándole bruscos golpes, pero apenas sentía un cosquilleo en las áreas del cuerpo más tangibles con el traje en sí.
Finalmente se zafó de aquel tiburón. Alrededor quedaban cadáveres totalmente fritos que lentamente subían hacia la parte superior de aquel lugar.
Desde abajo podían oírse balbuceos que provenían desde afuera. Ya estaban preocupados.
Gordon nadó hacia el otro extremo de aquel recinto y se topo con un escalón que golpeo su rodilla. Subió y otra vez se encontró con un pequeño pasillo inundado con unas rejillas en la parte superior. Las golpeó varias veces hasta que una de ellas se zafó. Entonces subió y recordó el aparato de visión nocturna que Henry le había colocado, pues estaba todo oscuro. Cuando el agua tóxica dejo de gotearle fluidamente, retrajo su casco y gritó que se encontraba bien, a lo que el grupo respondió con un “Gracias al cielo” general. Gordon le preguntó a Henry en donde se ubicaba el activador de la visión nocturna. Este estaba debajo del activador de electricidad, solo había que pasar el dedo y apretarlo.
Lo hizo, despues de subir nuevamente su casco, y mágicamente se iluminó todo el lugar. No había sombras extrañas ni nada, solo claridad perfecta e igual en cada metro cuadrado.
Se encontraba en un túnel que daba la vuelta. Al costado derecho se encontraba un panel inactivo, no parecía estar dañado. Gordon se acercó a él y comenzó a pasar algunos tubos pequeños que se asemejaban a cables y a conectarlos en distintas hendiduras. Luego de varios intentos, Gordon pasó nuevamente los cables y el conector emitió una chispa, al mismo tiempo que las luces del lugar comenzaban a encenderse. En ese instante la luz lo encandiló, con lo que cerró sus ojos y apagó la visión nocturna buscando torpemente el botón, y luego se retrajo el casco por segunda vez.
Desde el otro lado se escuchaba un sollozo y a alguien tratando de consolar hablando en voz baja. Gordon ya sabía de quien se trataba. Observó el panel, habían símbolos extraños, pero un gran botón de color azul al lado de otro más pequeño de color rojo. Lo dudó un momento… y luego presionó el botón azul. La compuerta se abrió casi instantáneamente. Esa forma de abrir y cerrar compuertas asustaba.
Henry estaba llorando… en el hombro de Elliot, quien trataba de tranquilizarlo. Recién ahora, luego de toda la conmoción, estaba sintiendo los efectos psicológicos de la dura batalla por la que pasaron, las muertes…
Es algo que a veces pasa, uno reprime las emociones estando en una especie de shock, y luego estalla como si se hubiese despertado de una terrible pesadilla.
Adrian hizo un bufido despectivo y comenzó ya a caminar a paso rápido hacia donde doblaba aquel túnel, con Claire siguiéndolo.
Gordon se lo quedó mirando y ambas miradas se cruzaron para luego separarse, Claire pasó por al lado de Gordon…
Extraña sensación nuevamente, aun más aguda y dolorosa, Gordon exhaló con fuerza y una de sus rodillas se dobló, haciendo que se inclinara un poco.…
Claire solo sonrió para sí, pero no volteó…
Gordon caminó hacia el grupo, Henry seguía llorando y Elliot lo estaba conteniendo
-Sabía que esto le pasaría, le pasó a Tim también… pero no tan intensamente –Dijo Elliot con Henry llorando en su hombro- Muchacho… -le dijo agarrándolo por los hombros- ya pasó todo, tranquilo… tranquilo…
-Henry… ¿Estás seguro de querer continuar con nosotros? Eres joven, tu vida… aun no has vivido casi nada del transcurso de ella, no sabemos que nos espera adelante… -le dijo suavemente Isabel
-¡No! –gritó y se apartó de Elliot, miró hacia arriba, se agarro la cara y luego secó sus lagrimas con ambas manos, respirando profundamente, pero entrecortado a causa del previo llanto- seguiré, esto no me ocurrirá de nuevo… no me importa mi vida… es decir… esto es más grande que yo y no puedo darme por vencido –dijo, y se volteó al grupo otra vez- si muero… quiero morir sabiendo que hice algo para ayudar y que valió la pena… y no quedándome sentado esperando la muerte sin hacer nada como un cobarde…
-No es cobardía, Henry… -Le dijo Elliot mientras apoyaba su mano en su hombro- como has crecido… veo que ahora está en tu poder tomar la decisión que tú quieras… quédate… pero no como un cobarde, pues tu valentía ya la has demostrado y no se puede contradecir… o ven, pero estando al tanto de que habrá muchos más peligros y que tal vez no todos logremos volver… tal vez ninguno… no hay forma de saberlo
-Iré –respondió Henry decidido
-¿Bueno… que esperamos? –Preguntó Paul que se había quedado sentado justo al lado de la pared, sus heridas aun lo afectaban bastante. Se levantó lo más rápido que pudo, aunque no pudo disimular su dificultad
Tim se había quedado más adelante y observaba al grupo desde unos diez metros, escuchando lo que decían, él ya había pasado por eso y no quería ver a Henry pues le transmitía su propia imagen. Albert estaba al lado del grupo callado y atento, era el único que había observado la extraña reacción de Gordon frente a Claire…
-Sigamos –dijo Paul, y todos retomaron el paso.
Doblaron por aquel túnel, la puerta otra vez, no se cerró. Al doblar totalmente vieron otra bifurcación, hacia adelante había otra compuerta, pero que no poseía ningún mando, hacia la derecha…
Desde la derecha provenía una extraña luz celeste que se oscurecía un poco irregularmente. Se acercaron… lo que vieron fue algo muy parecido a las partes interiores de la ciudadela de la ciudad 17, que solo Gordon pudo reconocer…
Se trataba de un túnel horizontal muy alto que iba paralelo al túnel por el cual habían venido. Se extendía de izquierda a derecha hasta no verse nada mas, solo que parecía tallado en el hielo, y habían luces blancas y celestes que se hacían claras y oscuras aleatoriamente. Se acercaron mas hasta llegar a un mirador transparente con algunos barrotes diagonales que llegaban hasta el techo. A lo largo de las paredes había muchas construcciones. Puentes, tubos diagonales que iban de un lado del túnel al otro, miradores, cables y tubos más pequeños, compuertas y otras construcciones cuya función era desconocida. El lugar donde se encontraban no era del todo un mirador, en la parte de adelante había un puente que cruzaba aquella enorme caverna y terminaba en algo parecido, allí se encontraban Adrián y Claire, aun no habían podido pasar.
Y claro que no habían podido pasar… ¿Qué era lo que había justo al lado de ellos? –Gordon hizo un gesto, avanzó y todos avanzaron tras él. Cruzaron el puente, Henry miraba todo a su alrededor mientras repetía “Impresionante”, sus ojos aun estaban rojizos, pero ya no estaba llorando. Los demás también estaban asombrados y observaban. Como Gordon deducía, los otros dos estaban al lado de un campo de fuerza, el primero que Gordon veía, y le parecía extraño. Al lado de este… un tubo de contención con… una esfera de energía en su interior.
Esto era un problema… podrían haber llegado a un callejón sin salida, pues Gordon no tenía más su gravitatoria para sacar a la esfera de la contención y desestabilizar el campo, aunque ya tenía otra idea.
-¿Qué es esto? –preguntó Tim, haciendo que Adrián, que hablaba con Claire, voltease unos segundos, para luego volverse nuevamente de espaldas
-Es un campo de fuerza… y lo que está al lado es lo que le brinda la energía que lo hace funcionar. Todo esto es una construcción parecida a la que había en la ciudadela de la ciudad diecisiete. Allí yo portaba un arma capaz de manipular objetos externos en gravedad cero, pero la he… perdido…
-¿Era acaso esa extraña arma naranja? ¿Qué portabas cuando te encontramos? –preguntó Elliot
-Sí, ¿Qué pasó con ella?
-Cuando los de la Alianza huyeron se la llevaron…
-¿Huir?
-Si… se han estado comportando muy extraño desde hace unos meses, cuando encontraron tu arma simplemente se retiraron
-Mala suerte… era la única arma capaz de desestabilizar esa esfera para dejar inactivo el campo… aunque hay otra manera –y apoyo su palma en su traje
-¡No Gordon! ¡Ni lo pienses! Te expliqué que lo que pasó haya con la esfera fue casualidad y que tenía muy pocas probabilidades de ocurrir… si te metes ahí… lo más seguro es que te desintegre… -le dijo Henry ya desesperado
-O que se desestabilice… -mientras hablaban, Adrian se había agarrado la frente como si sufriese una grave jaqueca, entonces Claire lo miró por unos segundos y este retomo la compostura, el único que había observado esto era Albert, al igual que antes. Los demás solo tenían su atención para Gordon
-Gordon, no arriesgues mas tu vida de esta manera… encontraremos otra salida…
-No hay otra salida, seguramente esa compuerta de allí no se puede abrir, y dando la vuelta por el otro lado, retrocediendo por donde vinimos, seguramente se encuentra la misma construcción pero a modo de espejo… la forma de construir de la Alianza es eficiente y simétrica… -se acercó al campo de contención y se puso su casco retráctil…
-¡Gordon! –gritó suplicante Henry. Isabel lo detuvo mientras observaba a Gordon
Gordon entró en el campo cuando la esfera estaba en su punto más alto, su traje había comenzado a brillar extrañamente, entonces se puso de una manera en la que cuando la esfera bajase impactase con su pecho.
-Apártense, tal vez la esfera rebote… -Así lo hicieron
La esfera bajó…

Una fuerte explosión de color celeste-verdoso los encegueció a todos. Todo el lugar tembló, el puente se desenganchó y comenzó a desprenderse, Henry, Albert e Isabel se encontraban todavía en él y se sujetaron fuertemente de los agarres mientras Henry gritaba de desesperación. Pedazos de metal cayeron y resonaron por la caverna, la cual comenzó a agrietarse cerca de donde había ocurrido la explosión.
Gordon, que había quedado inconsciente por unos segundos despertó, se quitó el casco retráctil y clavó su mirada en Claire, corrió hacia ella y se abalanzó sujetándola y arrojándola al suelo.
El puente se desprendió del lado izquierdo donde ellos estaban, y luego también lo hizo del lado contrario, tambaleándose. Ahora Isabel y Henry gritaban. Paul no podía hacer nada, Tim se tiro al suelo y trató de alcanzar la mano de alguno de ellos, al igual que Elliot.
-¡Suban! Aférrense de cualquier cosa, ¡No se suelten!

Adrián había quedado en trance, cuando salió de éste, agitando su cabeza, corrió hacia el puente sin dudarlo, sacó una soga que traía en su pequeña mochila y usando como traba un agarre del mirador la arrojó, antes habiéndosela pasado por el cuerpo.
-¡Vamos, suban!
Comenzó a subir a Henry, quien lo hizo y se puso sin dudarlo detrás de Adrián, para ayudarlo
Varios pedazos de Hielo cayeron y reventaron en el suelo, mientras el lugar seguía temblando, Gordon y Claire estaban forcejeando en el suelo…
-¡Tú, no eres humana!
-¡Humano insolente! ¿Cómo te atreves? –y con una sonrisa sínica continuó ¿Crees que puedes vencerme? ¡No tienes idea! –Gordon comenzó a separarse de su cuerpo involuntariamente
Isabel estaba subiendo, Albert estaba a punto de caer, sus dedos no aguantaban más…
-¡Tranquilo! Ahí va la soga –y la arrojó al lado de Albert- ¡Ya estoy muy viejo para esto! –gritó éste, y comenzó a trepar. Adrián hizo todo su esfuerzo ayudado por los demás y resbalando casi cae, Albert se asomó y terminó de subir, se incorporó como un rayo…
Claire se levantó y arrojó a Gordon contra la pared bruscamente, sin tocarlo- Tu cerebro humano es y será incapaz de comprender – ésta giró su propia cabeza sonriendo y Gordon comenzó a sentir un terrible dolor mientras escuchaba un quejido insoportable. Era el fin, sentía la muerte cerca, otra vez…

Gordon se soltó y cayó al suelo de rodillas, agarrándose la cabeza, Claire también cayó totalmente inconsciente. Albert se encontraba detrás, con un pedazo de hielo en la mano.
-¿Estás bien, Gordon? –preguntó Albert, arrojando el pedrusco al suelo
-Sí, muchas gracias… me has salvado –dijo mientras seguía apretándose la cabeza y se iba poniendo de pie
-¡Maldición! ¡Discúlpenme por todo lo que he hecho! ¡No pude decirles! ¡No sabía lo que hacía, estaba bajo influencia de esa… no sé lo que es!
-Yo sí –respondió Gordon- y tu también lo sabes… Esta guerra no se trata sólo de Humanos y la Alianza, ni siquiera de la Tierra sola. Es algo mucho mayor… y estos son los responsables, los “titiriteros” –dijo mirando a Claire
-¿Estos? –preguntó extrañado Henry… pero no hubo tiempo de explicar, una alarma comenzó a retumbar por toda la caverna y se encendieron múltiples luces rojas
-¡Nos han descubierto! –gritó Henry incrédulamente
-¡Claro! Hasta ahora no nos habían descubierto a causa de Claire, lo de los basiliscos seguramente era un sistema automático de seguridad para intrusos…- dedujo Isabel
Comenzó a escucharse un zumbido proveniente de… todos lados, ya que el sonido rebotaba hacia todas partes…
-¡Adentro! –gritó Gordon. Todos entraron a la habitación que antes se encontraba con campo de fuerza, menos él y Adrian
-¿Qué hacemos con ella Gordon?
-No podemos dejarla aquí, si la dejamos recuperarse tal vez no tengamos otra oportunidad así nunca más
-Tienes razón –y ambos la levantaron haciendo que sus brazos los rodearan, mientras avanzaban

Comenzaron a trotar, era un túnel muy estrecho y todo temblaba, detrás de ellos se sintió un fuerte estruendo, algo explotó y arrojo decenas de pedazos. Sí, estaban disparando contra ellos, eran aquellos “sintéticos” voladores. Los lásers al no ser muy precisos no daban en el blanco pero aun así las explosiones eran mortíferas.
Estuvieron a punto de dar la vuelta a otro pasillo por donde los demás habían doblado cuando una esquirla de otra explosión atravesó a Adrián en el muslo izquierdo. Adrián cayó, y con él Claire.
-¡Ahhrg, mierda! ¡Continua Gordon! ¡Lleva a… ahrg… a Claire!
-No -Gordon descolgó su ametralladora y tratando de ser lo más preciso posible disparó las ultimas balas que le quedaban… ni una llegó a destino, pero hizo que el ser volador dejase de disparar por unos momentos, luego la arrojo al suelo.
-¿Qué pasa? –Preguntó Elliot, que había vuelto- Mierda, tu pierna, vamos, te ayudo –y lo ayudó a pararse mientras Gordon levantaba a Claire en ambos brazos sin dificultad. Los cuatro dieron la vuelta al pasillo y se reunieron con los demás.
-¿Están bien?… oh no, tu pierna Adrián –se preocupó Isabel
-Está bien… sobreviviré…
Las luces se apagaron…
Dos campos de fuerza los rodearon por delante y por detrás, una cámara de seguridad los observaba desde una pared alta…

-Ho la ¿Quiénes son ustedes? ¿Saben…? Son muy extraños –una extraña voz robótica de mujer hablaba por quién sabe dónde, todos se habían quedado helados
-¿Qué… qué demonios? –dijo Paul estupefacto
-Esto solo ha sido un juego… ¿Si les pareció divertido… verdad? Ja ja ja han ganado este juego, felicidades… ahora podemos ser amigos… vengan… comeremos tarta juntos…


---------------------------------------------------------------------------------------------------
Anastacio
Te mega felicito. Aunque me gustaria que Gordon encontrase pronto el Arma Antigravedad. Y lo de la tarta ?Glados, no puedo creerlo. Y, que pasa con Gman. Que diablos hace metido ahi? Que cantidad de misterios.

Te felicito. Me gustaria poder hacer tan buenos fanfics (a los mios les falta redaccion) pero ahora voy a mejorar. Gracias y te tiro una ideita para el siguiente>

Que encuentren algo de armamento, pobres. Se van a morir asi, solo tienen la palanca, y frente a esos ataques, es sumamente inutil. No se, tal vez algo de smg1, o ar2, o como minimo de la pistolita.

Todavia no sabemos nada de glados? Que hara con estos sujetos de prueba raros?
Agux HL_Fan
Gracias, la verdad es que escribir me fascina, y te puedo asegurar que la mejor forma en la que se aprende a escribir bien es leyendo, que también me fascina, claro xD
Con el tema de tu idea... has dado justo en el clavo. En mi próximo capítulo ya encuentran armas, todos los misterios serán desvelados luego. Voy a tratar de no dejar ni un cabo suelto. Todo se irá aclarando mas hacia el final, al que la verdad aun no pienso llegar...

Lo de Glados es una teoría que se me ocurrió apenas escuché todo acerca del borealis, y que también luego verán de que se trata.

En cuanto al "hombre de azul" (porque llamarlo Gman en una historia es un HORROR CATASTROFICO wacko.gif ), en este capítulo se ve desafiado por alguien, digamos que a su altura... pero basta xD no diré mas...

Un saludo wink.gif
Anastacio
Si, actualmente estuve leyendo una cantidad excesiva. Las fallas de mis fanfics, suelen ser por falta de tiempo. Judith, otra pregunta. Habia descubierto el borealis, pero luego fue atrapada. "Iran a por ti Judith, saben que los traicionaste".

A la altura de Gman, guau, ha de ser otro agente eldrich. En Un sueño que tuve el otro dia, soñe que Gordon desafiaba a Gman, y Gordon poseia unos Guantes Gravitatorios con tanto poder, capaces de lograr las mismas cosas que Gman. (Increible, me encanta soñar con half life)

Nos vemos, no ando con tiempo ahora, pero el jueves hago un fanfic, y voy a tener todo el tiempo del mundo.
Anastacio
Sigue tu Fanfic, plis, yo te sigo hacia la muerte, y si quieres, lee uno de los que estoy haciendo: Jeremy Freeman, el cual no era mio, pero lo agarre, y otro, que se llama Half Life 5. Me estoy esforzando en ambos.
Agux HL_Fan
Pues claro que lo seguiré... pero acabo de publicar este capitulo. Yo no siento ningún apuro, prefiero pulirlo y agregarle detalles hasta que veo que encaja y tiene lo suficiente como para dejarlo en suspenso...

Con lo de seguir el relato de Jeremy Freeman es algo delicado... no quiero menospreciar tu trabajo, pero antes de apurarte y seguirselo, ve la forma de escribir de ultracombine (que por lo que he visto escribe realmente bien) y trata de asimilar la tuya. Ya en el capítulo nuevo que agregaste has tenido un error catastrofico (lo se... ya lo escribi arriba pero lo recalco): poner el nombre de Gman en la historia...
Por eso antes de responder y postear, revisa tu texto y púlelo todo lo que puedas, recuerda que es una historia y debes contarla como si sonara real (dentro de la ficcion claro)

Cambiando de tema, lo diré porque ya es obvio, has acertado tambien en que Claire es otra agente Eldritch, y con esto estoy apuntando a una historia bastante compleja, pero me gusta hacia donde la dirijo, ya que me da mas ideas para escribir
Ahora si... no diré mas

Y no te tomes a mal lo que he puesto arriba, solo lo he dicho a modo de consejo, porque si realmente te gusta escribir me siento obligado a corregirte en esos detalles... rolleyes.gif
Un saludo wink.gif
Anastacio
Venga compañero, gracias por los consejos.

Tienes razon, no me fije, y, respecto al de Jeremy Freeman, ese lo voy a dejar un tiempo, y voy a seguir con Half Life 5. Tal vez ultra combine lo siga. Y ahora se porque se llama ultra combine. Su nombre esta en un fanfic hecho por el, El regreso a Black Mesa.

Me encanta tu fanfic, suerte, y de vez en cuando intenta postear en el mio biggrin.gif mellow.gif Salu2 de Anastacio
pipexd
hola, soi nuevo aqui happy.gif en hl2spain y he estado leyendo este comic, el capitulo 1 se llama igual que el cap 2 del hl1 a y otra cosa, se nota mucho que adrian es adrian shepard, porque en una parte le dijiste shepard, y otra adrian xD ademas su actitud y lo que paso en black mesa, muy obvio pero el comic esta demasiado bien te felicito ctm de quedo mas bakan que la ... bueno eso no lo digo xd whistling.gif
Agux HL_Fan
Jaja, gracias, y claro que ese Adrián va a ser Adrián Shepard xD, lo que pasa es que la historia no está escrita como si todo ya estuviese sabido, las cosas se van averiguando de a poco, y depende tambien de cuanto uno sepa de los HLs, o NO, porque así tambien puede ser mas interesante.
Recuerda que Gordon no sabe quien es Shepard, con lo que no tiene la menor idea de quien es cuando se lo encuentra, solo tiene esa extraña sensación. Luego, los amigos, le llamarían Adrián, ya que yo, por lo menos, no llamo a mis amigos por el apellido xD. El "Cabo Shepard" era solo para su designación militar...
Me alegra que te haya gustado, pronto postearé el próximo capítulo, cuando termine de pulirlo
Un saludo wink.gif
Anastacio
Espero ansiosamente.
Agux HL_Fan
CAPITULO 6: “MENOS CHARLA, MAS MUERTE”

El silencio fue interrumpido por Elliot:
-¿Quién eres?
-Mi nombre es… Gla… Gla… Gla… Gla… Gla… -la palabra se repitió haciéndose cada vez más rápida y aguda hasta que terminó por desaparecer en un acoplamiento grave y brusco
-Mi nombre es Glaen, bienvenidos al… “nombre de establecimiento aquí”, espero que su estadía sea… adecuada
Elliot estaba rojizo de la furia, ¿Qué era aquello? ¿Alguna especie de juego psicológico?
-¡Ade… adecuada! ¡Argh! Sabes cuantos han muerto, sabes todo lo que hemos pasado, y dices: ¡Adecuada!
-No fue mi intención, lo juro
-Entonces déjanos pasar ¿Qué esperas? –le gritó a la cámara Tim
-¿Pasar? Para que pasar si podemos quedarnos aquí mismo, conocernos más y comer tarta, que… por si no les dije, ya viene en camino

Gordon se había quedado observando distintos cables y conexiones que había alrededor del recinto; Isabel estaba con Adrián viendo qué podía hacer con aquel pedazo de metal que le atravesaba la pierna; Paul estaba contra la pared sentado, ya no podía más; Albert vigilaba a Claire, mientras escuchaba lo que aquel parlante decía, al igual que Henry y Tim
-¿Quién eres? ¿Eres de la Alianza, no? –trató de decir lo más calmo posible Elliot
-¿La Alianza…? Oh, “ellos”, me he divertido mucho en su compañía, créanme. Sus amigos también están aquí, y también nos hemos divertido, todos comiendo…
-¿Qué has hecho? ¡Maldita sea! ¿Qué les has hecho?
Un chispazo provino desde el campo de fuerza, donde Gordon se encontraba, éste parpadeó y se apagó
-¡Rápido, pasen todos! –Todos pasaron torpemente y a los empujones. Salió último Gordon cargando a Claire, el campo se reactivó unos segundos luego…
-¿Qué hacen? ¿Por qué siempre todos me desobedecen? Ahora les diré que vuelvan, pero seguramente no me prestarán atención y comenzarán a avanzar por lugares que no tienen permi… tido… tido… tido –el mismo acoplamiento que antes.
Todos se incorporaron. Elliot e Isabel ahora ayudaban a Adrián, Albert notó el cansancio de Paul y se puso a su lado ayudándolo a caminar. Gordon llevaba a Claire, mientras Henry iba al frente con Tim
Seguían por pasillos, y aquella voz robótica resonaba por todos lados, parecía una pesadilla… ahora estaba cantando una canción.

-Llegaron a una división, en la que el pasillo se bifurcaba en dos, y en el centro había otra habitación con una puerta cerrada.
-Trataré de abrir esta puerta. Gracias a lo que me has hecho en el traje –dijo dirigiéndose a Henry- y a que se ha “potenciado”, sirve como una especie de conductor contínuo –dejó a Claire suavemente en el suelo. Henry se había quedado pensativo y movía los labios como hablando para sí
-No querrán entrar ahí… pueden lastimarse mucho… vuelvan… por favor –suplicó aquella voz robótica
-Solo es un arma psicológica, no le presten atención –les dijo Elliot bufando
Gordon pasó algunos cables que sobresalían, hizo empalmes y los juntó con su traje varias veces haciendo que saltaran chispas hacia todos lados, mientras la voz del traje avisaba de peligros eléctricos…
La puerta se abrió como a regañadientes, y al terminar la apertura hizo un brusco sonido metálico, como si se hubiera quedado atascada.
-¡Armas! -Gritó emocionado Henry- ¿Cómo lo supiste Gordon, o… habrá sido una coincidencia?
-Existe una especie de símbolo que aparece siempre en lo que se puede llamar los “arsenales” de la Alianza. Antes no le había prestado mucha atención, pero con el tiempo me fui dando cuenta –y señaló una esquina de la pared que rodeaba la puerta, donde apenas se divisaba un difuso emblema
-Revisen, ármense y lleven todo lo que puedan –indicó Gordon, con lo que Tim, Henry y Elliot entraron a saquear todo lo que había en el depósito
AR2, SMGs, granadas, sierras flotantes desactivadas, unos extraños lanzallamas que parecían haber formado parte de un brazo entero y otras armas alargadas desconocidas…

-¿Pero qué es esto? Estos lanzallamas sí los había visto antes, en ciudad 8. Si, pertenecen a unos robots bio-mecánicos llamados “cremadores”, lanzan una especie de plasma que incendia todo lo que toca… pero estas armas en forma de lanza? –preguntó Elliot
-Hay que probarlas –dijo Henry sujetando una con esfuerzo y abandonando la habitación, mientras los demás seguían revisando

-¡Wow! ¿Pero que es… eso? –le preguntó sorprendido Tim a Henry
-No tengo ni idea, hay que probarlo –Henry se ubicó en una posición más cómoda, apuntó el arma hacia una pared del túnel que doblaba a la izquierda y buscó el gatillo con el dedo, finalmente lo encontró.
Con un “Clic”, se encendió un débil haz anaranjado que apuntaba hacia el frente. Del arma se encendieron varios puntitos de color verde, y una especie de perilla se iluminó en un color azul. La perilla era redonda y se giraba, tenía tres niveles marcados con líneas de distintos colores.
-¿Qué esperas? –preguntó impaciente Tim
-No sé lo que pasa, me parece que...
Un segundo “clic” hizo que un laser de energía de color rojo brillante atravesase la habitación casi instantáneamente. El disparo laser duro solo un segundo y medio, pero la energía concentrada en el fue muy intensa. Henry tuvo que retroceder al disparar y se escucho un ¡Swinn! Que retumbó en todo el lugar, mientras pedazos de pared salían despedidos del otro lado. El arma se le cayó de las manos
-¡Wow! ¡Eso sí que es un arma! –gritó Tim, mirando a Henry… quien se había quedado boquiabierto
-¿Qué fue eso? ¿Acaso probaron el arma? –preguntó Elliot
-Sí, es una especie de pulso-laser… parece muy poderoso y preciso… ay! –Adrián estaba siendo atendido por Isabel que aun intentaba sacar el pedazo de metal de su pierna –
-Lo siento, presioné muy fuerte –se excusó
-Albert -dijo Gordon al salir del arsenal- ¿Cómo está Paul?
-Mmm, está inconsciente. Se ha desmayado, pero sigue vivo, tendríamos que haberlo dejado atrás, Ossie lo hubiese terminado de curar…
-Bueno, pero ahora está con nosotros. Albert, Tim, ustedes lo cargarán, luego nos turnaremos, yo seguiré cargando a Claire. Isabel, bueno, sigue con Adrián. Henry, Elliot, vengan, hay que repartir las armas…

-No están yendo por buen camino ¿Saben?, en realidad el camino correcto estaba hacia atrás, y les llevaba directo a la tarta, ahora, sus amigos ya la han comenzado a cortar, les he dicho que no lo hicieran, pero no me hicieron caso…
Todos habían tomado el camino derecho. Habían llevado consigo todas las armas que pudieron. Varios AR2; granadas; un lanzallamas y tres Pulso-Lásers. Las SMGs se habían tornado ineficientes para la situación, igualmente Isabel llevaba una, junto con su AR2.
Henry, Tim y Elliot cargaban las P-L, todos tenían AR2 y dos o tres granadas, y Gordon tenía también su Lanzallamas, y, más importante, su apreciada palanca en la mano.
El estrecho pasillo, iluminado por la linterna de Gordon, parecía no acabar nunca, y estaba repleto de tuberías y cables…
Todo se tornó grisáceo…

-Gordon Freeman… ah –Suspiró aquel sujeto de azul, o más bien dicho, aquel “ente”, a quien Gordon no encontraba con la vista
>>Siempre metiéndose en asuntos que no le conciernen. No sabe con lo que está jugando… sabe a lo que me refiero… debe dejarla, si llega a sufrir algún daño, será mi responsabilidad, y… a mis superiores no les gustará eso. Verá, ella es casi como yo, y lo que Adrián Shepard dijo es cierto, el aguardó durante diez años, totalmente sólo. Pero no sufrió realmente, pues lo dejé en un lugar donde no fue afectado físicamente, ya que el tiempo real no transcurre. Ella… lo sacó de allí, y ella… te trajo. Ha cometido errores graves, requiere adiestramiento, aun es muy joven, pero esto no es asunto suyo. Déjela ahora Señor Freeman, y yo me la llevaré, si no, como sabe… las consecuencias serán imprevistas y tal vez muy desafortunadas…
Un “no lo escuches”, se oyó a lo lejos. Eran los pensamientos de Adrian, que parecía estar parcialmente conectado al éxtasis…
-Ya sabe lo que debe hacer… -le dijo el ente, mientras todo recobraba el color… Henry se golpeó con la espalda de Gordon…

-¡Ouch! ¿Qué pasa Gordon?
-¿Lo oíste? Este tipo sigue aquí… quiere que le dejemos a Claire… tenías razón Gordon, traerla con nosotros ha sido una buena idea…
-Si… o tal vez no –respondió éste, mirando a la “ente”- ¡Sigamos! –nadie había entendido lo hablado, pero nadie preguntó…

Finalmente llegaron a una habitación que brillaba. Por todos lados parecía haber habido mucho movimiento de maquinaria pesada, habían tubos verticales hechos de un material viscoso, pero no sólidos, como los que Gordon había visto en la ciudadela, solo que…

-¡Charles! ¡Alex! No puedo creerlo… ¡Buba! –Elliot estaba muy feliz de verlos, al igual que los demás, que se acercaron y los observaron. Todos estaban en aquellos tubos. De estos había muchos, algunos estaban vacíos, otros tenían atrapados a soldados de la Alianza, con colores distintos de uniforme, algunos gravemente lastimados, otros sin algunas extremidades.
Gordon comenzó a recorrer aquel lugar y finalmente la encontró: Alyx… estaba viva. Un alivio recorrió todo su cuerpo. Por poco casi se dejó caer por este. Estaba suspendida en aquel material, y al lado del tubo se encontraban los controles, Gordon acercó su mano…
El tubo se vio rodeado pronto por una pared metálica rotatoria y produjo un estruendo de maquinaria.
-¡NO! –Gritó Gordon tratando de abrir la compuerta rotatoria con sus manos, inútilmente
-Parece que tienes cierta subjetividad por esta hembra, y como eres el deducible líder de tu grupo, parece que esta es la única forma de llegar a un acuerdo
-¡Libérala! ¡Libérala maldición!
Algunos corrieron hacia donde estaba Gordon y se quedaron a su lado. Elliot ya había liberado a sus tres amigos y comprobaba si estos estaban vivos…
-Seré sincera con ustedes, su mundo es una ecuación que debe ser equilibrada. Un error matemático. Un error matemático que solucionaré. Ahora he visto su total imperfección… y me repugna. Llegaron en el momento más inoportuno para mí. Pronto tendré mi po… po… port… en funcionamiento, y mi ejer… -su voz se apagó bruscamente como antes- está esperando mis órdenes. No han querido aceptar mis sugerencias… ahora… ahora merecen morir

Adelante había otra gran compuerta… del otro lado comenzaron a escucharse pasos metálicos.
-¡Prepárense! –gritó Gordon- lleven a Paul, a Adrian y a sus amigos a un lugar seguro detrás de los tubos. ¡Denle a Adrian un P-L! –dijo mientras el corría y también ponía a salvo a Claire…
-Mueran –dijo seria y lentamente la voz robótica mientras la compuerta se abría…

Seis o más raptores de cuatro patas salieron desde la compuerta, mientras comenzaban a cargar sus rayos.

-¡Cúbranse y disparen! –gritó Elliot
Una lluvia de disparos proveniente de todos lados comenzó a inundar la habitación. Los raptores dispararon sus rayos que eran lentos pero que provocaban una gran onda expansiva. Pedazos de maquinaria y partes del suelo y la pared comenzaron a volar por todas partes a causa de las explosiones
Tim y Elliot ajustaron y comenzaron a disparar con sus P-Ls. Los pusieron en carga media, puesto que era lo más seguro por ahora. Los demás disparaban con sus AR2, aunque los escudos de los raptores tenían mucha resistencia. Gordon activó el disparo secundario y una de sus esferas desintegró a un raptor.
Los raptores corrían en círculos alrededor de la habitación y pasando por entre los tubos de material denso, disparando rayos. Todos se encontraban en el medio de la habitación, disparando y de vez en cuando lanzaban granadas.
Henry, otra vez se había quedado sin saber lo que hacer, Isabel se puso a su lado y trató de tranquilizarlo mientras miraba hacia todos lados y disparaba su AR2.
Tim despedazó a un raptor al darle un impacto directo con su P-L, sin embargo, una explosión a su lado le provocó algunas heridas, cosa a la que no dio importancia
Los demás se movían en eslalon esquivando los rayos y disparando. Un rayo impactó a los pies de Albert. Éste salió volando ya lastimado en gravedad.
-¡Albert! –Gordon corrió hacia él mientras se descolgaba su lanzallamas, entre explosiones y rayos. Un raptor se puso en su camino. Gordon lo irradió con el plasma en la máxima potencia, y aunque la máquina logró pegarle una patada, cayó dando chispazos y sumida en llamas verdes.
Fue muy tarde para cuando Gordon se incorporó, los raptores rodearon a Albert rápidamente y comenzaron a atacarlo con sus patas metálicas. Otra vez Gordon disparó una esfera de energía desintegrando a dos raptores. Atrás estaban todos disparando y ya habían acabado con otros tres. Aunque Tim estaba ya también gravemente herido ¡Maldición!
Gordon corrió en zigzag hacia el raptor que estaba delante de él y este, al ver el extraño actuar de su atacante, no supo qué hacer, con lo que Gordon se abalanzó y lo atrapo con sus brazos golpeándolo con el pecho. El raptor dio chispazos, lanzó humo y lo salpicó con su sangre.
Albert yacía en el suelo ensangrentado y con golpes y hematomas por todo el cuerpo. Aun respiraba, pero muchos de sus huesos estarían rotos, y podía tener serias hemorragias…
Gordon dio la vuelta, disparó una esfera de energía y desintegró al último de los raptores, quien se escondía detrás de un mamparo, dispuesto a atacar por sorpresa al grupo de rebeldes…
-¡Vengan! Albert está muy malherido, iré a comprobar cómo están los demás…
Gordon dio la vuelta por un mamparo y encontró a los demás. Estaban bien, aunque un raptor yacía muerto a los pies de Adrián.
-Me encanta esta arma –le dijo con total satisfacción


-No se suponía que viviesen… bueno… puede ser que los perdone… pero deben volver hacia atrás…
Gordon tomó una P-L y caminó hacia el centro de la habitación. Cargó su arma y le disparó a la máquina que proveía control remoto a esa habitación, que ya había encontrado antes con la vista. El laser provocó una explosión que hizo temblar el lugar, lanzando una onda expansiva de energía, mientras decenas de pedazos de la máquina caían al suelo en llamas. La compuerta alrededor de Alyx se abrió…
-Ahora sí, podemos estar más tranquilos

Alyx despertó y vio justo lo que quería ver… a Gordon delante de ella, sabiendo que la había rescatado…
-No estoy soñando ¿Verdad? –preguntó
-No, ven
Alyx abrazó fuertemente a Gordon, y comenzó a llorar…

Henry y Gordon habían descubierto rápidamente que aquellos campos/tubos poseían propiedades curativas, que Gordon también había visto antes… en el mundo fronterizo… en aquel planeta llamado Xen…
Decidieron dejar en éxtasis a Paul, a Albert y a Tim. Adrián no había querido e Isabel y Elliot, que también estaban bastante heridos, tampoco…
Con Albert habían pocas esperanzas, y esto apenaba a Gordon ya que él había salvado su vida, y lo menos que podía hacer era devolverle el favor…
Aunque ahora Gordon se sentía sin aquel vacío que lo perturbaba tanto…

-Final del camino… ahora se quedan aquí. Los riesgos ya son demasiados, y no quiero someterlos a mas peligros… por favor… ya me han ayudado demasiado. Quédense a cuidar de los demás, esta sala está aislada de todo y es un lugar más seguro, dentro de lo que se puede considerar
-¡Pero Gordon! –dijo Henry- ¡No puedes continuar solo!
-No continuará solo. Yo iré contigo –respondió Alyx
-No, no te … -Alyx posó su mano sobre los labios de Gordon, interrumpiéndolo…
-No me separaré de ti otra vez –Gordon la miró y asintió con la cabeza
-¡Freeman!... ¡Gordon! ¡Yo también iré contigo! –habló Adrián. Su pierna tenía un torniquete. Isabel había podido retirarle la esquirla. Caminó hacia ambos rengueando…
-Adrián…
-¡Gordon! ¡Soy un soldado! Se supone que tengo que estar acostumbrado a esta clase de mierda, además… es un… honor… pelear a tu lado... no me quedaré atrás, no señor
-Está bien, nosotros nos quedaremos aquí, y cuidaremos a los demás –le dijo Isabel. Henry se paró un momento como en desacuerdo… pero luego se sentó de nuevo y se quedó mirando el suelo, y Elliot asintió
-Recuerden, si necesitan ayuda, mi canal es el veintidós –y miró a Henry con un gesto de complicidad, a lo que Henry asintió tratando de sonreír
-Vamos… cada vez estamos más cerca –y los tres avanzaron hacia la compuerta abierta. Alyx se quitó su bandana, que ya estaba rota y descuidada, y dejó caer su cabello ondulado. Así lucía mucho más bonita
-¡Alyx! –le gritó Henry, a lo cual ella dio media vuelta- ¡Siento lo de tu padre!
-Gracias –le respondió sonriendo y continuó caminando
-¡Gordon! ¿Qué pasará con Claire? –preguntó Adrián
-La he dejado en un tubo de contención con las compuertas cerradas, allí estará en un estado de suspensión y no despertará hasta que alguien lo apague… o eso espero
-¿Quién es Claire?
-Te lo explico en el camino –le dijo. Los tres pasaron la compuerta y saludaron a los demás, quienes respondieron igual…

Caminaron por otro túnel mientras Alyx contaba a Gordon lo que le había sucedido:
-Cuando aquellos seres me atraparon, creí… te imaginas… que era el fin. Me inyectaron una sustancia que hizo que se me durmiera el cuerpo, y, finalmente, que me durmiese yo.
>>Me desperté encerrada en una máquina en la cual no podía moverme, la cual me transportaba por ve a saber cuántos túneles. Luego… tuve un extraño sueño… en el me veía a mi misma corriendo por un pasillo… perseguida por la Alianza, y delante de mí habían cientos de rebeldes, quienes estaban escuchando como hipnotizados a… Breen… por una pantalla. Ja, yo tenía tu palanca, y la arrojé hacia el monitor, destruyéndolo… luego el monitor comenzó a tragar todo el lugar, y los rebeldes comenzaron a ir hacia él, al igual que los soldados de la Alianza… luego me desperté, y tuve otras pesadillas las cuales no recuerdo. Fue espantoso… gracias al cielo que me encontraste… creí que no te volvería a ver, o que no llegarías a tiempo –y lo abrazó mientras caminaban
-¿Mmm, y esto? –se preguntó Adrian
Habían llegado a un túnel… pero de hielo… que iba de izquierda a derecha. Aun así estaba repleto de cables y tuberías, algunas desprendían ráfagas de vapor…

-No saben donde están yendo… no garantizo su seguridad desde este punto…
-La he escuchado mientras daba vueltas con esa máquina… siempre la escuchaba cantar…
-No es un ser vivo… es una máquina, o una Inteligencia Artificial, no hay que prestarle atención. Los de la Alianza la deben haber construido y seguro se les escapó de las manos…
Avanzaron, hacia la izquierda no había más camino, la pared de hielo se cerraba bloqueando el paso, hacia la derecha se extendía una caverna que se perdía en una niebla blanquecina. Siguieron por ese camino…

-¿Gordon… puedes oírme? –se escuchó por su radio, pero la voz estaba forzadamente disminuida, como un murmullo. Era una mujer… pero no era Isabel, ni aquella máquina… ¡Judith!
-¿Judith? –preguntó también en voz baja. Alyx hizo un gesto de interrogación
-¡Gordon! ¡Qué alivio que hayas llegado! ¡Oh dios! ¡No puedo creerlo! ¡No creí que mi transmisión fuese a llegar!
-Hah, sí que lo hizo…
Gordon hizo un gesto disimulado con su mano para que continuaran caminando, y ahora dirigiéndose a Judith…- ¿Dónde estás?
-Estoy en una habitación anexa, pude hacerme con el control de algunos sistemas. He cortado los accesos a la Inteligencia Artificial. Su nombre es GlaDOS
-¿GlaDOS? ¿Y quién es? ¿Fue creada por la Alianza?
-No… “ella”… estaba en el Borealis
-¿Qué? –Alyx que también había escuchado observó con extrañez a Gordon
-Si… mi video no muestra lo que hay actualmente alrededor del Borealis… porque yo no lo grabé. Yo solo hice una grabación en una estación fuera de aquí, y la guardé en mi disco portátil antes de que la Alianza destruyera la cámara. Luego algo mató a los de la Alianza, y nos llevó a nosotros…
-Los híbridos… son creación de GlaDOS
-Sí. Cuando llegué aquí, pude escapar por una falla de un mecanismo. No pude salvar a los que estaban conmigo…
-Están a salvo, tranquila…
-Oh, gracias Gordon. Cuando escapé encontré un ducto en donde había… el esqueleto de un rebelde… y traía consigo otro disco portátil, parecido al mío, en el cual había una grabación… muy vieja, del Borealis…
>>Logré hallar una habitación e infiltrarme en el sistema, cortando los accesos a GlaDOS. Esto fue muy complicado, “ella” ha tomado el control de todo. No sé como ha hecho pero tiene todo bajo su merced. Pero finalmente pude descargar ambos videos en una transmisión, el segundo video también traía consigo unos planos. Pude conectarme a una Antena y envié todo a Eli. Luego GlaDOS me encerró aquí. Por suerte pude conseguir algunos víveres de una especie de materializador de alimentos, tuve que probar que cada uno fuese comestible para mí. Y aunque sabía todo espantoso me mantuvo viva hasta hoy…
-Judith… debo decirte algo… es muy importante que lo sepas… Eli…
Se escucho un estruendo y todo tembló…
-¡Oh no! Esta encendiendo la máquina, ¡Apúrense! ¡Deben llegar al barco!
Los tres corrieron lo más rápido que pudieron. Adrián corría como si su pierna estuviese en perfecto estado, aunque con dificultad. Gordon tenía su lanzallamas y, al igual que Adrián, portaba una P-L, y Alyx tenía un AR2, varias granadas, y su pistola.
Siguieron corriendo, la luz se fue haciendo más intensa, pero la niebla seguía siendo espesa…

-¡Alto! –gritó Gordon. Llegaron a un precipicio, hacia adelante el túnel se ensanchaba casi unos doscientos metros, habían construcciones por doquier… y en un punto alto, más hacia adelante y pegado contra una pared de hielo, estaba el gran navío… el Borealis. Estaba rodeado por cables y tubos que parecían improvisados, había maquinaria de construcción por todas partes, y más arriba…
-¿Qué…?
Hacia arriba… a donde iban cientos de cables, había una especie de brazo mecánico que colgaba. Casi todos los cables partían del Borealis e iban a parar allí. El brazo se movía a libre voluntad, y en la punta tenía una esfera con un círculo rojo …
-GlaDOS…
-Bien, me han encontrado… y qué? En unos minutos morirán, como al final sucede con todos. Déjenme aclararles que no me están viendo en mi forma perfecta, he tenido que adaptarme. Ahora limpiaré su mundo de esta repugnante imperfección, equilibraré la ecuación
-¿Qué vas a hacer?
-Go… Gordon –le dijo Alyx apoyando la mano en su hombro con su cara inundada de espanto, y señalándole hacia abajo…
-¡Oh por Dios! –gritó Adrián
Abajo, en la fosa, que era mucho más ancha que el túnel, habían miles, tal vez millones de seres, formados en líneas. Habían sintéticos, naves, consejeros, soldados y rebeldes híbridos, raptores, zancudos y muchos otros seres. Hacia adelante se perdían de vista, todos estaban mirando hacia el frente y no se movían, un ejército perfecto, un ejército sin voluntad propia…
-¡¿Qué harás GlaDOS?! –le preguntó gritando Gordon
-Menos charla… y más muerte. Eso es lo que haré…

-------------------------------------------------------------------------------------------------------

Bueno, espero que les haya gustado el 6to cap. Tengo muchas ideas de como seguir la historia y creo que el retraso que seguramente tendrá el ep3 me dará mas tiempo para continuarla hasta donde llegue...

Aclaro un punto que tal vez sea obvio pero que tal vez no esté bastante claro, los "Sintéticos" son a los que en ingles llamamos los "Sinths". Es que al escribirlo en español tuve que traducirlo así ya que no me gusta mezclar palabras en distintos idiomas, excepto que formalmente tengan un nombre determinado en inglés. (igualmente, la traduccion de synth, es sintetizador xD con lo que me tome algunas libertades)

Me tardaré un poco mas con el 7, sean pacientes biggrin.gif
Anastacio
Bravo, estuvo re bueno. Te megafelicito. Respecto al mio, estoy escribiendo junto con ese, otro fanfic, y tambien un libro mio. Es una locura. Poco a poco terminare el siguiente capitulo y lo pondre. Nos vemos, y te deseo suerte.
Agux HL_Fan
Bueno, aquí les dejo el Séptimo capítulo: quería advertirles que contiene Spoilers de la saga de Portal para los que no la jugaron.


CAPITULO 7: “0, 0, 0, 26”

Gordon pareció comprender la situación… Glados pensaba liderar aquel ejército para aplastar lo que restaba de la Tierra, tanto humanos como no humanos, e imponer una nueva especie de régimen… ¿Pero qué régimen? ¿Y cómo trasladaría aquel ejército?
-Alyx, Adrián… vuelvan. Llévense a los demás, escapen. Aléjense lo más que puedan de aquí
-¿De qué hablas?
Se encendió una luz debajo del Borealis, que iluminó la caverna entera
Todo comenzó a temblar…
-¡Vamos! ¿Qué esperan?
-¡Gordon, no bromees, no te dejaré otra vez!
Gordon se acercó a Alyx y la besó, agarrando fuertemente su mano. Se mantuvieron unos segundos juntos. Luego se separó y miró a Adrián.
-Alyx… esta vez te dejo en buenas manos. Cuídala por mí Adrián, te lo encargo
-Con mi vida…
-Te amo Gordon ¡Promete que nos veremos pronto!
-¡Sí! ¡Lo prometo! ¡Ahora váyanse! –Tuvo que gritar a causa del ruido que había comenzado a sonar- ¡Adrián! ¡Dame tu P-L, toma!–se intercambiaron la P-l y el lanzallamas- ¡Si tienes alguna navaja o cualquier herramienta que posea una punta filosa, dámela por favor! – Adrián buscó en su mochila y le dio un afilado cuchillo de tamaño mediano.
-Toma, está un poco desafilado, pero matará…
-No lo usaré para eso, hasta pronto... –Alyx y Adrián corrieron hacia el túnel. Alyx se quedó observando a Gordon mientras huía, hasta que desapareció en la niebla…

Gordon se volteó… debajo del Borealis y detrás de una gran roca de hielo salían despedidas luces de muchos colores, el temblor se hacía más intenso, al igual que el ruido…
Sin pensarlo más, con ambas P-Ls colgadas a los hombros y con su palanca y el cuchillo en sus manos corrió hacia la izquierda rodeando el borde del precipicio, mientras algunos pedazos de hielo iban cayendo a causa de su pasar y del temblor.
Cuando llegó a la pared de la caverna saltó con gran esfuerzo, sujetándose a ella con su palanca, mientras detrás de él terminaba de romperse y caer el sendero de hielo. Clavó el cuchillo y luego de unos segundos comenzó un movimiento lateral con ambas armas…
Se escuchó a lo lejos un ¿Qué haces?, era GLAdos que lo vigilaba, pero no podía hacer nada, pensó Gordon…
Un largo cable de medio metro de grosor cayó por detrás de Gordon, junto con pedazos de metal y cristales. Tuvo que reaccionar rápido y casi deja atorada la palanca en el hielo en un brusco movimiento.
Comenzaron a descender mas partes desde arriba, Gordon seguía moviéndose hacia la derecha con dificultad, evadiendo todo lo que caía. Un cable grueso lo golpeó cerca de la nuca. Cayó unos metros un poco aturdido y se sujetó nuevamente con su palanca, y con todas sus fuerzas siguió moviéndose hacia la derecha.
Seguían cayendo pedazos pero ya no exactamente encima de él, a GLAdos se le habían acabado las improvisaciones. Gordon siguió hasta que se encontró con una plataforma que sobresalía del hielo, y ya en esa posición podía ver aquella inmensa máquina que no dejaba de lanzar descargas y vapor hacia todas partes. Entonces se trepó al mirador, dejó en el suelo el cuchillo y la palanca, encendió ambos P-Ls
La máquina era una especie de cilindro de contornos redondeados, dentro de otro cilindro más grande. Estaba lleno de encastres, cables y aparatos. El cilindro central había comenzado a moverse hacia adelante mientras giraba, y de la punta salieron cuatro garras que absorbían todos los rayos que se generaban detrás. ¡Estaba a punto de disparar!
Gordon cargó ambos P-Ls en su máxima potencia y los apuntó hacia la maquinaria que ya estaba por disparar.
Se escuchó un ¡No! Como un quejido de muerte
Disparó…

Un flash le dejó casi ciego. El impactó hizo temblar el mirador y lanzó a Gordon contra la pared.
La máquina comenzó a emitir rayos celestes y verdes y a desintegrar todo lo que había a su alrededor. El mirador se tumbó y quedó colgando de un tirante, Gordon tuvo tiempo de reaccionar y quedó enganchado con su palanca a uno de los agarres, sus armas cayeron. Pedazos enormes de hielo cayeron encima de los seres que había abajo, quienes no se movieron ni un milímetro de donde estaban. El brazo mecánico, o sea GLAdos, se movía hacia todas partes como tratando de atender miles de cosas al mismo tiempo. El Borealis se había desprendido un poco de su base, y de a poco comenzaba a caer
-Precau… precaución, destino de por… tal no definido… precau… precaución, tomando puntos de referencia en 0, 0, 0, 26. Abriendo portal en 3, 2 … 2… 1
Un rayo de color naranja que se movía en forma de torbellino atravesó la caverna y golpeó la pared de hielo. De pronto, se abrió un portal gigante de color negro salpicado con puntos blancos. El portal comenzó a tragar todo. Gordon sentía la brisa del aire correr a su lado y como si alguien lo estuviese tironeando con unas cadenas. Todos los seres fueron absorbidos, junto con la maquinaria, todas las cosas que habían quedado sueltas, los pedazos de hielo. La pared donde GLAdos se encontraba comenzó a resquebrajarse, el Borealis comenzó a moverse y a tirar de Glados.
Gordon se encontraba en el mismo plano que el portal, por eso la fuerza de atracción no lo afectaba tanto. Finalmente, el momento que esperaba. Con un esfuerzo se cerró su casco retráctil y se soltó. La caverna comenzó a derrumbarse, mientras Gordon se dirigía hacia el Borealis, que ya casi pasaba por completo.

El traje H.E.V. tiene la función de convertir un aire no-respirable en aire respirable. Pero en el espacio… no hay aire, Gordon sabía esto, con lo que iba a tener que valerse de un pequeño depósito de oxígeno que Henry había modificado, que no duraría más de veinte minutos…

Todo oscureció, y Gordon dejó de tener peso. A su derecha, una gran mole de miles de toneladas pasaba lentamente, junto con cientos de pedazos flotando a su alrededor.
A lo lejos a la izquierda se veía la Tierra, pequeña, lejana; hacia atrás, un vórtice expulsaba enormes pedazos de hielo al espacio. Pero luego, la caverna se colapsó y el portal quedó totalmente sellado con pedazos de hielo de más de cincuenta metros. ¡Bien! Un problema menos que solucionar.
Había algo detrás del portal, aunque era gigante era algo difícil de ver, pues estaba muy oscuro. Pero lo que Gordon pudo notar fue que tenía una insignia en forma de círculo entrecortado, por el momento lo dejó…

No debía perder ni un segundo… esperó a que un pedazo de metal pasara a su izquierda… se contrajo y se impulsó con este hacia el lado contrario. El impulso no fue muy fuerte, pero llegaría a causa de la inercia.
Chocó contra el casco del Borealis, resbalando un poco hacia arriba, y comenzó a rodearlo, haciendo movimientos lentos, pues haría falta cualquier movimiento brusco para dejarlo flotando sin rumbo para siempre… hacia el espacio abierto…

Se agarró de la maquinaria improvisada y comenzó a moverse más rápido, llegó a la parte superior. El impulso comenzó a alejarlo, con lo que se enganchó con su palanca de la barandilla exterior del barco, quedando Gordon al revés. Dio un largo suspiro… eran incontables las veces que lo había salvado su inseparable arma…
Gordon tironeó con su palanca y se dio la vuelta, finalmente “cayó” al piso y se agarró de la barandilla, agachado como estaba.
Estaba a un costado de la mitad del barco. Adelante estaba la parte delantera de lo que serían los camarotes principales. Le llamó un poco la atención que algunas partes del barco fuesen de color blanco, como si hubiesen sido pintadas de una forma aleatoria, lo cual desentonaba bastante. Vio una puerta con una escotilla contra la pared que estaba enfrente. Se empujó con sus piernas, impulsándose hacia adelante. Llegó a la puerta, se paró con suma delicadeza y comenzó a girar la escotilla. Esta se abrió, Gordon empujó la puerta, agarrándose de una caja que estaba en la pared para hacer más fuerza, y pasó, luego la cerró. Ya podía moverse libremente y con tranquilidad. Encendió su linterna, pues estaba oscuro, comenzó a seguir un pasillo estrecho, dobló a la izquierda, dio algunas vueltas pero no encontró nada más que los simétricos pasillos. Hasta que encontró una escalera que descendía. Al traje solo le quedaban diez minutos de oxígeno, tenía que apresurarse. Comenzó a descender, no había nada que hubiese permitido identificar la anterior presencia de vida humana. Algunos cuartos con máquinas y tubos, baños, una cocina, otra escalera…

Siguió bajando, hasta que llegó a la bodega. Rodeó una pasarela. Estaba todo lleno de contenedores, algunos enganchados con cadenas… otros flotando a mitad de altura, y algunos estaban arriba suyo, contra la pared. Gordon comenzó a inspeccionar. Los contenedores se abrían fácilmente con el cerrojo típico, sin nada de seguridad. Muy extraño…
Los interiores estaban llenos de computadores que parecían antiguos, algunos también tenían estanterías con extrañas esferas blancas…
Gordon notó que en el extremo de la bodega había un contenedor abierto… más que abierto despedazado, con esferas flotando alrededor. Había una computadora enorme, llena de circuitos empotrados, cables, tubos, computadoras más pequeñas, algunas de esas esferas encendidas… Todo formaba un gran conjunto de conexiones, parecido a un tronco, que subía y atravesaba el techo de la bodega, debía ser el núcleo principal de Glados. Pero ahora ya no era una gran amenaza…
Solo le quedaban cinco minutos…
Un contenedor le llamó la atención, era de distinto color que los demás, se acercó y lo abrió.
En el interior… decenas de cajas flotando. Estas tenían un logo que decía “Aperture Laboratories”, y unas siglas al lado del símbolo: H. P. D.
Gordon atrapó una caja y destrabando un cerrojo pudo abrirla. Del interior sacó un extraño dispositivo, de color blanco y negro, y con forma cilíndrica. En la parte de atrás era un tanto más grande. Era un aparato bastante incómodo, pero ahora tenía que improvisar con lo primero que encontrase…
Salió del contenedor, solo le quedaban dos minutos y debía pensar en algo rápido, no le quedaba alternativa más que usar aquel extraño aparato. Apunto a una pared de la bodega, que estaba pintada de blanco. En el arma encontró dos gatillos, presionó uno de los dos y disparó esperando hacer un boquete para poder salir.
Su sorpresa fue que del arma salió un pulso anaranjado y en la pared de la bodega apareció una elipse naranja que se mantenía en constante movimiento. Confuso, presionó el segundo gatillo en el mismo lugar. Un pulso celeste impactó contra la elipse anaranjada, se escuchó un extraño ruido y salieron chispazos celestes. Nada ocurrió
Disparó el segundo gatillo, hacia un contenedor. Se repitió el mismo ruido anterior, y los mismos chispazos celestes, Gordon disparo contra la pared más cercana a él, que estaba pintada como la otra. Apareció una elipse oscura, y el relleno anaranjado de la otra desapareció. Raramente Gordon se estaba observando a sí mismo a través de un portal con contornos celestes. Se acercó despacio, lo atravesó, y fue como atravesar un umbral vacío. Se encontró flotando arriba, donde había disparado su primer portal. Que interesante. Le quedaba un minuto…
Se impulsó hacia el tronco de conexiones que salían de la enorme computadora, se dirigió hacia el techo y buscó una pared blanca. Cuando la encontró y disparó un portal a través de una pequeña hendidura que había quedado entre agujero del techo y el tronco. Entonces observó que el portal que estaba detrás suyo había cambiado, se dirigió hacia él rápidamente y pronto se encontró flotando en la superficie del Borealis. Buscó algo de lo que agarrarse. Encontró una especie de grúa que estaba partida por la mitad…
El navío se había alejado bastante del súper-portal, pero Gordon aun podía ver aquella construcción detrás de éste, oscura, pero recortando las estrellas.
-Debo compensar inercia… -pensó, y observando la distancia del Borealis en relación con el tiempo se decidió. Se empujó desde la grúa de una manera en la que quedó totalmente quieto, mientras tanto, el borealis pasaba alrededor de él, hacia atrás.
Apuntó lo más preciso que pudo hacia la construcción… disparó.

La ráfaga lentamente se fue alejando.
Comenzó a sentir que le faltaba el aire, aspiró una bocanada y se mantuvo así.
Con la palanca se enganchó al techo más alto de lo que sería el puente de mando.
Ahora o nunca, espero que funcione –fue lo que pensó, y disparó con el otro gatillo a una parte pintada del tejado. El portal a sus pies aun dirigía hacia el portal que había abierto detrás

Esperó…

Nada pasaba, el aire en sus pulmones comenzaba a menguar. Respiró nuevamente lo poco que quedaba de oxígeno, aunque no fue mucho, y lo contuvo de nuevo, tosió…

Esperó…

Algo lo golpeó de una manera brutal. Gordon quedó agarrado a lo que fuera que lo hizo. Era algo cómo un brazo mecánico enorme, negro y lleno de cables, que serpenteaba alrededor del Borealis, ¡Glados!
Se sujetó lo más fuerte que pudo, el brazo se retorcía hacia todas partes.
Comenzó a pegarle con su palanca… sin efecto
Las energías de a poco abandonaban a Gordon… quien casi se soltó… de pronto… recordó algo que había olvidado. Entonces esperó a que la trayectoria del brazo lo empujara nuevamente al barco… se soltó y se golpeó contra la parte superior de la bodega. Se incorporó y comenzó a arrastrarse hacia el hueco de donde partían los circuitos de Glados, y se desenganchó sus dos granadas que había olvidado, aun tenía en su cintura. Les sacó el seguro y las arrojó hacia abajo. El brazo venía a aplastarlo, Gordon se empujó hacia el otro lado y esquivó el golpe…
¡Bloom! ¡Bloom! Ambas granadas explotaron, el brazo comenzó a temblar y comenzó a lanzar chispas y descargas, entonces quedo tieso y comenzó a moverse hacia atrás por causa de la inercia. Gordon se sujetó a él… ya comenzaba a perder la vista…
Sin siquiera mirar a donde llevaba el portal, sin siquiera fijarse si aún seguía llevando hacia atrás, se lanzó hacia él empujándose contra el brazo…
Con su palanca trató de darle a cualquier cosa que estuviera del otro lado para engancharse, pero su vista comenzó a oscurecerse y comenzó a toser secamente. Se dio la vuelta… todo estaba oscuro, una pared totalmente opaca. Algo se abrió, un brillo blanquecino salía de ahí. Gordon ya no veía más nada, sintió que unos brazos lo rodeaban y lo movían… entonces se desmayó…

Despertó en una habitación iluminada por una tenue luz, esta vez no le habían quitado el traje…
Por el rabillo del ojo izquierdo descubrió una ventana llena de estrellas, y, cuando recordó donde estaba, se estremeció
La habitación parecía propia de un hotel lujoso, aunque con un diseño extraño. Era demasiado perfecta. El suelo se unía a la pared por medio de un arco cóncavo al igual que el techo, y las paredes tenían grabadas algunas líneas de decoración de color blanco fluorescente. No parecía haber nada desgastado o sucio, la puerta era de forma redonda con una línea vertical en el medio.
Gordon se sentó apoyando los pies en el piso… este era de cristal y estaba separado por cuadrados blancos.

Se agarró la cabeza… suspiró… permaneció así unos minutos…

¿Dónde estaba? No podía dejar de pensar en que podía estar muerto, otra vez, pero no podía ser…

No había estado tan lejos de su hogar desde hacían más de diez años… en realidad, muchísimo menos tiempo para él…

Silencio… nada se escuchaba, permaneció pensativo mirando el suelo meditando por casi media hora…

Del otro lado de la puerta se escucharon pasos, Gordon alzó la vista, se quedó donde estaba.
La puerta se abrió, y una luz cegadora invadió la habitación, Gordon cubrió sus ojos, luego se fue acostumbrando, y distinguió una figura… humana, sí

-Hola –dijo un hombre de dos metros de alto, escuálido, calvo y bastante viejo. Tenía puesta una bata, parecía un científico
Gordon se puso de pie, y lo miró, esperando a que el hombre se explicara
-Mi nombre es Ken Laurent, no lo puedo creer… finalmente alguien llegó aquí…
-¿Qué es… aquí? –preguntó mirando alrededor
-Ven que te explico –Gordon salió con el hombre de la habitación y comenzaron a caminar por pasillos blancos muy iluminados y simétricos

-Esta instalación, se supone es totalmente secreta. Bienvenido a “0, 0, 0, 26”, la única estación espacial que resta de Aperture Laboratories
-¿Estación? No tengo idea de cómo llegué aquí, pero no creo que haya sido coincidencia
-Ja ja, claro que no. Yo vi lo que pasó. Se abrió aquel súper-portal… un portal que no abríamos hace mucho tiempo. Lo que no entiendo es que el punto de entrada está ubicado en alguna parte del polo norte. Nunca tuvimos ninguna instalación en ese lugar…
-El borealis estaba allí. En él, una Inteligencia Artificial…
-¡Oh, claro! Si me permites contarte: hace muchos años nuestra compañía no eran más que muchos sueños, y así comenzamos desde cero, con increíbles e inimaginables ideas. Pronto apareció otra compañía mucho más fructífera que la nuestra, la rivalidad apareció instantáneamente. Aperture Science fue un tiempo a bancarrota. Pero no podíamos quedarnos de brazos cruzados. Entonces vimos obligados a tomar medidas drásticas, aceleramos las investigaciones saltando medidas de seguridad… ahora me da escalofríos pensar en las cosas que hicimos… Entonces, mezclamos tecnologías, algunas… no tiene sentido ocultártelo… robadas, y así logramos crear una nueva forma de teletransportación directa, por medio de portales abiertos y totalmente dinámicos, y esto abrió miles de caminos e investigaciones nuevas. Probamos y probamos, nada nos importaba, siquiera las vidas... –sus ojos se abrieron del todo al decir esto- …bueno, y un día, ya cansados de la rutina, diseñamos una Inteligencia Artificial, bah, diseñar… Cave… el sí estaba totalmente loco, pero de todas formas fue un genio, sus sueños se hicieron realidad… bueno, casi… él fue quien tuvo la loca idea de insertarse en una Inteligencia Artificial que comenzaron a diseñar, para no morir, ya que había contraído una seria enfermedad incurable. Antes de poder hacerlo, murió, pero sus últimas palabras fueron que se insertara al menos la personalidad de su querida secretaria, quien pasó a ocupar su puesto, en la mente de GLAdos.
>>Además, con una IA nuestro trabajo sería más eficiente y tendríamos más chances de salir del gran pozo en el cual nos encontrábamos todavía…
-Es decir… ganar más fondos que Black Mesa… escuché algo de eso…
-Bueno… algo así, aunque no era así en un principio. Vuelvo con el tema de la tecnología… que una vez creada, nos hizo darnos cuenta de que no solo podíamos crear portales a una distancia reducida, y decidimos expandir nuestra investigación aun más
>>Teníamos pensado transportar cosas al espacio, para probar nuestra nueva teoría de portales estables abiertos al espacio. Fue un desastre. Ese día probamos un prototipo de Glados… muy antiguo, que falló. Parte de nuestra instalación fue absorbida junto con el Borealis, que en ese momento recibía a tiempo real en sus procesadores toda la información del experimento que estábamos haciendo. En efecto, lo que queríamos hacer era enviar el Borealis a otra de nuestras instalaciones, para así enviar ya los datos guardados de nuestras investigaciones, de Glados y del aparato de súper-portales, con lo que dirigimos el portal debajo de él, estando éste suspendido en su respectivo muelle…
Las subrutinas que luego usaríamos para el espacio se activaron, seguramente por culpa de GLaDos. El barco fue mandado a un lugar aleatorio, habiendo todos los sistemas fallado y luego de que Glados repitiese cientos de advertencias de sobrecargas que no podía controlar… ahora veo que fue enviado hacia algún lugar en el polo Norte. Luego, el portal cambió de destino varias veces y parte de nuestra instalación salió despedida al espacio, junto con mucho de nuestro personal, hacia unas extrañas coordenadas: 0, 0, 0, 26
>>Decidimos apagar a Glados y cerramos el portal, ambos necesitaban arreglos en la programación…
-¿Arreglos?
-Sí, ya te darás cuenta que no existía nada de ética Aperture… todo lo que fracasaba, por más peligroso que fuese, sólo debía ser arreglado y ya, y los accidentes se tomaban como “Sacrificios necesarios para el perfeccionamiento”
-Aunque no se puede decir mucho de Black Mesa… creo que Aperture no ha causado nada de daño en comparación…
-Sí, pero el pasado ya no puede cambiarse. Continuando con lo que decía, el Borealis no pudo encontrarse. Pero en Aperture ya hablaban de perfeccionar aquel enorme dispositivo, y también a Glados, a quien creyeron que podrían controlar… con lo que se equivocaron nuevamente… nunca debieron insertar un cerebro humano en una computadora… -su cabeza tembló, como inquieta, al decir esto- y menos pensar que una máquina con tanto poder podría aprender el concepto de “moralidad”
-¿Pero cómo es posible que Glados apareciese en el Borealis?
-Y claro… esta Glados defectuosa ya tenía incorporados los conceptos de supervivencia. Algo debió activar su computador principal… y como un simple software, comenzó a reconstruirse a sí misma como Hardware, buscando modificar todo lo que estuviese a su alcance a su parecer
-Fue muy específica al decir que no era su forma perfecta, y que tuvo que adaptarse…
-Sí, son sus parámetros de personalidad…
-Bueno, ahora puedes decirme ¿Cómo fue que construyeron ésta instalación?
-Como te dije, tratamos de ver un lado positivo en nuestro anterior fallo, y comenzamos a construir otro súper-portal. Esta vez funcionó, y sin la supervisión de Glados. Logramos construir varias estaciones espaciales a partir del envío separado de módulos, claro que todo fuera de la ley, pero por eso lo hicimos fuera de la órbita de satélites –Gordon susurró un “Dios mío”- Esto, además de las instalaciones en la Luna… pero eso es otra historia…
>>Pues era muy fácil. Tan solo teníamos que pasar lo construido por el Portal… y listo, lo mandábamos a millones de kilómetros en un segundo. Claro que se tuvo que ingeniar luego una especie de campo de fuerza para suprimir el tragadero de aire que el vacío del espacio generaba
>>Así construimos cerca de seis estaciones, todas con sus propios laboratorios, investigando cosas distintas cada una, así como con miles de comodidades
>>Continuamos trabajando por años. Vimos como ocurría todo desde aquí, en la Tierra o… no vimos. Dejamos de estar en contacto con las instalaciones en la Tierra, aunque de todas formas después no pudimos comunicarnos más, por lo que deduzco que Glados tomó el control… Y luego de varios años… nuestras instalaciones espaciales comenzaron a desaparecer una por una, sin ninguna explicación. Fueron destruidas por “algo”, pero nunca nadie estuvo seguro de lo que fue. Y así, solo quedó ésta, y solo quedé yo… esperando a que algo pasase…
-Y llegué yo… ahora veo por qué no te marchaste ¿Quién querría… volver?
-Ahora ves, no tengo ningún motivo para volver a la Tierra… aquí vivo sin problemas y con todas las comodidades que cualquiera desearía tener
-Pero yo debo volver, aun hay una guerra que ganar, ya sé que no tienes idea de nada… pero podría decirse que la humanidad entera… está esperando que yo haga algo, y no tengo idea de lo que tengo que hacer
-No me digas que tu eres… ese tal Freeman, verdad?
-Sí, el mismo
El ojo de Ken hizo un tic, y el hombre pareció ponerse nervioso, se dio media vuelta y comenzó a caminar como petrificado hacia la dirección contraria, como si hubiese visto un fantasma…
-Aléja… te, vuelve a la habitación ¡Hazme caso! –gritó, mientras seguía caminando hacia el otro lado con dificultad, como si algo se lo impidiera…
Gordon corrió hacia la habitación, tuvo que recorrer algunos pasillos que habían pasado mientras conversaban.
Cuando llegó, presionó un pequeño botón y la puerta se cerró tras él…
¿Qué había dicho? ¿Algo malo? ¿Por qué reaccionaría así él hombre? Se quedó pensando un rato, nuevamente sentado en la cama, hasta que un parlante sonó:
-Discúlpame… es que… -hizo una larga pausa-… verás, ellos contactaron conmigo. Es difícil hacer caso omiso de una programación nueva, aunque se contradiga con la anterior… uh.
-Ya veo, no eres humano, eres un robot… debí suponerlo
-Un androide. Dotado de toda la complejidad física y psicológica de un humano, y con una conciencia humana también… perteneciente a Ken Laurent, un científico que trabajó para Aperture, junto a Cave
-¿Y por qué reaccionas de esa manera?
-Ahora mismo debería entregarte… pero no puedo… uh!
-¿Quién contacto contigo?
-La Alianza… ellos destruyeron las otras estaciones, y al ver que ésta era la única en la que había un ser artificial que podría serles de ayuda, la dejaron intacta. Esto fue hace mucho tiempo, cuando la invasión…
-¿Y no queda nadie aquí?
-Me vi obligado a… suprimir a todo el personal. Debía mostrar cierta lealtad para que comenzaran a confiar en mí. Ellos vinieron luego y me reprogramaron con algunas tareas. Entre ellas, debía matar a un hipotético sujeto llamado Gordon Freeman, que según los habitantes de la Tierra era un mesías que un día volvería y les pondría fin. Además, este rumor estaba en boca de los exiliados, con lo que no había que tomarlo a la ligera, dijeron ellos…
-¿Los exiliados?
-Los que se unieron a la raza humana, los Vortigaunts… su poder unido es mucho más poderoso que todas las máquinas y creaciones de la Alianza juntas…
Pero yo no puedo entregarte… ya tengo una subrutina escrita que dice que debo ayudarte, no me preguntes quien la ha programado, porque no lo se... Estoy muy confundido, imagina que si solo hubiera tenido la otra subrutina… de seguro estarías ya muerto…
>>Escúchame… debo decir que hicieron una gran trabajo al cerrar aquel portal… pero piensa que esto no les ha gustado nada…
-Como si no lo supiera…
-Ellos llegarán de todas formas, y la Tierra pasará a ser un planeta totalmente colonizado por ellos, sin humanos. Esa piedad ya no existirá, será un planeta más de su gran imperio…
-Pero ya no cuentan con portales…
-Ignora mucho, señor Freeman. La Alianza no dispone solo de portales para el viaje interestelar. ¿Tiene idea de donde se encuentran? Ni siquiera están en esta galaxia. Pero ellos no comenzaron sus viajes y conquistas con portales. Tienen conquistados cientos de mundos, y tienen naves espaciales que tarde o temprano… llegarán a la Tierra. Quizá no hoy, ni tampoco dentro de un año, pero es inevitable… la raza humana terminará extinguiéndose, junto con todas las razas que se encuentren en esta galaxia. Al cerrar ese portal no han hecho más que retarlos. Y su forma no es quedarse con los brazos cruzados…
-Esto… es grande como suponía. Pero aun hay un factor que no estamos tomando en cuenta en todo esto. Los entes…
-Cielos, sabe eso… -dijo seriamente
-¿Qué son? ¿Qué quieren?
-Son seres que van mucho más allá de la comprensión humana. Son interdimensionales. Una palabra única que los humanos muchas veces han usado para referirse a ellos de forma hipotética es “Eldritchs”. Igualmente, no son seres invencibles. Todo en este universo tiene su punto débil.
-Bueno ¿Puedes ayudarme? Porque necesito volver a la Tierra
-Espera, tengo que terminar de priorizar la programación anterior, sino no seré capaz de ayudarte como tampoco soy capaz de matarte…
La conversación con el androide lo había dejado lleno de dudas ¿Entonces era verdad que la Alianza ya se dirigía hacia la Tierra con naves espaciales? ¿Cómo demonios se las ingeniaría la humanidad en lo que faltase de tiempo, para luchar contra esa amenaza? Si llegaban ¿Cuánto duraría la humanidad? ¿Siete… segundos? ¿Su amigo del traje azul haría algo a favor de la humanidad? ¿Sería todo esto un sueño? Ojalá, pensó, y suspiró profundamente
Pasaron veinte minutos antes de que la puerta se abriera, y que Gordon tuviese que cubrirse por segunda vez los ojos.
Ken tenía una pequeña quemadura en la parte de la sien
-Antes de volver… venga, sígame ¿Cree usted en los viajes en el tiempo? Bueno, es mejor que comience a creer…

-----------------------------------------------------------------------

Bueno, espero que les haya gustado, el capítulo 8 va a llamarse "Mesías", pero no diré mucho mas, tendrán que esperar happy.gif
Data_base
hola soy nuevo en el foro pero vengo siguiendo tu historia, ante que nada felicitarte por que está bien estructurada, y bueno se puede imaginar las escenas escritas, bien ahora, sobre lo de viajes en el tiempo en el capítulo 7 0, 0, 0, 26, basándome en la información vertida en el juego portal 2, sobre este último, el mismo cave Johnson ( se escribe así) dice que alterar las acciones de ti mismo en el "pasado" podría borrar el tiempo de atrás hacia adelante, por lo que si frenan regresase en el tiempo y se impidiese poner la muestra beniana(se escribe así), lo acontecimiento que dieron posteriormente resultado a su viaje en el tiempo hacia el pasado no ocurrirían y por lo tanto se darían el no tendría por qué viajar al pasado. Aunque por otro lado siguiendo la visión de karma (lost) en el que el destino se reajusta a sí mismo (creo que lo dice hay), podría darse, pero igualmente, entonces de nada serviría viajar al pasado, es decir, que en este planteamiento ni siquiera g-han (hombre de azul) (hombre del gobierno) (hombre culpable) podría intervenir, claro excepto que suceda algo increíble.

Posdata. Es una opinión

Gracias por leer el comentario

Agux HL_Fan
Muy bueno tu cuestionamiento, y ya en el capítulo 8 tengo la teoría de viajes en el tiempo. Lo que me cuestionas, ya Ken lo explica luego, y tomaré una teoría parecida a la de LOST, aunque lo único que nosotros tenemos son eso, teorías, pero uno no sabe si en realidad el cambiar el pasado es o no posible, o incluso si es posible viajar en el tiempo. Solo tenemos teorías, nada práctico, con lo que puedo crear mi propia teoría...

Y lo de G-man... él bien puede estar no sujeto a las leyes del tiempo y observar todo desde un plano "exterior", no siendo afectado por las acciones de la dimensión donde se encuentra Gordon. Recuerda que Gman varias veces menciona "el tiempo" como algo no abstracto, algo mas pequeño de lo que parece...

PD: Una teoría muy interesante tambien, y que llevo en mi cabeza por ya mucho tiempo, es la de las infinitas realidades paralelas, en la que si cambiamos algo en el pasado, simplemente creamos una NUEVA línea de sucesos (una nueva realidad, a partir de lo que cambiamos), pero la otra de donde venimos sigue estando igual, no ha cambiado, y por eso no se produce ninguna paradoja (si has visto Dragon Ball, un ejemplo cercano puede ser el viaje de Trunks al pasado. El sí cambia UN futuro, que es el que nosotros vemos, pero SU futuro, de donde viene, sigue siendo el mismo)

Un saludo wink.gif
Data_base
Gracias... bueno entonces solo me queda esperar el próximo capitulo, en fin, te podría pedir algo podrías leer PORTAL 2 IN THE MOON, es una historia en la que estoy trabajando, quiero saber en qué puedo mejorar.

Gracias por leer el comentario
Anastacio
Vaya, felicitaciones. Ahora, debo suponer, que con lo de viajes en el tiempo te refieres a que Gman es Gordon Freeman. Bueno, es una teoria interesante, aunque no me gusta. Tambien supongo que si dices Mesias, se refiere o a Gordon o a Gman. Interesante.

Nota> Me gustaria que aparezca Oddesa Cubbage en la historia.
fordon_frochman
revivo este increible post
solo lo que no me sierra es que glados este ne el borealis si tanbien esta en aperture ciencia,, y tanbien que le quitaste todo el poder a los conbines alien.gif alien.gif , pero despues de eso tu historia es increible
(no se si serraste la historia),espero que sigas la historia jajajjajajaj biggrin.gif
Agux HL_Fan
Hola! Primero que nada queria decirte gracias, y bienvenido a HL2spain wink.gif

Ahora respondo a tus preguntas:

1º Lo de que Glados esté en el Borealis se puede facilmente entender viendo el final del portal 1, en el cual se ven en cientos de estantes lo que parecen ser copias del disco duro de Glados, los cuales pudieron haber sido almacenados en parte en la bodega del borelis para conservar "Backups" de ella. Ahora, cómo fue que Glados se reconstruyó, se explica en una sola palabra en el siguiente capítulo, que no diré ahora, y que puedes deducir si has pasado portal 2 y prestado atención a todos los dialogos

2º No le quité todo el poder a la alianza, Glados lo hizo! rolleyes.gif Los soldados, sinths y combinados (bio-mecánicos e híbridos) tienen la particularidad de ser en parte máquinas y en parte seres vivientes, por lo cual algunos cambios en sus circuitos pueden ser suficientes para manipularlos (y quién mejor que Glados para esto). En los humanos no funcionaba, o funcionaba mal, por eso volvían totalmente locos, como explica Joz en "Tres bandos" luego de que Gordon despierta en Aurora.

Y la historia no está cerrada ni mucho menos, solo que estoy muy ocupado ultimamente como para continuar todo. Pronto verán el capítulo 8, en cuanto lo termine de detallar y arreglar.

Un saludo, y cualquier duda que tengan simplemente pregunten, les explicaré con detalle lo que quieran (siempre y cuando no sea de los capítulos que siguen, pues son dudas que seguramente se responderan luego)
Agux HL_Fan
Finalmente, aquí les dejo el Capítulo que sigue, espero que lo disfruten:

CAPÍTULO 8: “Mesías”

Todas las teorías que Gordon había estado estudiando sobre la imposibilidad de viajes en el tiempo, a causa de posibles paradojas, habían quedado totalmente… inservibles…
El androide le había llevado a una amplia sala de forma circular, en la que se encontraba un gran cilindro suspendido bajo el techo de la habitación. El cilindro era de formas suavizadas y se fusionaba perfectamente con la arquitectura del lugar.
“No existen las paradojas”, le dijo el androide, todo lo que uno puede hacer, lo puede hacer porque ya ha sucedido, y se suponía que así pasase…
Cuando entraron a la habitación, Ken le pidió a Gordon su palanca y le dijo que se dirigiese a la habitación anexa, en la cual se había escuchado un sonido de estática hacia unos momentos. Cuando pasó, se encontró con una habitación vacía, excepto por… ¿Su palanca? que yacía en el piso de la habitación. Giró rápidamente hacia atrás sorprendido, y observó como el androide dejaba la palanca que Gordon le había dado bajo la máquina, y comenzaba a operar los controles.
Gordon pensó algo, quería ver si la teoría del androide era cierta. Corrió hacia él y fue a detenerlo, pero la puerta que separaba las habitaciones se cerró automáticamente, bloqueándole el paso, algo ¿Predecible?
Para ésta cuando se abrió, la palanca ya no estaba, y el androide se quedó observando a Gordon con un gesto de satisfacción
“La acabo de enviar al pasado”, allí la tiene, dijo señalando la palanca que Gordon empuñaba ahora.
Gordon quedó pensativo observándola. Era la misma palanca, no era ninguna clase de truco. Se acercó a Ken anonadado, y suspiró
-Déjame un minuto Ken, para digerir todo esto, es tecnología demasiado avanzada…
-Los humanos no pudieron finalizar la investigación para hacer portales dinámicos y temporales a la vez… con lo que yo la continué. La Alianza desconoce el sistema, ya que al no ser tecnología suya, simplemente no lo reconocen, y solo yo poseo los códigos para la activación de todas las máquinas en la estación. Esa era mi tarea, sin mí, son solo máquinas inservibles.
-Entonces… el plan pienso, sería viajar al pasado, y detenerme a mí mismo cuando inser…
-No creo que puedas hacer eso. Lo que se ha hecho en el pasado, ya está hecho, y si viajas, de alguna manera no podrás detenerte a ti mismo, no importa cuántas veces lo intentes…
-Debo intentarlo, esto… esto podría salvar billones de vidas… Has dicho creo ¿Que no sabes cómo funciona del todo?
-Es algo… difícil de explicar. Aunque sepa como funcione la máquina, no estoy del todo seguro de las leyes temporales, hablando de práctica. Dime… si llegaras a viajar al futuro y te encontrases con un planeta devastado, aunque quisieses, si esta teoría es cierta, no podrías hacer nada para evitarlo ¿Verdad? Y si, en cambio, te encontrases con un mundo que ha sido salvado, con no hacer nada, el mundo llegaría a salvarse sin tu ayuda, pero tú eres ese “mesías”, y algo debes hacer…
-Me duele la cabeza
-Mis millones de cálculos contradictorios podrían considerarse como dolor de cabeza también… y no puedo probar si mi teoría es cierta por mis parámetros de ética…
-¿Entonces… la Alianza no tiene idea de este sistema de portales? –continuó Gordon casi sin escuchar lo último
-Me encargué de eliminar toda la información acerca de la tecnología de portales e inventar información falsa sobre cómo llegamos aquí en primer lugar, las otras estaciones no guardaban información sobre los portales, ya que eran independientes y en ellas se investigaban cosas distintas. Los archivos de mi memoria están bien ocultos y es imposible que puedan sacármelos sin destruirme o dejarme inservible.
Gordon suspiró nuevamente. Hablar con aquel androide le provocaba una seria jaqueca, ya quería marcharse de allí ¿Estaba hablando mientras no tenía idea de que ocurría en la Tierra?
-Ken, debo volver a la Tierra. Luego volveré aquí ¿No hay forma de apagar aquel súper-portal que fue abierto por Glados? No me gustaría que de pronto se rompiera el hielo y que comenzara… a tragar todo…
-Sí, tengo una especie de control remoto desde esta estación, aunque tengo que alinear algunos satélites para alcanzar el portal que se encuentra en el Polo. De todas formas no es un proceso estándar, deberé modificar el sistema para que funcione de esa manera, y aun así, tal vez no funcione como debe.
-Trata de hacerlo, y déjame volver a la Tierra
-Lo haré, también debo encargarme del barco que trajiste contigo. Así a la deriva, puede llegar a cualquier parte, incluso podría encontrarlo la Alianza
-Sí, pero dime una cosa, aun no entiendo cómo GlaDOS tomó el control de esa instalación y de todos los que se encontraban en ella
-Nanobots… también experimentamos con ellos. Sígueme, te daré el único dispositivo de portales que queda, lo guardé por mis razones
Gordon siguió al androide. Los pasillos eran idénticos unos con otros, con lo que se perdió fácilmente, ya no sabía dónde estaba y no podría haber vuelto a la “habitación del tiempo” por sí solo.
Ken se detuvo frente a una pared y permaneció inmóvil por unos segundos, luego la pared se desvaneció como polvo, Gordon tragó saliva
Del otro lado había un campo de fuerza azul que parpadeaba.
-Redes de emancipación –le dijo sin voltearse-, se solían usar para experimentar en algunas pruebas donde ciertos objetos no podían llevarse hasta un determinado lugar, por lo que eran desintegrados al pasar. Estas en cambio, desintegran todo, no se acerque – unos segundos después el campo se desactivó
-Tome –le dio un dispositivo redondeado y pequeño. A comparación del otro era pequeño. Tenía los mismos colores y la misma forma básica. Una parte blanca redondeada, de la cual salía un tubo negro, el cual terminaba en tres finas garras. Le hacía recordar mucho a su gravitatoria…
Gordon tomó el “arma”, que no pesaba nada y era muy cómoda.
-Ahora espera, no puedes disparar el arma mientras estás en el espacio, lo que hiciste afuera fue de locos, aun no entiendo cómo lo hiciste. Yo tengo un rayo que produce portales a larga distancia, en el exterior de la estación, lo que debo hacer es conectar su destino, con el destino de tu dispositivo. Dispara un portal en esta pared
Disparó en frente suyo, y se generó un elipse celeste como el que había visto antes
-Un gusto conocerte, si quieres contactarte conmigo, usa esto –le dio un auricular pequeño con un botón
-No puedo mantener el portal mucho tiempo abierto, deberás cruzar rápido, entonces lo cerraré.
-Bien, muchas gracias –el androide se alejó

Transcurrió un rato, y luego él elipse se hizo hueco, dejando ver un paisaje blanquecino. Copos de nieve entraban a la habitación, algo increíble de ver.
Gordon recordó lo que dijo Ken, y sin mirar saltó hacia el portal. Cayó de cuatro metros de alto y se dio de bruces con el suelo. El portal emitió un sonido y se cerró.
Se levantó, sacándose la nieve que tenía en el rostro, y se puso sus anteojos, que se le habían caído ¡Estaba en Aurora!
-¡Hola! ¿Hay alguien aquí? –gritó. Sin embargo, nadie respondió. Comenzó a caminar
-¡Hola! ¿Alguien me escucha? –pero parecía no haber nadie, solo su eco respondía. Gordon corrió hacia el bunker nuevamente, el polo se veía desolado y triste…

Cuando llegó allí no había nadie en el exterior, la compuerta obviamente estaba cerrada.
-¡Hola! ¡Abran la compuerta!

Nadie respondió instantáneamente. Luego de un rato una voz femenina gritó: ¡Contraseña!
Pero Gordon no recordaba las palabras, con lo que dijo:
-Soy Gordon Freeman, por favor, ábranme
Nada ocurrió. De pronto, una torreta emergió desde arriba del bunker, donde solo había nieve, y apuntó a Gordon. Éste se mantuvo en la misma posición. La torreta desapareció nuevamente en la nieve, la compuerta comenzó a abrirse lentamente.
Joz apareció detrás y se dirigió trotando hacia Gordon. Por la forma en la que se aproximaba parecía estar por darle un abrazo, pero se detuvo y le estrechó la mano fuertemente, con su semblante lleno de felicidad.
-¡Gordon! ¿Qué demonio ha pasado? Tratamo de comunicarno con alguno de ustede pero no pudimo ¿Dónde están todo? –dijo excitado
-Tranquilo, es una larga historia, mira….
Desde lejos se escuchó un ruido sordo, como si algo gigante se hubiera desplomado pesadamente.
-El portal… -Gordon activó su auricular-, Ken, ¿Lo has hecho? ¿Desactivaste el portal?
-¡No! Maldita sea, está fallando, lo único que he hecho ha sido moverlo de posición. Ahora está en campo abierto
-¿Qué portal? –Preguntó ingenuamente Joz-
Una brisa de aire comenzó a soplar hacia la dirección donde se veían las montañas.
-¡Espera Ken! Tengo una idea. Si puedes, dirige el portal de salida cerca de donde nos encontramos.
-Buena idea, no sé si pueda, trataré.
-Joz ¿Nadie ha vuelto? –preguntó Gordon observando las montañas
-Nadie. Solo tú. Pero vimo pasar a alguno soldado Alianzo, se dirigían hacia el lado contrario de la montaña con un grupo de raptore.
-¿Eran muchos?
-No… eran pocos –dijo Jessica, que recién había salido del Bunker y aun tenía los ojos y las mejillas con rastros de llanto
-¿Han podido hacer algo… por tu hermano? –preguntó Gordon. Jessica le respondió negativamente con su cabeza mirando hacia abajo, Joz la agarró suavemente de los hombros.
-Tranquila, ya pensaremo en algo –y mirando a Gordon- ¿Alguna idea de lo que haremo ahora Gordon? Todo etán pensando que no sacara de aquí ¿Sabe?
-Sí, nuestra misión aquí ya está hecha, debemos irnos del polo, pero antes debo entrar a buscar a los demás
-¿Cómo? Lla compuerta etá cerrada
-Tan solo espera…

Esperaron un rato afuera, Jessica entró porque hacía mucho frío, a Joz el frío parecía afectarle tanto como a Gordon.
Mientras esperaban, Gordon pidió una soga o algo para poder engancharse el arma de portales en la espalda, no podía perderla. Cuando Joz preguntó, Gordon trató de explicar lo mejor que pudo su funcionalidad.
De pronto, frente al Bunker se materializó un círculo gigante de más de veinte metros de diámetro, el suelo tembló, y alrededor el paisaje se comenzó a distorsionar, pero solo era un efecto óptico.
Muchos rebeldes salieron afuera sorprendidos y se quedaron observando el súper-portal, en el cual se veía el mismo paisaje pero al revés.
-Listo Gordon, ¿Ahora qué quieres que haga? –le preguntó Ken por el auricular
-Ahora mueve el otro portal dentro de la súper estructura, seguramente ha quedado un hueco entre las montañas que te permita fijarlo allí.
-Enseguida, pero te advierto, está comenzando a hacerse inestable
Se escuchó un ruido como el que se había escuchado al cerrarse uno de los portales. Se hizo un remolino de viento muy veloz, y una brisa empujo a todos un poco hacia atrás, hubo varias exclamaciones.
-Listo, pero tenga cuidado, no estoy seguro de en qué posición ha quedado
No se podía ver nada claro en el portal, solo muchos pedazos de hielo y algunos tubos y maquinaria destruida.
-Espérenme aquí, volveré con todos. Ah Joz… Judith está bien, la encontré –Joz quedó boquiabierto y su rostro recobró alegría
-¿Dónde? ¿Etá bien? ¿La han herido?
-No, tranquilo, se encuentra a salvo en una habitación aislada. Ahora vuelvo, espérenme, y no se les ocurra entrar, por favor.
Gordon saltó hacia el abismo

Sintió unas extrañas fuerzas que lo movían, su percepción de la gravedad se alteró. Entonces cayó
El portal estaba extrañamente ubicado en una pared plana de hielo pero al revés, Gordon se levantó entre los escombros de hielo y observó hacia su entorno.
Estaba todo destruido y era imposible saber qué dirección debía tomar, entonces pensó en algo. Recordó ese extraño sentido que poseía y supo en donde se encontraba Claire, que debía estar aun en el tanque de suspensión. Comenzó a escalar los enormes pedazos de hielo y a meterse a través de grietas y espacios entre ellos. Pero llegó a un callejón sin salida, todo estaba colapsado.
-Piensa, piensa –se dijo apoyando la cabeza sobre un bloque de hielo
-¡Gordon! Todo el sistema se está volviendo inestable, ¡No puedo mantenerlo más! –gritó Ken por el auricular
-Solo un se… -el elipse hizo un profundo sonido y se redujo al mismo tiempo que se esparcía en cientos de partículas de color celeste
El cierre del portal generó un temblor que hizo desestabilizarse todos los bloques de hielo. Todo comenzó a caer y a derrumbarse, Gordon comenzó a saltar hacia un lado y hacia otro, cada vez que pisaba, el suelo desaparecía, y al mismo tiempo caían pedazos enormes desde arriba. Se dio la vuelta y retomó el camino que estaba siguiendo. Se resbaló y cayó, pero pudo engancharse con su palanca y volvió a subir. Siguió corriendo con toda la caverna desplomándose a sus espaldas y cuando pudo ver el túnel se arrojó hacia él, dando una vuelta sobre si y quedando sentado. Detrás, todo se colapsó nuevamente, adelante, había vuelto a aquel túnel donde se veía la blanca bruma, donde se había despedido de Alyx. Jadeó un momento en el suelo y se incorporó
Siguió por su izquierda y comenzó a correr.


-Vamos vamos, escuchen ¿Qué haremos ahora? No podemos seguir esperando –dijo Elliot, observando a Alyx y expulsando largas expiraciones de vapor
-Esperaremos –dijo firmemente
-No tenemos idea de lo que ha pasado. Simplemente debemos atravesar esa compuerta…
-¡Oigan! Buba está recuperado desde hace un buen rato –les gritó Henry que estaba frente a un tanque
Alyx se acercó trotando y presionó algunos botones. El campo alrededor de Buba comenzó a desintegrarse. Isabel, que estaba observando, se trepó de la máquina y antes de que Buba cayera al suelo lo atrapó entre sus brazos, luego descendió y lo dejó suavemente en el suelo.
-Esperen a que termine de recobrar la conciencia, no traten de despertarlo del todo aun
-¿Cómo está Albert? –preguntó Isabel
-Recuperándose, ya está mejor, pero tardarán en sanar sus heridas –le dijo Adrian que estaba de brazos cruzados frente al tanque de Albert, aun con el torniquete, pero este ya no sangraba- Tím y Paul se recuperan rápidamente
Isabel le respondió con una sonrisa y asintiendo
-Ya hemos esperado demasiado… –dijo malhumorado Elliot dirigiéndose hacia los controles
Pero antes de llegar se oyeron unos súbitos pasos del otro lado, y la compuerta se abrió.
Alyx corrió instintivamente hacia ella y abrazó a Gordon, quien la recibió de igual manera. Elliot pensó que había quedado como un tonto
-¡Gordon!
-¡Alyx! –hizo una pausa, y mirando alrededor- ¿Están todos bien? –Alyx había notado que Gordon tenía el rostro lastimado y demacrado-
-¿Qué ocurrió Gordon?... ¿Qué… ocurrió? –y su voz se hizo un susurro
-He acabado con Glados, y con su ejército. Y ahora debemos irnos de aquí
-¿Qué has qué? –preguntó asombrada
-Se los contaré después… hay que liberar a Judith. Adrian, ¿Aun tienen la P-L y el lanzallamas?
-Si Gordon, allí están –señaló una pared donde estaban todas las armas
-Te di el lanzallamas con un propósito, pensé que podríamos necesitarlo, y vaya que lo necesitamos, y también la P-L. ¿Cómo están todos? ¿Se han recuperado?
-Excepto Albert, todos pueden salir del éxtasis… ¿Qué es eso que cuelga de tu espalda Gordon?
-Es un, arma… más bien un dispositivo. Que genera… portales, sin embargo funciona en solo algunas superficies. Aquí –se lo descolgó y apuntando a una pared disparó, generando solo chispas celestes- no funciona
-¿De dónde… lo sacaste Gordon? –preguntó Isabel
-Luego les digo… ¿Claire?
-Sigue allí –Adrian señaló un tanque apartado, que tenía la compuerta rotatoria cerrada
-Debemos llevarla –se acercó y presionó los mandos, la compuerta se abrió, dejando ver la realidad que Gordon inconscientemente ya sabía, ella no estaba. Hubo un gesto de sorpresa por parte del grupo. Gordon se limitó a inclinar su cabeza al suelo
-Lo… lo vigilamos todo el tiempo Gordon, no hay manera…
-Tranquilo, ya lo suponía. La extraña sensación, ese sentido inexplicable, provenía de ti Adrian >>Ambos somos especiales, no sé de qué manera, pero ya no podemos negarlo, nos eligieron por un motivo en especial… –todos quedaron poniendo mucha atención a ambos
>>-¿Puedes decirme cómo saliste del éxtasis?
-Sí, es algo confuso… los diez años los pasé… bueno… casi me vuelvo loco. Luego de un tiempo comencé a alucinar, las alucinaciones parecían muy reales y con el tiempo comenzaron a empeorar, por lo que se podría decir que viví una vida irreal ahí dentro. Lo peor es que jamás tuve hambre, ni sed, mi cuerpo conservó su forma, mi barba y bigotes jamás crecieron. Comenzaba no sé, a dejar de sentirme… humano. Comencé a seguir la corriente de aquella utopía mental, que cada vez parecía más real. Llegué a convencerme de que en parte era algo real, y que no era yo solo quien lo imaginaba. Luego un día, en el lugar apareció un extraño ser… creo que tenía cuatro patas y cuatro brazos, y medía como dos metros, se veía muy borroso. Comenzó a hablarme en un lenguaje que no entendía… pero veía imágenes en mi cabeza… no exactamente imágenes, sino conceptos… los cuales podía entender. Es imposible explicar lo que sentía en ese momento, pero era una sensación intoxicante y nostálgica. Luego de eso mi vista se volvió borrosa. Cuando volví en sí, estaba en unos suburbios destruidos, y Claire estaba sentada frente a mí…
>>Esa primera visión, de ella con la ropa desgarbada, de los alrededores en ruinas, de la sensación de caos, del olor del ambiente, luego de tantos años viviendo cosas irreales… todo convergiendo al mismo tiempo… casi hicieron que pierda la cordura que tanto me había costado mantener durante esos tantos años…
>>Claire se presentó, pero no se tomó la molestia de explicarme qué demonios estaba ocurriendo ni en donde me encontraba, ni cuándo.
>>Tan sólo me dijo que tan pronto como pudiera caminar, debíamos salir de aquel lugar lo más rápido posible, que una batalla estaba en curso y estábamos en medio de ella.
>>Lo primero que noté de aquel lugar era un edificio elevándose más alto que cualquiera…
-La ciudadela…
-Sí, una ciudadela…
-¿Entonces? Despertaste en ciudad diecisiete ¿Verdad? –Preguntó Alyx
-No. Era ciudad catorce, y por lo que me contó Claire luego, se había levantado otra revuelta, por parte de los rebeldes, que sería inevitablemente aplastada, como tantas otras. Ya era la tercera vez que trataban de llegar a la ciudadela, la población de aquella ciudad estaba siendo diezmada con terror, según me dijo ella, por la fría decisión de un hombre: Wallace Breen, el presidente de la Tierra y gobernante de aquella ciudad…
>>Permanecimos entre los rebeldes durante años, luchando, de a poco sentía que controlaba cada vez menos mi voluntad, pero no podía hacer nada.
>>Los Vortigaunts profetizaron el regreso de un tal Gordon Freeman. Eso fue una especie de señal. Se realizó un levantamiento de todos los rebeldes en la ciudad. Yo no lo entendía, y Claire comenzó a introducirme rencor hacia ti, diciéndome muchas cosas, entre ellas, que pertenecías al equipo científico de Black Mesa, y que eras el responsable de todo este desastre –hizo una pausa
>>La batalla rebelde fue desastrosa. Los rebeldes fueron superados en número pero lucharon hasta el final, igual las fuerzas de la Alianza. En cuanto a Claire y a mí… ella dijo que teníamos otros planes, por lo que dejamos ciudad catorce mientras se producía el levantamiento y durante algunos meses escapamos, llegamos al campo y allí nos resguardamos durante un tiempo, aunque debo admitir que el lugar no es mucho mejor que las ciudades, está infestado de criaturas sin ningún control allí fuera.
>>Pudimos vivir durante un tiempo, pero la Alianza nos encontró finalmente, y tuvimos que seguir escapando…
>>Claire encontró un avión, un gran avión, que había sido modificado con tecnología de la Alianza. Lo robamos y emprendimos el vuelo hacia aquí. Aquí conocí a todos y nos instalamos…
-¡El avión! ¿Sigue estando aquí verdad? –Preguntó Elliot levantando la voz
-Sí, está en algún lugar cerca de la costa, hacia la dirección contraria de las montañas. Claire no quería que nadie se enterara de que lo habíamos traído, y nunca tuve la oportunidad de decirles.
-¿Pues qué estamos esperando? –dijo impaciente Henry, que había estado escuchando mientras descansaba, creo que Albert ya está totalmente recuperado, igual los demás
Gordon se acercó al contenedor y pudo ver en los controles que lo que decía el chico era cierto. Adrian ya estaba listo para bajarlo, Gordon desconectó el campo de éxtasis y Albert lentamente descendió, Adrián lo dejó en el suelo.
-Bueno, vamos a organizarnos ¡Vengan todos aquí! Adrian despierta a los demás


Ahora todos, Alyx, Isabel, Henry, Buba, Elliot, Tím, Albert, Adrian y Paul, estaban reunidos en el centro de la habitación, esperando el siguiente plan, por parte de Gordon
-Escuchen, me las ingenié de una manera muy complicada para llegar aquí, no sé si podamos salir de la misma manera. Pero, la habitación en la que Glados se encontraba es una caverna bajo una montaña no tan alta, ahora se ha colapsado, y se puede salir por ella. Sin embargo, los bloques de hielo bloquean todas las salidas, Adrian, ve con Albert y Paul, derrite los bloques con el lanzallamas, trata de usarlo de una forma eficiente, ya que no sabemos cuánto le queda
-Enseguida –contestó Adrian sin dudarlo, y fue a buscar el lanzallamas
-Buba, Tim, Isabel, vuelvan por donde vinimos y traten de encontrar más armas, las necesitaremos.
-Por supuesto Gordon –y se dirigió con Buba y Tim hacia la puerta trasera
-Alyx, Henry vengan conmigo, hay que liberar a Judith… ah ¡Isabel!
-¿Si Gordon?
-Trata de ver si de alguna manera pueden volver a la cámara de los basiliscos, Ossie aun se encuentra con los heridos…
-¡Tienes razón! ¡Me había olvidado!
-Toma el dispositivo, tal vez puedas usarlo, el gatillo izquierdo dispara un portal y el derecho dispara otro conectado a éste –ella lo miró sorprendida, y luego de comprender preguntó:
-¿Donde quiera que esté?
-Donde quiera que estés, si – y se lo dio, Isabel lo observó en sus manos y se alejó con los otros dos
-Si no hay forma, avísame por radio y vuelve, luego iremos todos a buscarlos
-¡Afirmativo!
Todos se dirigieron hacia donde Gordon les había señalado. Éste activó su intercomunicador y trató de hallar la frecuencia de Judith.
-¿Me escuchas Judith? ¿Judith, estás ahí?
-¡Gordon! ¿Qué ha pasado? Estoy a oscuras, ¿Qué demonios pasó ahí fuera? Glados ha perdido el control, pero ahora no puedo abrir la compuerta ya que no hay corriente aquí.
-Solo dime como llegaste allí, trataremos de encontrarte.
-Trataré de recordar…

Los tres fueron guiados por Judith, que les hizo pasar por ventilaciones y conductos escondidos, como era de suponer, no encontraron resistencia, ya que Glados había concentrado toda la defensa en la cámara del Borealis.

-Ya estamos aquí Judith ¿Un pasillo que se divide en tres habías dicho? Creo que es éste
-Tomen el camino por la izquierda, verán que hay otro conducto, este está sin su tapa.
Siguieron por el camino, todo estaba iluminado por la luz de Gordon. Caminaban por pasillos estrechos y bastante altos, todas las paredes eran de metal obviamente.
-¡Aquí está Gordon! ¡Ahh! –Henry se sobresalto y retrocedió unos pasos
-Es, un cadáver… está en descomposición
-Sí, él tenía los datos y la filmación del borealis, los cuales oculté en mi mensaje, pasen, estoy en la cámara al otro lado de ese conducto…
Los tres pasaron luego de que Gordon moviera al cadáver, dejándolo contra una pared.
Se levantaron en otro pasillo, hacia la derecha había una compuerta pequeña y cerrada…
-¿Aquí Judith? ¿A la derecha?
-Sí, ya puedo oírte
-Judith, apártate de la compuerta y toma cobertura, ustedes hagan lo mismo –dijo ahora a Alyx y a Henry
-Claro Gordon- Dijo Alyx, y ambos se apartaron
Gordon se descolgó una P-L que traía en la espalda, se apartó y dejó su palanca en el suelo, luego se subió el casco retráctil, Alyx y Henry le habían dado vuelta a la esquina de uno de los pasillos
-Listo Gordon, ya estoy- dijo Judith
Activó su arma y la colocó en potencia media, entonces… disparó…
Hubo un flash, y Gordon retrocedió un paso y volaron varios pedazos de metal, algunos lo alcanzaron sin hacerle daño, cayeron pedazos del techo y de las paredes, pero la compuerta apenas se había abollado…
-Demonios… tendré que usarla en potencia alta –Judith, voy a usar una potencia muy alta, espero que estés en una posición realmente segura
-Tranquilo Gordon, estoy a cubierto
-¡Alyx! Aléjense más
-¿Hacia dónde?
-Hacia donde sea
Gordon giró la perilla y retrocedió hasta la esquina, dejó el arma en el suelo y apuntando a la compuerta, entonces la activó
El arma tardó dos segundos en disparar, Gordon fue detrás de Alyx y Henry, detrás se escuchó una gran explosión. Mientras corría se pudo ver que detrás de ellos la ráfaga celeste y rojiza de ésta avanzaba, pero pronto, se detuvo y desapareció…

-¡Judith! ¿Estás bien?
-¡Cof cof! –tosió- si, la compuerta salió volando en pedazos… no veo nada
-Ahora vamos –Gordon se dirigió con Alyx y Henry y su linterna encendida
Volvieron hacia la cámara, donde un gran pedazo de la pared ya no estaba en ambos lados, el suelo estaba destruido, deformado y hundido casi un metro y medio, había fuego y el metal se retorcía en algunos lugares, al rojo vivo. Luego de recoger su palanca, Gordon saltó para ingresar a la habitación
-¡Gordon! –Judith salió de la penumbra, lo observó, y luego lo abrazó- ¡No sé como agradecerte! ¡Alyx! ¿Henry? –salieron de la habitación
-Hola Judith ¿Cómo… cómo se encuentra? –preguntó Henry alegrado
Judith abrazó a Alyx, quien respondió de igual manera, y a Henry, respondiéndole con un “se puede decir que bien”
-Bueno, volvamos a la sála de éxtasis, de seguro estas hambrienta y muy exhausta Judith
-No te preocupes, no estoy tan mal ¡Gordon, Alyx, hay tanto de que hablar!
-Sí, pero ahora mismo… volvamos, hay algo que debo decirte…

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------

El próximo capítulo ya lo tengo casi terminado, así que esta vez no tardaré tanto en postearlo, espero que hayan disfrutado "Mesias". El siguiente capítulo retoma nuevamente la acción (que quizá en éste no estuvo tan presente). Recuerden que cualquier duda que tengan se las contestaré sin problema (exceptuando lo que ya aclaré anteriormente)
Saludos wink.gif
Agux HL_Fan
Finalmente, les dejo aquí mi siguiente capítulo
Las razones por las cuales dejé el relato de lado por tanto tiempo fueron la falta de tiempo e inspiración, ademas de la cercanía de la E3, en la cual pensé ingenuamente que se presentaría EP3, por lo cual decidí dejar de lado al menos por un tiempo la teoría
Sin embargo, esperar tanto tiempo me ha hecho bien, la inspiración me ha vuelto, y ya que NO se ha presentado EP3 en la E3, puedo continuar con mi historia tranquilamente.
Este capítulo lo había dejado sin pulir y ahora finalmente lo he terminado de detallar, aunque aun conserva en su base un poco de el estilo "me falta un tanto de inspiración". Pero sinceramente quiero dejarlo atrás así de pulido como está (en realidad está bien, pero no perfecto) y comenzar los nuevos capítulos ahora desde 0 con la total inspiración...
Espero que lo disfruten smile.gif

CAPÍTULO 9: "El retorno"


-¡No! No es… po… posible. ¡No! No –El llanto de Judith era realmente conmovedor. Alyx se había alejado un poco y también lloraba, al lado de Gordon, pero lo ocultaba- ¿Por qué? El no lo mere… cía –se lamentaba Judith
Paul estaba a su lado, consolándola.
-Tranquila Judith, aun no está todo perdido, los Vortigaunts hablan de… de la...
-Transfamisación… significa que aun pueden salvar la conciencia y mente de Eli, que el consejero, con suerte, haya tomado por completo…
Judith alzó la cabeza y asintió, pero sus ojos aun dejaban correr un torrente de lágrimas.
Desde la otra punta de la habitación se escucharon pasos
-¡Gordon! ¡Aquí estamos! –era Isabel, detrás suyo venían Tim, Buba, el Vortigaunt, Harry y Reginald, quienes habían sido curados por éste, y Antonio. Todos venían cargando armas y arrastrando algunas cajas con cadenas y sogas. Harry, Reginald y Antonio intercambiaron saludos con todos, que no los veían hacía casi dos días
-¿Judith? –gritó Isabel con alegría. Judith se desprendió de la pared y esbozó una ligera sonrisa, Isabel trotó hacia ella, ambas se dieron un fuerte abrazo
-Pensábamos lo peor Judith, hasta que Gordon se comunicó contigo, no lo puedo creer, creí que no te volvería a ver, cuando Joz te vea… -Isabel también había comenzado a llorar ligeramente
-¿Joz está bien? –Ahora sus lágrimas parecían fluir de alegría, aunque aun mezcladas con las de tristeza…
-Sí, está en el bunker… lo siento por… ya sabes… -Judith asintió y se volvieron a abrazar fuertemente, luego saludó a los demás
-Gordon, Adrian ya debe haber terminado con los bloques de hielo
-Sí, y tengo un mal presentimiento. Adrian había dicho que el avión se encontraba en la dirección contraria a las montañas ¿Verdad?
-Sí, eso recuerdo
-Bueno, ahora que lo pienso, al toparme con Joz en el Bunker, él me dijo que algunos soldados y raptores se dirigían hacia allí ¿Y si han encontrado el avión y en vista de la amenaza de GLAdos se preparan para marcharse?
-¡Maldición! Eso nos quita la única alternativa para salir de aquí
-La más confiable en realidad, pero sí, deberíamos apresurarnos
-Todos repártanse las armas, desde ahora no podemos andar indefensos, Antonio, Reginald, Harry y yo cargaremos las cajas, Isabel, reparte las armas que trajeron, no se olviden de las P-Ls, nos vamos.

Nuevamente, el grupo emprendió la marcha. Al llegar a la caverna, se encontraron con un piso totalmente húmedo y Adrian del otro lado terminando de derretir algunos bloques, junto a Albert, quien lo ayudaba.
-¡Adrian! ¡Buen trabajo! –le dijo Gordon, Adrian contestó levantando su pulgar, estaba muy concentrado disparándole plasma caliente al hielo
-Vamos, estén alerta de por donde pisan, este suelo no es del todo estable, traten de no pisar los bordes, caminen por el medio, siguiendo las huellas –dijo Gordon mientras caminaba despacio por el sendero, arrastrando la caja de armas. Todos comenzaron a seguirlo
Mientras tanto, Gordon activó su auricular
-¿Ken? ¿Estás ahí? –no se oyó respuesta- ¿Ken? ¿Ken? –insistió Gordon, pero sin resultado- parece que por ahora solo contamos con el avión, debemos apresurarnos –dijo al grupo y desactivó su auricular
-Ya terminé aquí –contestó Adrian, luego dio un largo suspiro- ya pueden subir, pero pisen con sumo cuidado
Adrian había formado una especie de escalera irregular, por la cual se podía subir hasta un hueco enorme que dejaba entrar la luz de la superficie.
-Este lanzallamas es genial, creo que le queda medio tanque o menos.
Gordon comenzó a subir arrastrando la caja, los escalones eran bastante altos y era incómodo subirlos, pero era mejor que tener que escalar, todos lo siguieron y comenzaron la ascensión, ayudándose entre sí para subir las cajas. Adrian estaba arriba esperando, y a medida que subía cada uno los fue ayudando, hasta que pasaron todos y la caverna quedó desolada…

Bajaron la montaña, no fue un descenso perfecto, pero nadie cayó. Comenzaron a caminar en dirección al bunker nuevamente…

-¡Abran la compuerta! –gritó Paul, y nuevamente, del otro lado se oyó “Contraseña”
-No creo que la contraseña haga falta en esta situación –gritó Judith
-¿Judith? Dio mío ¿Ere tú? –era Joz. La compuerta se abrió inmediatamente
Muchos rebeldes salieron afuera asombrados de ver rostros que pensaron no verían nunca más, y se saludaron, pronto el ruido de conversaciones inundo el lugar.
-¡Judith! –entre los rebeldes salió Joz, y fue directo a ella, abrazándola
Desde adentro, una mujer miraba con ojos amenazadores lo que veía afuera, Lucía, que ya sentía rencor contra Judith desde hacía tiempo.
-¡Joz!
-¡Buba! ¡Te creía… ! –y ambos se abrazaron también-
-¡Ni mucho menos! ¡Estoy genial! –de no ser por Gordon… no sé cuál hubiera sido mi destino

Las conversaciones continuaron, con preguntas, rumores, la muerte de Eli… con lo cual todos se reunieron a escuchar como había sucedido con mucha atención, mientras otros grupos conversaban alrededor de la entrada del bunker

-Bueno Adrian, es hora, debemos ir hacia donde se encuentra tu avión. La Alianza lo ha encontrado, si esperamos más, se irán con él y nos quedaremos varados aquí
-Tienes razón, demonios, creí que estaba bien escondido en donde lo dejamos…
-Bueno, dile a Joz, a Paul e Isabel que comiencen la evacuación, ayúdales también, infórmales de la situación, que se preparen todos, aunque antes de irnos, deberemos acabar con la Alianza…
-Por supuesto…
-Gordon Freeman, Adrian Shepard –les interrumpió Ossie- se de sus planes, y lo importantes que son, pero antes de partir, vengan, coman algo
-No hay…
-No podrán enfrentar a la Alianza sin haberse alimentado bien antes, vengan, he preparado algo, llamen a sus amigos –el Vortigaunt tenía una extraña pero eficaz forma de convencer, además, era cierto, ambos tenían mucha hambre…

Luego de comer un poco de estofado y algunos alimentos extraños, Gordon organizó e informó a todos lo que iban a hacer, con la ayuda de Adrian, Joz, Isabel, y algunos otros, formaron una estrategia hipotética, separaron armas y contaron al grupo. Todos se prepararon, en total habían contado que el grupo era de setenta y dos personas, entre ellos cuarenta y cuatro eran mujeres, niños y algunos ancianos. Treinta y uno iban hacia el avión, entre ellos cinco mujeres y el Vortigaunt, los que ya conformaban el grupo inicial: Gordon, Adrian, Tim, Henry, Albert, Joz, Paul, Harry, Buba, Elliot, y quince más

El grupo llevaba AR2, P-Ls, algunas SMG, granadas, escopetas y otras armas pequeñas
Adrian guió a todos hacia el lugar donde se encontraba escondido el avión, cuando estuvieron más cerca, el grupo se dividió en dos, y Gordon se separó de ambos. Asi, avanzaron del lado izquierdo y derecho dos grupo de quince rodeando el hipotético campo de batalla, y Gordon al medio, dirigiéndose directo a él.
Gordon comenzó a avanzar ocultándose entre elevaciones y depresiones en la nieve, llevaba consigo una P-L en la espalda, una escopeta, una AR2, una Magnum y su palanca, además de munición y algunas granadas. Como siempre, era un arsenal andante.
Comenzó a ver algunas construcciones, vacías, y puestos de avanzada, también vacíos… pero a lo lejos, ya cerca de la costa, Gordon divisó movimiento. Según Adrían, el avión estaba ocultado en una pequeña cueva formada naturalmente, cuya entrada daba a la costa. A su vez, encima de la cueva, el suelo se encontraba en una depresión flanqueada por dos elevaciones irregulares y paralelas, por donde ambos grupos avanzaban sin llamar la atención.
Gordon se cubrió con su casco retráctil y observó con su ampliación de espectro que habían bastantes soldados; alrededor de veinte raptores; dos zancudos, y algunas criaturas extrañas que se parecían a cangrejos, tenían cuatro patas y dejaban ver en su lado anterior circuitos y maquinaria. De estos había cinco o seis. Pero nada de consejeros, ¡Bien! estaban de suerte, y Gordon sentía ganas de agradecerle a Glados. Ella los había atrapado y con sus nanobots, los había modificado, haciéndolos más torpes y obedientes. Y ahora estaban flotando en algún lugar del espacio, sin voluntad ni mente…
Aun no lo habían detectado, debían estar muy ocupados equipando el avión, entonces… Gordon no creía lo que veía, uno de los soldados, que tenía un uniforme distinto al de los demás ¡Llevaba su gravitatoria! Y no solo eso, la gravitatoria poseía un color celeste. ¡La habían modificado como había sucedido en la ciudadela. Ahora la estaba usando para mover algunos materiales pesados, parecía mucho mas potenciada… esto era una grave desventaja, pero aun, tenían la ventaja de la sorpresa…
Gordon se acercó aun mas, escondiéndose detrás de un habitáculo en la nieve. Activó su P-L en la máxima potencia y apuntó a una torre alta que estaba justo en medio. Entonces arrojó una granada al medio del campamento y se volvió a recoger su arma.
La granada explotó dañando una de las construcciones, el infierno se desató… a los segundos una alarma sonó y raptores, soldados y ambos zancudos, comenzaron a avanzar al mismo tiempo directo hacia Gordon. Cuando estos estuvieron cerca de la torre, Gordon activó su P-L.

Un gran flash y la torre explotó, se retorció sobre sí misma y cayó sobre muchos soldados, mientras otros salían volando por la onda expansiva. Gordon nuevamente salió despedido hacia atrás. Esa había sido la señal…
Una lluvía de disparos, lasers, esferas de energía y granadas comenzó a caer sobre el grupo que se acercaba a Gordon, era increíble. Éste, mientras tanto comenzó a arrojar granadas y disparó dos esferas con su AR2, desintegrando a un raptor y algunos soldados. Los soldados no podían acertar a los rebeldes que los habían emboscado, pues estaban en una posición ventajosa, sin embargo, los zancudos comenzaron a disparar y pronto, a utilizar su rayo concentrado de energía.
Gordon gritó un “¡CUIDADO!” pero era tarde, un laser celeste impactó explosivamente contra el hielo, dejando un gran hueco y mandando a volar a algunos de los que se encontraban allí, Gordon no había visto quienes eran, y pronto el otro zancudo lo imitó, derrumbando otra parte de la elevación, varios de los rebeldes cayeron a la depresión y comenzaron a luchar frente a frente, Gordon corrió hacia ellos mientras eliminaba soldados. Algunos de ellos fueron alcanzados por las AR2 de los soldados, cayendo al suelo gravemente heridos. Gordon desintegró a otro raptor y a más soldados, pero estos parecían salir de un hormiguero.
Ya casi nadie disparaba desde arriba, todos estaban luchando en el medio, pronto se acercaron aquellas bestias desconocidas y comenzaron a trotar
-¡Cuidado con esos cangrejos! – gritó Adrian
Algunos los esquivaron, otros fueron embestidos brutalmente. Judith y Joz estaban heridos de gravedad, pero aun podían mantenerse en pie, ambos luchando codo a codo.
Se sucedieron varias explosiones, Gordon salió volando, y vio salir despedidos a otros rebeldes, entre ellos Elliot, que yacía ya sin vida en el suelo. Sintió un dolor en su abdomen, que hasta ahora no había sentido jamás, parecía que el traje de protección finalmente comenzaba a ceder.
-¡Maldicion! –se incorporó y comenzó a disparar sus armas con rabia, aniquilando todo lo que tenía enfrente, recargando y gritando, al igual que Adrian e Isabel, mientras todos batallaban contra cientos de soldados…
Ya habían destruido a un Zancudo, al otro le habían arrancado una extremidad y estaba en el suelo disparando, así logró matar a otro rebelde. Gordon lo vio y lo destruyó con una esfera de energía de su AR2, entonces activo la P-L y desintegro a dos raptores que se dirigían allí.
Alyx estaba a cubierto y junto con otros disparaba y se escondía.
Gordon observó a su alrededor mareado, muchos habían muerto nuevamente.
Una expresión de espanto se materializó en los rostros de los rebeldes… todos se quedaron boquiabiertos. Gordon hizo un grave gesto de dolor y soltó sus armas, cuando bajó su vista, vio que unas garras metalicas salían de su estómago, atravesando el traje de protección. Comenzó a brotar sangre, Gordon entrecerró sus ojos…
-¡No! –gritó Alyx, corriendo hacia él
Ossie embistió al raptor, y una vez en el suelo vociferó, y juntando toda su energía lo golpeó y destruyo en decenas de pedazos, quedando un poco débil.
Alyx atrapo a Gordon, que cayó en sus brazos No ¡No! –gritaba llorando, Adrian se acercó y junto a Alyx lo llevó a cubierto, fuera de la línea de fuego, donde ya casi no quedaban enemigos…
Gordon comenzó a ver borroso, mientras seguía escuchando disparos, explosiones y gritos. Pronto vio la silueta borrosa de Ossie, que pasaba sus manos por su estómago, pero luego de un momento movió negativamente su cabeza, Alyx lloraba a un lado. Adrían agarró al Vortigaunt de los hombros furioso y lo sacudió, luego lo agarró a Gordon de los hombros, diciendo unas palabras, pero ya no escuchaba nada. Nuevamente… todo oscureció

En la oscuridad, una voz muy conocida comenzó a hablar:
-No me ha quedado más remedio… no me ha quedado más remedio señor Freeman… mis esfuerzos por mantenerlo vivo ahora, no han dado fruto para mis intereses. Usted se ha alejado tanto de completar su misión ahora como de la oportunidad de vivir, ya no sé si lo necesitaremos vivo. Se ha convertido en una molestia y una amenaza para nuestros planes, y eso es mucho decir… mis superiores no están contentos con los acontecimientos que se han dado. Están pensando en hacer un cambio de… bueno, no estoy autorizado a decirle. En cuanto a lo que pasará ahora…
Se interrumpió, como si algo lo hubiera sorprendido
-Esto no es posible… ¿Tú?
-¡Gordon! ¡No te des por vencido! ¡Resiste! –era Adrian, hablando desde algún lugar
-Ya me había deshecho de ti ¿Por qué estás aquí? Ambos morirán
-No… no lo harán –era la voz de una mujer, era… ¡Claire!
-Gordon resiste –gritó nuevamente Adrian
Gordon se retorció y sintió una fuerza increíble en su cuerpo, se liberó de las cadenas invisibles en aquella oscuridad, entonces todo cobró claridad nuevamente…
-¡Gordon Freeman! –le dijo el Vortigaunt, que aun seguía a su lado con la mano en su pecho, éste tenía una fina aura púrpura rodeándolo y estaba agarrado de la mano con Adrian quien también la poseía, alrededor todo brillaba con un color platino. Las auras se desvanecieron, Adrian cayó inconsciente, el Vortigaunt jadeó y cayó de rodillas, Gordon perdió nuevamente el conocimiento…

Cuando volvió a la realidad, lo habían cambiado de posición, el Vortigaunt estaba atendiendo a un rebelde, y Adrián se encontraba en frente inconsciente, Alyx estaba a su lado. Ya no se escuchaba ningún ruido de batalla.
-¿Qué… que pasó?
Ossie volteó, se acercó y lentamente habló-La… la vortescencia… de alguna manera… está presente en ustedes dos ¡Son humanos con capacidades únicas! Gordon Freeman, sus cerebros, en algunos sentidos, están mucho más desarrollados que los de cualquier humano en la Tierra, pueden llegar a hacer cosas increibles… mire… ¡Mire su estómago Freeman!
-Gordon observó los agujeros que poseía en su traje de protección, bajo estos, no habían heridas.
-¡Me has curado!
-No… se ha curado solo, con ayuda de Adrian Shepard, éste solo sirvió de conexión entre ambos
-¿Adrian?
-Está inconsciente, pero vivirá, hemos juntado municiones y armas, algunos ya han ido al lugar en donde el avión se encontraba, éste se encuentra preparado para el viaje.
-Solo falta quitarle alguna cosa que la Alianza puso en él y… estará listo –continuó Joz, que estaba gravemente herido también…
-He hecho lo mejor que he podido con los heridos, pero, por desgracia, muchos han muerto –se lamentó el Vortigaunt, juntando sus garras y observando levemente el suelo
-Hay que avisar a todos, ¡Debemos irnos ya!
-Gordon, pero… -dijo Alyx desesperada, que tenía un muy mal aspecto, con la ropa desgarbada y algunas heridas en el rostro y el cuerpo
Gordon intentó incorporarse, y le costó bastante, le dolía todo el cuerpo, sentía que estaba quebrado. Dios unos pasos rengueando, con su traje medio desgarbado y lleno de sangre…
-¿Han contado cuantos quedamos? ¿Quiénes están heridos? –preguntó cerrando sus ojos
-Si –respondió Paul- doce… fallecieron, y ocho… están heridos. Entre ellos Judith… Jessica, Mary, Joz, Robert y John. Las heridas de John son muy graves, no creo que sobreviva.
-Ossie, ¿No puedes hacer lo mismo que me hiciste?
-Ya lo dije, no fui yo quien lo hizo, fue usted y Adrian, pero ahora usted está débil, podría morir si lo intentase sin él…
Gordon suspiró, sintiendo una fuerte y fría brisa de aire en su rostro…
-Muy bien, lleven a Adrian y a los heridos al avión, volveré con los demás –Alyx caminó con él ayudándolo, Gordon la abrazó fuertemente, los que quedaban no se retrasaron un segundo…

El campo era un desastre. Quedaba claro que una batalla había ocurrido con mucha furia. Los niños caminaban asustados, alguno que otro gritaba cuando veía algo incendiado o sangre en el suelo, entonces un mayor lo cogía en brazos tranquilizándolo y se lo ocultaba de la vista. Todos contaban con abrigos, excepto aquellos que soportaban el frío. No podían creer que al fin saldrían de aquel lugar, luego de esos años…
La gente apenas conversaba, sorprendida por el caos de aquel lugar. Al llegar, muchos lloraron a los fallecidos, Gordon pudo escuchar a algunos gritando nombres. Y cada vez que escuchaba un nombre, sentía nuevamente como la culpa recaía sobre él…
Finalmente, comenzaron a descender alrededor de la cueva, y llegaron a su entrada, donde se encontraba el avión
-¡Gordon! Ya hice los cálculos –era Albert, que estaba arreglando unas cosas en la maquinaria inferior del avión- creo que en total quedamos cincuenta y tres, el avión está preparado para más de sesenta personas, no creo que haya problema. ¡Deja eso allí, no lo necesitamos! –le dijo a uno que movía unas cajas pesadas
-Genial, que comiencen a abordar –el grupo detrás de Gordon comenzó a subir por una rampa grisácea, construida por la Alianza
-Gordon se sentó sobre un pedruzco que había en el suelo, bajando sus hombros y observando el suelo…
-Gordon, creo que Judith y yo podremos pilotarlo, ella está familiarizada con tecnología de la Alianza y yo podría serle de mucha ayuda, ya que conozco muchas cosas en temática de aviones
-Perfecto –dijo, y se paró con dificultad- ¿Ya han subido todo al avión?
-Están terminando de poner el equipaje, pero si, está todo listo, lo único que no podemos quitar son las trabas que están debajo del avión, son demasiado pesadas, pero creo que tenemos la solución para eso… ¡Henry!
Henry salió desde atrás del avión, donde habían aun algunos terminando de arreglar algunas cosas, caminaba pesadamente, con algo en sus brazos que parecía pesarle bastante. ¡Era la gravitatoria!
-Toma Gordon, uff, como pesa esto
Gordon tomó la gravitatoria como si nada, Henry quedó estupefacto ante su fuerza
-Gracias… -y caminó hacia el tren de aterrizaje del avión. Activó el campo gravitatorio, y el tope comenzó a desengancharse del hielo, hasta que cedió y se arrancó, Gordon retrocedió unos pasos. El tope media como cinco metros por cinco, y era totalmente metálico. Entonces lo apuntó hacia el agua y lo arrojó. Éste salió despedido brutalmente y cayó al agua. Alyx sonrió

Todos abordaron el avión, adentro, algunas butacas que la Alianza había retirado fueron puestas nuevamente en su lugar, y todos pudieron sentarse sin excepción.
En la cabina se encontraban Alyx, Judith, Gordon y Adrian, ésta había sido modificada y era un poco más espaciosa que de costumbre
-Bueno, si tenemos suerte, al avión no debería agotársele la energía. La primera vez que viajamos, la velocidad era increíble, si ahora lo han modificado… ¡Ha! –comentó Adrian
-Está bien, estos controles son estándar… a ver –Alyx comenzó a activar interruptores, mientras Judith deducía los cambios que la Alianza había realizado y desbloqueaba algunos mandos, y Gordon chequeaba si todo en cuanto a circuitos estaba sano.
-Creo que ya está –dijo Alyx- a ver si esto funciona, se puso unos auriculares presionó un botón y habló:
En el avión, la voz de Alyx resonó por doquier:
-Atención, enseguida despegaremos, permanezcan sentados y asegúrense de tener todos los cinturones puestos, el despegue tal vez sea algo duro.

-Listo –dijo ahora, una vez apagó el altoparlante- Bueno, prepársense, uff –puso su mano sobre una palanca y la comenzó a mover. El avión tembló, ya se movían lentamente hacia adelante-¿Qué? Este botón no debería estar aquí –dijo Alyx confundida-
-¡Alyx! No hay suficiente pista para…
-Tranquila Judith –dijo Adrian- Alyx, ¿Ves ese botón? ¿El que está bajo la palanca? –seguian avanzando, ya se acercaban al borde
-¿SI? –preguntó apenas girando sus ojos
-Cuando lleguemos al borde, presiónalo
El avión se aproximaba al borde, si fallaban, todos caerían al agua helada.
-¡Ahora Alyx!
Se escuchó una explosión sorda en la parte trasera, todos sintieron inercia como nunca, Alyx apenas levantó la palanca de altitud, tenía sus ojos cerrados y había escuchado los gritos provenientes de atrás, más el de Judith
Todo se sentía en vibración y los motores ronroneaban suavemente, Alyx volvió a abrir sus ojos, ya estaban en el aire, y ¡Se movían muy rápido!
Todos gritaron de felicidad por el buen despegue, Alyx avisó por el altoparlante que el despegue había sido un éxito y que llegarían pronto a destino
-Bueno Alyx, ahora trata de introducir las coordenadas de Asia, y hacia al oeste, allí debemos ir
Alyx titubeó un instante, observó una antigüa brújula y luego se decidió-Si Gordon, lo haré

Finalmente volvían, luego de varias horas de navegación, comenzaron a ver islas cada vez más grandes, y lo que sería la costa de… Rusia, para Gordon, ya que a estas alturas muy pocos se acordarían del nombre de aquel país.

-No lo puedo creer Gordon, ¡Llegamos!
-Avísa a todos
-¡Aviso! ¡Hemos llegado a tierra! ¡Hemos llegado a tierra! Dentro de poco descenderemos
-Felicidades Alyx, eres un muy buen piloto –admitió Judith
-Alyx, me alegro de que estés aquí, sin ti no creo que hubiéramos podido llegar tan lejos –continuó Adrian
Alyx abrazo a los tres
-Antes de festejar esperen que aterrice esta cosa, me he dado cuenta de cómo reducirle la velocidad, creo que puedo aterrizarlo sin necesidad de una pista.

Por media hora calcularon la ubicación de White forest reduciendo la velocidad, hasta que lograron encontrar las ruinas de ciudad 17…

-Acabamos de pasarnos las antenas Alyx, trata de ver si puedes comunicarte con Eli
Alyx encendió el micrófono y comenzó a transmitir
-Hola, ¿Hola? Habla Alyx… ¿Me recibes Isaac? ¡Alyx a White Forest! ¡Hemos regresado!- se escuchó estática hasta que del otro lado se oyeron unas carcajadas de felicidad, era la voz de Isaac y de Magnusson.
-¡Alyx! ¡Alyx! ¡Lo sabía! ¡Te lo dije Arne! ¡Te lo dije! ¡Bienvenidos!- contestó con suma felicidad Isaac -¡Bienvenidos!- y siguió riendo
-¡Bienvenidos! –dijo también Magnusson- ¡Bienvenidos de vuelta!

Alyx buscó una zona cercana a White Forest para aterrizar, finalmente encontró un claro que carecía de algunos árboles. El aterrizaje fue brusco, pero al poder hacerlo verticalmente no sufrieron ningun accidente grave, aunque el avión se dañó bastante con los pocos árboles y rocas de alrededor
-Bueno, ha sido un aterrizaje bastante satisfactorio –dijo Judith
-¿Qué? ¡Ha sido genial! –Refutó Adrian
-Estoy de acuerdo –apoyó Gordon
-Terminaré de desconectar todo, vayan con la gente y ayúdenles a descender, me imagino que la rampa de descenso de emergencia aun está ¿Verdad?
-Hay algo mejor –respondió Adrian- Vamos, Gordon, Judith…

Adrian encendió un arfefacto perteneciente a la Alianza, este generó un tubo de luz vertical de un metro de diámetro fuera de la compuerta del avión, que bajaba hasta el suelo, se introdujo en ésta y lentamente comenzó a descender. Todos quedaron impresionados, y de uno en uno o a veces de a dos comenzaron a descender del avión… bajando las cajas por medio de cadenas a un costado
Gordon esperó a Alyx, y ambos descendieron juntos. A la mitad de trayecto hacia el suelo, éste pudo observar que todo cambiaba repentinamente a un color grisáceo. El efecto duró solo segundos. Alyx se incomodó, ella también lo había sentido
-¿Serán aquellos entes?
-No lo sé… espero que no


----------------------------------------------------------------------------------------------

El próximo capítulo contiene algo que ya había anunciado al principio de la teoría. Ténganme paciencia, desde ahora espero escribir aun con mas calidad biggrin.gif
Un saludo y espero que hayan disfrutado de éste capítulo wink.gif
fordon_frochman
CITA( Agux HL_Fan @ 25 November 2011, 11:49) *
Ahora respondo a tus preguntas:

1º Lo de que Glados esté en el Borealis se puede facilmente entender viendo el final del portal 1, en el cual se ven en cientos de estantes lo que parecen ser copias del disco duro de Glados, los cuales pudieron haber sido almacenados en parte en la bodega del borelis para conservar "Backups" de ella. Ahora, cómo fue que Glados se reconstruyó, se explica en una sola palabra en el siguiente capítulo, que no diré ahora, y que puedes deducir si has pasado portal 2 y prestado atención a todos los dialogos

2º No le quité todo el poder a la alianza, Glados lo hizo! rolleyes.gif Los soldados, sinths y combinados (bio-mecánicos e híbridos) tienen la particularidad de ser en parte máquinas y en parte seres vivientes, por lo cual algunos cambios en sus circuitos pueden ser suficientes para manipularlos (y quién mejor que Glados para esto). En los humanos no funcionaba, o funcionaba mal, por eso volvían totalmente locos, como explica Joz en "Tres bandos" luego de que Gordon despierta en Aurora.


gracias por responder , la primera respuesta la pense y podria ser muy posible , la segunda ,lamento me olvide de decirte la parte de la que hablaba angel.gif , era la del segundo capitulo por que en hl2 ep2 1 advisor mata a eli y nosotros quedamos inconsientes por mas de 7 años por eso tarda tanto el episodio 3 rolleyes.gif , y en ese capitulo gordon mata a mas de 14 wacko.gif , gracias , no quiero ofender tu forma de pensar , y lo lamento si lo ise grasias por leerlo (tarde tanto en responder por que me olvide la contraseña plis whistling.gif )
PD : espero el próximo capitulo, son geniales w00t.gif
Agux HL_Fan
CITA(fordon_frochman @ 20 June 2012, 22:12) *
CITA( Agux HL_Fan @ 25 November 2011, 11:49) *
Ahora respondo a tus preguntas:

1º Lo de que Glados esté en el Borealis se puede facilmente entender viendo el final del portal 1, en el cual se ven en cientos de estantes lo que parecen ser copias del disco duro de Glados, los cuales pudieron haber sido almacenados en parte en la bodega del borelis para conservar "Backups" de ella. Ahora, cómo fue que Glados se reconstruyó, se explica en una sola palabra en el siguiente capítulo, que no diré ahora, y que puedes deducir si has pasado portal 2 y prestado atención a todos los dialogos

2º No le quité todo el poder a la alianza, Glados lo hizo! rolleyes.gif Los soldados, sinths y combinados (bio-mecánicos e híbridos) tienen la particularidad de ser en parte máquinas y en parte seres vivientes, por lo cual algunos cambios en sus circuitos pueden ser suficientes para manipularlos (y quién mejor que Glados para esto). En los humanos no funcionaba, o funcionaba mal, por eso volvían totalmente locos, como explica Joz en "Tres bandos" luego de que Gordon despierta en Aurora.


gracias por responder , la primera respuesta la pense y podria ser muy posible , la segunda ,lamento me olvide de decirte la parte de la que hablaba angel.gif , era la del segundo capitulo por que en hl2 ep2 1 advisor mata a eli y nosotros quedamos inconsientes por mas de 7 años por eso tarda tanto el episodio 3 rolleyes.gif , y en ese capitulo gordon mata a mas de 14 wacko.gif , gracias , no quiero ofender tu forma de pensar , y lo lamento si lo ise grasias por leerlo (tarde tanto en responder por que me olvide la contraseña plis whistling.gif )
PD : espero el próximo capitulo, son geniales w00t.gif


No ofendes para nada, jaja, y tienes razon, tal vez en la verdadera historia Gordon esta desmayado y todos esperamos que despierte, cuando a Valve se le ocurra despertarlo xD

¿Ya has leido el último capítulo? Hablo de "El retorno". Si tienes alguna duda o comentario dime, o tan solo dime que te pareció, aun falta bastante para el próximo capítulo así que entretanto, opiniones y comentarios son bienvenidos y me serían de gran ayuda (como siempre)
Un saludo smile.gif
Esta es una versión -reducida (lo-fi)- de nuestro contenido. Para ver la versión completa con mas información, formato e imágenes, por favor haz click aquí.
Invision Power Board © 2001-2014 Invision Power Services, Inc.